Renueva todo el cuerpo técnico del Bilbao Basket

Lolo Encinas y Javi Salgado seguirán una campaña más junto a Mumbrú, igual que el resto de auxiliares

30.07.2020 | 13:28
Salgado, Encinas y Mumbrú, en Miribilla.

El Bilbao Basket anunció algo que se daba por hecho desde el momento en que se produjo la renovación de Álex Mumbrú. Junto al técnico catalán, que firmó hasta 2022, seguirán todo su cuerpo técnico, esto es Lorenzo Encinas y Javi Salgado, y el resto de miembros del área médica y auxiliares: el delegado Erik Badiola, el preparador físico Roberto Molina, los fisioterapeutas Jon Novo y Borja Ugarte, el médico Javi Gil y el utillero Ibon Romero. Esta renovación en bloque supone dar continuidad a un grupo que llevó cabo una gran labor en la temporada de regreso a la Liga Endesa y, sobre todo, ganó importancia durante los meses de confinamiento y en las semanas posteriores que condujeron a la fase final de Valencia. "La renovación del staff técnico es una gran noticia para el club, dado que son todos grandes profesionales. El rendimiento del equipo demuestra que han hecho un gran trabajo durante esta última temporada", asegura Rafa Pueyo, el director deportivo del Bilbao Basket.

En el caso de los entrenadores, para Javi Salgado, a punto de cumplir 40 años, será su segunda temporada en el banquillo al que llegó nada más finalizar su carrera como jugador con su segunda ascenso de la ACB. Por su parte, Lolo Encinas, de 46 años, completará también su segunda campaña en Bilbao a donde llegó tras hacer toda su carrera profesional en el Gipuzkoa Basket y el Iraurgi de Azpeitia, tanto de primer entrenador como de ayudante. Los dos se han complementado perfectamente en su primer año juntos y han demostrado su conocimiento de la Liga ACB gracias a esa experiencia acumulada. Para la próxima temporada tendrán doble trabajo por la participación del Bilbao Basket, que les obligará a afinar en el seguimiento y disección de los rivales con apenas dos días entre un partido y otro muchas semanas.

Aún no se han hecho oficiales los detalles de la pretemporada, pero todos ellos estarán citados con los doce jugadores de la plantilla ya cerrados para reanudar el trabajo en una fecha que no debería ir mucho más allá del 10 de agosto, dado que la Liga Endesa arrancará el 18 de septiembre. Eso serían las habituales seis semanas de preparación antes del primer partido de una campaña que sigue rodeada de incertidumbres.

El  GBC, a los tribunales


En este sentido, sigue el lío en todo al ascenso del Gipuzkoa Basket que, según avanzó el diario AS, quiere solicitar la suspensión cautelar de la temporada 2020-21 ya que no ha habido acuerdo entre la ACB y la Federación Española, ni siquiera con la mediación del Consejo Superior de Deportes. "La ACB ha argumentado la decisión tomada por su asamblea general y defenderá los derechos de sus clubes asociados", comunicó ayer la asociación, que dio por hecho que su próxima liga tendrá 18 equipos. El club donostiarra, como anunció, acudirá a la vía judicial para defender sus derechos y espera una rápida resolución para poder planificar ya sea un proyecto para la ACB o para la LEB Oro, donde mantuvo su inscripción ante la dilatación de su proceso de admisión en la máxima categoría.

La ACB ya ha mostrado su rechazo a una liga con 20 equipos y una con 19, ya que el Valladolid ya renunció al ascenso, es en esencia lo mismo ya que suponen cuatro jornadas más que no caben en el comprimido calendario del próximo curso si se mantiene el formato de competición. En todo caso, la ACB podría haber aceptado ese situación si la temporada 20-21 se resolvía con dos descensos y solo un ascenso, algo que tampoco aceptaba la FEB, que se ampara en el convenio firmado entre ambas partes que obliga a que haya dos ascensos desde la LEB Oro.

El Gipuzkoa Basket asegura que ha cumplido en forma con los requisitos de inscripción en la ACB, pero el retraso en el tiempo lo achacan los rectores del club del Gasca a las consecuencias del coronavirus en todo el deporte y en la administración. La ACB se agarra a esos defectos formales para defender su postura y al final, serán los tribunales los que tomen una decisión que en estas fechas ya debe ser la definitiva. De momento, ni la Liga Endesa ni la LEB Oro han dado a conocer su calendario a la espera de que se deshaga este nudo. En la segunda categoría ni siquiera se ha decidido la fecha de comienzo.