El Bilbao Basket, tres semanas sin una red de protección

El Bilbao Basket reanudará la competición como colista para medirse a los tres equipos que le preceden en la tabla

12.02.2021 | 08:34
Rousselle tendrá que asumir su liderazgo en el equipo.

EL Bilbao Basket regresará a la competición dentro de dos semanas como colista de la Liga Endesa y a un triunfo de la salvación. El triunfo del Acunsa GBC ante el Estudiantes en un partido aplazado ha colocado en una situación aún más delicada a los hombres de negro, que reanudarán la competición, precisamente, ante el equipo donostiarra, el primero de una serie de tres partidos ante los tres equipos que le preceden en la clasificación con una victoria más. La plantilla, el cuerpo técnico, el club y todos los seguidores del Bilbao Basket han puesto sus esperanzas en que estas tres semanas de entrenamiento sirvan para que el equipo, ahora que todas las piezas están a disposición de Álex Mumbrú, alcance el vuelo necesario para sumar victorias en un tramo del calendario que no será definitivo, pero casi.

En esta campaña tan incierta en la que las victorias están muy caras porque los seis primeros están haciendo muy pocas concesiones y el factor cancha importa poco, los duelos directos van a ser trascendentales para la permanencia y jugar de forma consecutiva ante el GBC, el Real Betis y el Estudiantes, es hacerlo sin red de protección, son duelos vitales para todos por la escasa distancia entre todos. Por eso, los averages particulares van a ser muy importantes y los vizcainos, en la primera vuelta, cumplieron en esa misión al vencer a guipuzcoanos y sevillanos y perder solo por un punto ante los madrileños.

El último partido que ganó el Bilbao Basket fue ante los guipuzcoanos y desde entonces han llegado cinco derrotas consecutivas. En este sentido, el parón puede venir bien al equipo vizcaino para limpiar la mente y encarar el reto con mayor confianza. Al contrario, puede decirse también que para el Acunsa GBC la interrupción le llega en su mejor momento del curso. Los de Marcelo Nicola, justo tras caer en Miribilla en la última jugada, han ganado tres de los cuatro últimos partidos por un margen total de seis puntos. Los donostiarras, pese a perder a Jaime Echenique, que era su gran referente ofensivo, han aprendido a vivir en el alambre, la posición que todos les adjudicaban al inicio de la temporada, y eso les hace peligrosos.

Cambios y refuerzos


A los otros tres rivales metidos ahora mismo en esta pelea, no les ha ido mucho mejor que al Bilbao Basket desde que arrancó 2021. El Real Betis solo ha sumado un triunfo en sus últimos seis partidos y para reforzarse, ha recibido como cedido al joven croata Boris Tisma, del Real Madrid. El Estudiantes acumula seis derrotas consecutivas, aunque sus tres partidos aplazados aún por el covid-19 son sendos comodines que le pueden ayudar a sacar la cabeza del agua. Eso sí, queda por ver de qué manera les va a ayudar la llegada de JJ Barea, el veterano base portorriqueño, campeón NBA con Dallas en 2011, con el que aún no han ganado los colegiales. Y, por último, el Fuenlabrada, que tiene un poco más de tranquilidad con sus seis triunfos, suma una victoria en sus cinco últimos partidos tras hacer también numerosos cambios en su plantilla.