ELA denuncia que Bizkaibus ha suprimido 23 líneas y recortado el servicio

03.04.2020 | 11:49
Una unidad de Bizkaibus

ELA ha denunciado que las concesionarias de Bizkaibus han suprimido por completo las frecuencias de 23 líneas y recortado el servicio ordinario hasta el 30% del habitual, con lo que ha dejado a "barrios, pueblos y a cientos de trabajadores de servicios esenciales sin posibilidad de desplazarse" en transporte público.

En un comunicado, el sindicato ha recordado que desde que se decretarse el estado de alarma, el servicio de Bizkaibus ya "se prestaba en menos de un 50% del servicio ordinario, pero que, ahora, tras la supresión de esas 23 líneas con origen y destino Bilbao, el servicio pasa ahora a menos del 30%.

A juicio de ELA, las concesionarias de Bizkaibus han implementado un recorte de líneas y autobuses, que entiende "avalado por la Diputación Foral de Bizkaia, lo que va a sumir a miles de trabajadores esenciales en la más profunda indefensión y les dificulta la realización de su actividad, en muchos casos indispensable, apartando del servicio a barrios e incluso municipios".

LAS LÍNEAS SUPRIMIDAS

Las líneas suprimidas completamente son, entre otras, las que parten de Gordexola, Gernika, Okondo, Portugalete, Barakaldo, Buenavista, Muskiz con destino Bilbao y las que, con origen Bilbao, unen la capital vizcaína con la UPV/EHU, Derio y Larrabetzu, Munguia, Plentzia y Gorliz, Basauri, Durango, Zeanuri, Eibar o Galdakao, ha advertido.

El sindicato ha recordado que el pasado domingo 29 de marzo solicitó que "se diese servicio gratuito de transporte para todos los trabajadores considerados esenciales mientras dure el estado de alarma", pero, una semana después, prosigue su denuncia.

Según ha indicado, "la Diputación, ya no es que no tenga en consideración esta solicitud, y tampoco que se refuerce el transportes para colectivos significativos como el sanitario y que dispongan de mayores frecuencias", sino que, "además, con esta decisión imposibilita y obliga a muchos trabajadores a usar vehículos propios para acudir a sus puestos de trabajo, aislando a gran parte de la ciudadanía a la que retira la totalidad de las opciones de transporte".

Por todo ello, ELA ha exigido que "se depuren las responsabilidades de quien ha dado esta instrucción, y ha exigido a todos los grupos políticos que insten a la institución foral a "reestructurar el transporte público en esta situación, de una manera que no suponga más recortes, y que algunas líneas no dejen de prestar servicio total, aislando a barrios y municipios en los cuales también residen trabajadores que requieren de movilidad".

noticias de deia