la mayoría de los casos son crónicos y graves

Bizkaia asistió psicológicamente a 1.357 mujeres maltratadas y abusadas

La demanda de este servicio foral especializado no ha dejado de aumentar desde 2005

09.02.2020 | 03:28
Concentración contra la violencia machista realizada en Atxuri. Foto: Juan Lazkano

La demanda de este servicio foral especializado no ha dejado de aumentar desde 2005

Bilbao- El Servicio foral vizcaino de atención psicológica de intervención familiar en supuestos de maltrato y agresiones sexuales atendió el pasado año a 1.357 mujeres adultas y niñas, como víctimas de los dos tipos de violencia que aborda el programa. En total, el número de personas asistidas ascendió a 1.525 (siendo el 89% mujeres). La demanda de este servicio especializado no ha dejado de aumentar desde 2005, en paralelo al avance de la descentralización del Servicio y a su ampliación horaria.

Según datos de la institución foral, la mayoría de las personas atendidas en el Servicio reciben tratamiento para superar las consecuencias psicológicas derivadas de una situación de violencia dentro del ámbito familiar, en la mayoría de los casos, de carácter crónico y grave. Un total de 569 mujeres nuevas usuarias de este servicio foral sufría una situación de violencia ejercida por la pareja o expareja. Esto supone que 47 mujeres al mes inician una terapia en el programa como consecuencia de este tipo de violencia, un indicador que en 2006 se situaba en 23 casos mensuales.

La tasa por cada 10.000 mujeres en Bizkaia se sitúa en 9,6 víctimas de este tipo de violencia. Por grandes municipios, Durango presenta una tasa de 15,9 víctimas. No obstante, las mayores tasas las presentan tres mancomunidades en las que el Servicio se encuentra descentralizado: Arratia (18,4 casos por cada 10.000 mujeres), Lea-Artibai (22,1) y Enkarterri (14,7) son las entidades que más casos aportan al recurso por índice de población.

A lo largo de 2018 recibieron asistencia psicológica en el programa foral vizcaino por agresión sexual 89 mujeres. El valor más alto desde 2005, al que siguieron las 75 mujeres atendidas en 2016. Esta cifra supone 20 casos más que los asistidos en 2017, cuando se atendió a 69 mujeres. Del total de casos atendidos el pasado año por agresión sexual, 58 eran nuevos. En 2018 el programa atendió a un total de 97 menores víctimas de malos tratos y/o agresiones sexuales intra y extra familiares. Se registraron 62 casos nuevos (48 niñas y 14 niños).

En función del sexo y el tipo de violencia, la situación de maltrato en el ámbito doméstico está presente en el 38% de las niñas; el 46% han sufrido agresión/abuso sexual; y el 17% son casos de violencia de su propia pareja o expareja. En el caso de los niños, el 21% corresponde a violencia sexual y el resto a maltrato en el ámbito doméstico. Entre 2004 y 2018 se han abierto o reabierto 650 expedientes de nuevos tratamientos de menores víctimas de malos tratos y/o agresiones sexuales intra y extra familiares, la mayoría correspondiente a niñas (70%).

Denuncias de lesiones Por otro lado, un total de 7.410 mujeres han denunciado haber sufrido lesiones físicas por parte de sus parejas o exparejas en los primeros cuatro meses de 2019, según datos del Ministerio del Interior. Este jueves por la noche, una mujer de 32 años que residía en un centro de acogida para mujeres maltratadas, resultó herida grave en Granada tras ser apuñalada presuntamente por su expareja. En la actualidad, no existe para las mujeres que han sido heridas graves o leves por sus parejas o exparejas una estadística similar a la de las víctimas mortales por violencia de género que realiza la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y se actualiza cada vez que hay un nuevo caso.

Si bien, este organismo, dependiente del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, está valorando la posibilidad de elaborar algún tipo de estadística, aunque por el momento no se ha tomado ninguna decisión al respecto, según señalaron fuentes de Presidencia. Si bien, se estudian los criterios a seguir, por ejemplo, si pudiera ser el de hospitalizaciones, para que quede reflejado el número de mujeres heridas por violencia machista.

En todo caso, desde este organismo, señalan que el Ministerio del Interior recoge algunos datos, como los mencionados de mujeres que han sufrido lesiones, que se extraen a partir de las denuncias, y apuntan que habría que estudiar cómo abordar una estadística de este tipo sin duplicar cifras.

No se trata de un asunto nuevo, sino que otros ejecutivos también han valorado la necesidad de llevar a cabo una estadística sobre mujeres maltratadas heridas. En julio de 2013, durante el primer gobierno de Mariano Rajoy, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad anunció que barajaba la posibilidad de ampliar la información estadística sobre la violencia de género mediante la inclusión de nuevos parámetros que contabilizasen, entre otros, el número de mujeres que son ingresadas en un hospital como consecuencia de malos tratos.

Finalmente, la única referencia a este tema apareció recogida en la Estrategia Nacional 2013-2016, que se limita a mencionar la necesidad de mejorar la recogida de datos estadísticos sobre violencia de género procedentes del ámbito sanitario.

El exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, considera que no debería ser "excesivamente complejo" establecer un protocolo de coordinación con los hospitales para incluir en las estadísticas actualizadas a las mujeres maltratadas heridas, aunque reconoce que la dificultad está en coordinarse y realizar un seguimiento del caso para comprobar que se trata de violencia machista. - Europa Press