Hacienda foral de Bizkaia

11.000 contribuyentes vizcainos tienen 1.500 millones de euros en el extranjero

La tecnología y la especialización de los inspectores de la Hacienda foral son claves para destapar posibles fraudes

11.01.2020 | 06:28
José María Iruarrizaga e Iñaki Alonso dieron a conocer los criterios que guiarán el Plan de lucha contra el fraude fiscal durante el presente ejercicio

Bilbao - La Hacienda foral vizcaina intensificará este año su lucha contra el fraude fiscal. Tendrá a su disposición un mayor número de herramientas para poder contrastar la vida fiscal de contribuyentes (ya sean personas físicas o jurídicas) y de firmas multinacionales que tengan cualquier actividad en el Territorio Histórico. Para ello contará con más medios legales, más recursos tecnológicos, más cruces de datos con administraciones de otros países y una mayor especialización de las brigadas de inspectores en la prevención y detección de estas prácticas delictivas.

Un centenar de profesionales sobre los que descansa la tarea de perseguir a esas personas y empresas que, de forma voluntaria o no, hacen perder dinero a Bizkaia. Por ejemplo en 2018, último ejercicio del que se tienen datos oficiales, la Diputación destapó una bolsa de fraude de 488 millones de euros, la mayoría por el impago de IVA. Las cifras de 2019 se sabrán en un par de meses, aproximadamente, y volverán a poner sobre la mesa una realidad que las haciendas de medio mundo intentan atajar. De momento, este curso fiscal será especial. Al menos, así lo esperan desde el Departamento; y es que gracias a ese nuevo escenario de trabajo, el control y la intervención sobre el fraude serán más exigentes y eficaces.

Algo necesario teniendo en cuenta el papeleo que ya se les viene encima a las distintas unidades de inspección creadas en los últimos años para ofrecer una respuesta ágil y con garantías a esa ingeniería financiera que trata de enmascarar activos, aquí o en cualquier punto del planeta. De hecho, la información financiera obtenida por la Hacienda foral del masivo cruce de datos con otras administraciones extranjeras para detectar bienes y derechos de contribuyentes vizcainos en el extranjero es asombrosa, por su volumen y por su novedad. Dicho pronto y rápido: más de 11.000 vizcainos tienen cuentas corrientes en el extranjero por valor de 1.500 millones de euros depositados en medio centenar de países entre los que se cuentan Andorra, Bahamas, Jersey, Islas Caimán o Panamá.

"El hecho de tener cuentas en otros países no significa por sí mismo que exista fraude. Si las cuentas están declaradas, no hay problema", avanzó José María Iruarrizaga, diputado de Hacienda y Finanzas, durante la presentación de los nuevos criterios del Plan de lucha contra el fraude fiscal caracterizado por su alto componente tecnológico y con soluciones informáticas compartidas para enfrentarse a este tipo de delitos. Las actuaciones previstas -resumió- estarán centradas en la obtención de información precisa, la prevención y la regularización en todos aquellos casos que sean necesarios, y el obligado cobro de las deudas contraídas.

"En virtud de la directiva europea DAC-2 [Directiva de Cooperación Administrativa] para el intercambio de información fiscal entre administraciones tributarias, la Hacienda de Bizkaia conoció el pasado verano los primeros datos referidos a 2017 derivados de ese acuerdo", que reflejan ese extraordinario dato.

Y 250 inmuebles Esta información ha sido recabada en medio centenar de países, pero únicamente en Suiza el saldo acumulado por contribuyentes vizcainos es de 600 millones de euros, tal y como ilustró Iñaki Alonso, director general de Hacienda. En virtud a otros acuerdos fiscales internacionales, la Hacienda foral también ha podido saber que 400 contribuyentes vizcainos son titulares de cuentas en Estados Unidos, que más de 5.500 personas empadronadas en Bizkaia están cobrando pensiones en otros Estados de la UE, que 1.000 directivos obtienen rendimientos de trabajo en otros lugares de la UE y que 250 inmuebles en el extranjero están a nombre de vizcainos.

Para gestionar y analizar todos los documentos asociados a cada una de esas cuentas financieras están los equipos especializados en auditorías informáticas, en grandes contribuyentes y control tributario, en fiscalidad internacional, en impuestos especiales o el grupo operativo de investigación concursal que a lo largo de los últimos años han sido creados en el Departamento.

Además, se seguirán desarrollando soluciones informáticas específicas para enfocar, examinar y comparar grandes volúmenes de datos y seleccionar contribuyentes a los que se debe prestar "especial atención". "A través de estas soluciones informáticas se muestran las relaciones relevantes de estos contribuyentes con otras personas y entidades, y se evalúa el riesgo de un posible fraude", detalló Alonso. El director general de la Hacienda vizcaina, también subrayó que se intensificará el control sobre los grupos empresariales internacionalizados con el propósito de evitar posibles prácticas para tributar menos en Bizkaia. "Habrá un control sobre la correcta acreditación y consolidación de deducciones y otros incentivos fiscales", concretó.

Lucha contra el fraude

Grupos fiscales

239