en la playa de Ereaga

[FOTOS] Una marea contra el plástico

Cientos de personas respaldan la  recogida de residuos convocada por Jon Kortajarena y Greenpeaceen la playa getxotarra de Ereaga

08.02.2020 | 20:36
Cientos de personas ayudan a Jon Kortajarena y Greenpeace a retirar plásticos en Ereaga

Cientos de personas respaldan la  recogida de residuos convocada por Jon Kortajarena y Greenpeace

Getxo - Maldito plástico que ahoga los mares y océanos, que supone el 85% de los residuos de las playas y que afecta a miles de especies marinas y a la salud de las personas. Un desastre medio ambiental de consecuencias devastadoras que Greenpeace quiso denunciar ayer con la celebración de una jornada de recogida antiplástico en la playa getxotarra de Ereaga que estuvo abanderada por el modelo Jon Kortajarena, quien convocó a sus más de dos millones de seguidores en redes sociales para recoger los residuos e identificar a las principales marcas que los producen.

Su tirón mediático supuso un auténtico espaldarazo a la causa y la jornada fue un "rotundo éxito", según destacaron los organizadores. "Esta enorme respuesta es una demostración de que a la gente le importa el medio ambiente y el problema del plástico" destacó Kortajarena, que lució una sudadera con un contundente lema: Because there is not planet B (porque no hay un planeta B).

Con su eterna sonrisa y su cercanía, el modelo bilbaino saludó a todos y cada uno de los asistentes, que aguardaron pacientemente una larga cola para sacarse una foto con él. "Eskerrik asko por venir", les saludó. Antes de eso, hubo tiempo para recoger kilos y kilos de plástico, vidrios y objetos de todo tipo arrastrados por el mar o abandonados por personas incívicas. "La iniciativa rondaba mi cabeza y pensé que podía ser importante juntarme con la gente que me sigue y hacer una labor social", explicó Kortajarena. Y qué mejor manera para dar un primer paso hacia un mundo más sostenible que en su tierra, de la que es embajador en el mundo. "Quería hacer en casa la primera, que fuese el punto de partida, pero luego es un movimiento que Greenpeace va a seguir extendiendo en diferentes playas las próximas semanas", indicó. Sobre esta línea, Kortajarena se mostró encantado con la gran respuesta de sus followers. "Estoy muy contento de ver cómo la gente joven no está dormida y se mueve por temas que también importan. Muchas veces no se nos tiene en cuenta y creo que esto es una forma de demostrar que tenemos voz y que esa voz tiene que ser escuchada".

Por su parte, la organización ecologista señaló que "reciclar no es suficiente" e hizo un llamamiento a acabar "con el usar y tirar". Así, subrayaron que "solo se recuperan el 25% de los envases plásticos, pasando el resto a contaminar el medio ambiente a través de vertederos o incineradoras". "No está frenando el problema y, por eso, es necesario que las empresas generen menos producción plástica y más alternativas, como los envases rellenables o los sistemas de retorno. Además, la responsable de la campaña de plástico en Greenpeace, Alba García, manifestó que "se le ha contado a la gente que el reciclaje es casi mágico, pero no es así. Hay muchos envases que ni siquiera se recuperan, como los yogures o las monodosis de menos de 10 cm, los que contienen PVC u otros materiales complejos, o incluso las pegatinas de los envases. De nada sirve echarlos a los contenedores si se sigue aumentando exponencialmente la producción".

Talleres Además de la recogida, la jornada tuvo un carácter lúdico y didáctico. Así, los más pequeños disfrutaron con los talleres instalados para la ocasión. Por ejemplo, uno de ellos, denominado "el supermercado ideal" comparó dos tipos de consumo. Por un lado, el supermercado ideal: un comercio a granel sin envases de plástico y, por otro, un comercio habitual. "En los supermercados encontramos cientos de envases superfluos que contribuyen a la cultura del usar y tirar y hacen que generemos miles de toneladas de residuos plásticos cada año", apuntaron. Una vez hecha la compra, llegó el turno de extraer conclusiones. "Se dan cuenta de que en el supermercado ideal consumen menos, llevan menos peso y solo adquieren lo que necesitan", explicó uno de los voluntarios de Greenpeace. Y, como conclusión final, que los supermercados cambien "su forma de vender los productos" y que la sociedad sea quien tenga la capacidad de "generar ese cambio".