Números para el optimismo

30.12.2019 | 06:17

El Bilbao Basket, con solo tres meses de competición, tiene los mismos triunfos, ocho, que con los que descendió. Si gana los dos próximos partidos se garantizará jugar la copa

Bilbao - El Bilbao Basket inició el 2019 en plena lucha por volver a la Liga Endesa y lo finaliza situado a un puesto de clasificarse para la Copa. Doce meses en los que el conjunto bilbaino supo aprovechar ese pequeño paso atrás para volver a la máxima categoría del baloncesto estatal con fuerzas renovadas y con la sensación de que se puede mirar más allá de la salvación y tratar de dar otro paso más. En las primeras 15 jornadas de esta temporada, el equipo dirigido por Álex Mumbrú está con 8 victorias y 7 derrotas, colocado en las posiciones que dan acceso al torneo del K.O. y con cuatro victorias de ventaja sobre los puestos de descenso. El discurso de la plantilla del Bilbao Basket siempre apunta al próximo encuentro y trata de evadirse de quimeras futuras, pero a la hora de mirar atrás los hombres de negro presentan uno de sus mejores inicios de campaña, superado solo en tres ocasiones en la historia del club.

El Bilbao Basket afrontó el curso con el primer objetivo de la salvación. El pasado reciente obligó al club a tener los pies en el suelo y no vivir por encima de sus posibilidades. Ni crear altas expectativas ni diseñar una plantilla de un presupuesto mayor al permitido. En estos primeros quince partidos el plan funcionó. El equipo demuestra jornada tras jornada que puede competir en la máxima categoría y la clasificación le hace mirar con tranquilidad hacia abajo. El año en el que se consumó el descenso, el Bilbao Basket llevaba a estas alturas solo cinco victorias y a final de ese curso sumó ocho, las mismas que lleva ya esta temporada. Estos números invitan al optimismo, pero la salvación no está asegurada, ni mucho menos, ya que los equipos de Euroliga suman también más derrotas de las habituales también, lo que hace que el descenso sea más difícil de evitar.

A punto de concluir la primera vuelta, la Copa está al alcance de la mano de los hombres de negro. El Bilbao Basket está octavo e igualado con el quinto clasificado y también con el décimo clasificado. Solo quedan dos partidos y si vence en los dos tendría muchas opciones para entrar, aunque el basket average puede resultar decisivo. El primero será contra el Estudiantes en el Bilbao Arena. Los madrileños no atraviesan su mejor momento y un triunfo supondría un doble premio para los de Mumbrú. El descenso quedaría más lejos y la Copa más cerca. Son muchas las veces que el Bilbao Basket ha estado en esta situación y los resultados son dispares. Los bilbainos se clasificaron en seis ocasiones, una como anfitriones, pero solo una vez a estas alturas el balance era peor al que ostenta actualmente.

En tres ocasiones Las ocho victorias de este año igualan a las logradas en la temporada 2010-11, el año en el que el Bilbao Basket finalizó subcampeón de la ACB. A pesar de que el balance sea calcado, el contexto de esas dos plantillas es muy diferente. Ese era un proyecto diseñado para competir en Europa y con la intención de dar un salto de calidad para instalarse en la parte noble de la tabla, objetivos irreales para el actual Bilbao Basket y, como ya se demostró en un pasado no tan lejano, trata de llegar a ellos demasiado rápido supondría un error.

Tener ocho victorias o más con 15 jornadas disputadas siempre trajo buenas noticias para el Bilbao Basket. La primera vez que llegó a esa cifra fue en el curso 2007-08. Fue la última temporada completa de Vidorreta y el equipo llegó a ostentar un balance de 12-3, siendo líder de la competición y clasificándose por primera vez en su historia al play-off y a la Copa, donde llegaría hasta las semifinales, el mejor registro logrado hasta la fecha. 2012, el año que acabó como subcampeón de la Eurocup, llegó hasta los 10 triunfos en este periodo de tiempo. Asimismo, en el curso 2014-15 logró 11, aunque en esta ocasión el Bilbao Basket se tuvo que conformar con caer en cuartos tanto en la Copa como en el play-off. Estadísticas que invitan al optimismo al Bilbao Basket, pero que no puede caer en la relajación debido a la igualdad que reina este año en la Liga Endesa, con los primeros espadas cediendo triunfos y encareciendo todos los objetivos.

a partir de las 12.00 horas