Escuelas solidarias

Galardón a la diversidad

El colegio Luis Briñas Santutxu se hizo con el primer puesto del certamen Bilbao Norte-Sur. Escuelas Solidarias que el Ayuntamiento de Bilbao otorga desde hace ocho años para reconocer la labor de los centros

08.02.2020 | 17:16
Alumnos, familiares y profesores del centro educativo Luis Briñas Santutxu, tras recibir el galardón en el Ayuntamiento.

El colegio Luis Briñas Santutxu se hizo con el primer puesto del certamen Bilbao Norte-Sur

aLUMNOS, profesores y las familias que forman el núcleo educativo del colegio Luis Briñas Santutxu estuvieron ayer de celebración. Algunos de ellos se reunieron en el Salón Árabe del Ayuntamiento de Bilbao para recibir el galardón de la octava edición de Cooperación al Desarrollo: Bilbao Norte- Sur. Escuelas Solidarias, un certamen con el que el consistorio bilbaino reconoce la labor educativa que hacen los difrentes colegios de la villa en torno a la inclusión y la solidaridad.

"Este centro tiene la diversidad cultural como identidad educativa. Con este trabajo lo que nos mostráis es cómo se trata la diversidad cultural en una comunidad escolar, que hace una escuela más solidaria y enriquecedora", afirmó Itziar Urtasun, concejala de Igualdad, Cooperación y Convivencia del Ayuntamiento de Bilbao. La edil fue la encargada de entregar el premio a María José Pampín, directora del centro, y a Susana Aribayos, presidenta de la Ampa de Luis Briñas Santutxu.

Uno de los objetivos de estos galardones es reconocer de manera pública la iniciativa de los centros educativos que dedican parte de sus horas lectivas a la formación en valores, especialmente en el ámbito de la solidaridad, la interculturalidad y de la defensa de los Derechos Humanos, al igual que fomentar la cultura participativa junto al impulso de actividades que engloben estos valores.

El proyecto presentado por el centro Luis Briñas Santutxu, denominado Elkarbriñas, gure ametsetako eskola, muestra y valora la diversidad cultural de la comunidad escolar en todo su conjunto con la que construyen una escuela pública "más solidaria y enriquecedora". Y es que, según informó Urtasun, un 16,2% del alumnado del centro procede del extranjero, a los que hay que sumar un elevado número de estudiantes bilbainos que pertenecen a familias de orígenes diversos.

La concejala también reconoció y agradeció el trabajo de IES Botikazar BHI, que se presentó al concurso con el programa School to School, que tenía como objetivo sensibilizar y cooperar con acciones junto a la Fundación Vicente Ferrer. Itziar Urtasun animó al resto de centros bilbainos a que incluyan "el temario de la escuela de valores en su línea curricular" junto a "iniciativas que promuevan la solidaridad" para poder tratar de alcanzar la transformación social.

María José Pampín recogió el galardón con una gran sonrisa y admitió que "ha sido el trabajo de los últimos años". La directora de Luis Briñas Santutxu cree necesario que los alumnos "adquieran valores, que respeten y que aprendan lo que es la solidaridad para que estén sensibilizados e interioricen que todas las personas, independientemente de dónde vengamos, somos iguales". Y añadió: "Ellos son nuestro futuro y hay que inculcarles desde pequeños".

Oportunidad en los centros "Gracias por dar la oportunidad a los centros educativos de visibilizar todo el trabajo que realizamos en ellos para intentar paliar de algún modo la brecha social que existe". Así de clara se mostró la presidenta del Ampa, quien aseguró que llevan muchos años trabajando por la convivencia, la coeducación y la inclusión en muchos aspectos. "Para que todos los proyectos que se hacen se puedan desarrollar se necesita mucha ayuda. Ayuda que proporcionamos las madres y familias que voluntariamente ponemos nuestro granito de arena para que los proyectos sean una realidad", afirmó Aribayos.

Precisamente, uno de los aspectos que abarca el proyecto Elkarbriñas, gure ametsetako eskola son los juguetes para la solidaridad, que se donan en la época navideña para aquellas personas de mayor vulnerabilidad del centro. También realizan un taller de diversidad cultural con el fin de acercar a todo el alumnado las distintas culturas que conviven en el colegio.

El centro educativo recibirá una dotación económica que irá destinada a organizar el Día Comunitario de la escuela y para mejorar el plan de lectura, creando una pequeña biblioteca en cada aula y adquiriendo obras relacionadas con los Derechos Humanos, la inmigración o la transexualidad. "Vamos a invertir el dinero poder seguir trabajando en este aspecto y dar una buena educación a nuestros alumanos", concluyó Itxaso Gabiria, secretaria de Luis Briñas Santutxu. Un colegio de premio.

En Corto