Eskuinaldea-Uribe Kosta

Berango se pone en forma durante el confinamiento

El Ayuntamiento ofrece 'on line' el servicio de orientación deportiva con tres sesiones semanales

26.03.2020 | 00:20

Berango Mens sana in corpore sano (Una mente sana en un cuerpo sano). Mantener una rutina de ejercicio físico puede ayudar a sobrellevar mejor el confinamiento derivado de la crisis sanitaria actual. "Seguir activo" es el objetivo que Gorka Guerra, orientador deportivo de Berango, plantea a sus vecinos. Guerra ha sustituido los ejercicios físicos al aire libre y los paseos por la localidad que organizaba regularmente con los vecinos por sesiones a través de Internet que se pueden realizar desde casa. Y es que, aunque la actividad municipal se haya visto alterada, no es impedimento para tratar de mantener unos hábitos saludables. "No se sabe el tiempo que va a durar el confinamiento en casa y, si no se realizan una serie de pautas saludables, cuando todo vuelva a la normalidad va a ser mucho más complicado, sobre todo para las personas más mayores. Un mes en casa puede pasar factura", explica Guerra, quien subraya que mantener activo el cuerpo es importante también "a nivel psicológico para la mente".

Por este motivo, desde esta semana ofrece a través de los canales corporativos del Ayuntamiento de Berango en redes sociales, concretamente desde su página de Facebook, Berango Kultura, tres sesiones deportivas a la semana. "Serán los lunes, miércoles y viernes, a partir de las 10.30 horas", explica. No obstante, los vídeos permanecerán colgados en la red para poder consultarlos a cualquier hora.

Respecto a los ejercicios, están enfocados "especialmente a las personas más mayores". Cada sesión está diseñada para realizarla en un periodo de tiempo de "entre media y una hora. Depende de cada uno, hay personas que pueden realizar más series si lo necesitan", añade Guerra, que ha tenido que reinventarse a la hora de preparar las actividades. "Hay personas que quizás dispongan de unas mancuernas u otro tipo de material deportivo en casa, pero para las que no tienen, utilizo objetos cotidianos como envases de leche, botellas o paquetes de arroz o legumbres", expone. Unas circunstancias excepcionales que obligan a dejar volar la imaginación para mantener activo cuerpo y mente.