El factor público para el Athletic

Los números constatan que el Athletic, cuyo último triunfo en liga con gente en San Mamés data del 1 de marzo de 2020, es otro con su afición

10.09.2021 | 00:59
Raúl García celebra con Iker Muniain su gol de penalti frente al Villarreal en la que fue la última victoria del Athletic en San Mamés, el 1 de marzo de 2020.

Los números, fríos y reveladores, no engañan. El Athletic, que recibe mañana al Mallorca en San Mamés, es otro con el apoyo de su afición. Así lo reflejan las estadísticas en caso de comparar los resultados firmados en los 25 partidos de liga que se celebraron sin gente en La Catedral por culpa de la pandemia con los obtenidos en los últimos 25 encuentros ligueros como local con público en las gradas. Como si de la noche y el día se tratara, los datos constatan que los leones ganan más y pierden menos con la parroquia rojiblanca presente en el campo.

Con las puertas del coliseo bilbaino cerradas a cal y canto, el Athletic sumó un total de diez triunfos, siete empates y ocho derrotas, lo que se traduce en un 40% de victorias, un 28% de empates y un 32% de tropiezos. Con el aliento de los seguidores y contabilizando entre los últimos veinticinco envites de liga con público el que se disputó el pasado 21 de agosto ante el Barcelona con el 20% de la masa social en San Mamés, por el contrario, los rojiblancos han sacado adelante catorce choques, han firmado las tablas en ocho y solo han mordido el polvo en tres ocasiones, con un 56% de triunfos, un 32% de empates y un 12% de derrotas únicamente. Las sensaciones, por tanto, no son solo eso. La realidad es que el Athletic se crece al abrigo de sus fieles seguidores para ofrecer un mayor rendimiento y, por ende, elevar la dificultad de puntuar a cada contrincante.

En caso de echar un vistazo a los goles a favor y en contra registrados en uno y otro contexto, pueden llamar la atención los 37 tantos marcados en los 25 partidos de liga sin público en La Catedral por los 34 con público, si bien la diferencia resulta notable en términos defensivos, pues los rojiblancos encajaron un total de 26 sin gente en las gradas y solo 16 con el campo ocupado en mayor o menor medida. En cuanto a nombres propios, Raúl García, con diez dianas, asoma como el máximo artillero del Athletic en los 25 últimos compromisos ligueros con público en San Mamés, mientras que Alex Berenguer, con seis tantos, lideró la lista de goleadores en casa con las puertas del campo cerradas para lamento de un equipo y de una hinchada que acostumbra a impulsar a los leones y apretar a los rivales.

Fe de ello pudo dar el Barça de Ronald Koeman en la segunda jornada de la presente edición liguera, cita en la que los pupilos de Marcelino García Toral bien pudieron sumar los tres puntos tras coleccionar ocasiones de gol de todos los colores en la primera mitad y adelantarse en el marcador en el minuto 50 con un inapelable testarazo de Iñigo Martínez. El tanto del neerlandés Memphis Depay en el 75, sin embargo, aplazó el esperado reencuentro con la victoria en San Mamés para un Athletic que ganó por última vez en casa con su gente el 1 de marzo de 2020.

triunfo por la mínima


El Villarreal, dirigido entonces por Javier Calleja, cedió ante el empuje de los hombres de Gaizka Garitano, que se impusieron 1-0 con gol de Raúl García desde el punto de penalti, curiosamente, en el minuto 50. Aquel choque correspondiente a la jornada 26 de LaLiga 2019-20 significó el último con aficionados en casa para los rojiblancos hasta el celebrado tres semanas atrás frente al conjunto blaugrana, choque en el que parte de la parroquia billbaina pudo volver a pisar La Catedral diecisiete meses después.

Mañana sábado, con el Mallorca como nueva piedra de toque, el Athletic buscará sumar tres puntos que ya logró adjudicarse en la última visita de los bermellones a Bilbao. Ocurrió el 27 de junio de 2020 en la trigésimo segunda jornada del curso 2019-20. Los leones, en uno de los 25 encuentros ligueros a los que tuvieron que hacer frente sin el apoyo de los suyos, cantaron bingo por 3-1. Ante Budimir marcó para un Mallorca que cedió ante los zarpazos de Raúl García, Oihan Sancet y Asier Villalibre para acabar perdiendo la categoría. De vuelta a Primera División, los de Luis García Plaza volverán a desafiar mañana sábado al Athletic, con el factor público a su favor.

noticias de deia