La redención de Paco Alcácer

El delantero del Villarreal, amenaza para el Athletic en San Mamés, rompió su sequía goleadora ante el Salzburgo

20.02.2021 | 00:49
Alcácer celebra uno de sus dos goles al Salzburgo.

PACO Alcácer (Torrent, 30-VIII-1993) vuelve a sonreír en vísperas de su visita a San Mamés. El delantero del Villarreal, lanzado en la apertura de una temporada en la que ofreció su mejor versión para satisfacción de un equipo que se frotaba las manos por su alianza ofensiva con Gerard Moreno, recuperó el jueves en la Europa League su innata relación con el gol a costa del Salzburgo en un partido en el que se redimió por partida doble. Primero, por el penalti fallado en el minuto 29 y que le dejó sentado de rodillas sobre el césped a modo de lamento y, por otra parte, al no haber visto portería en ninguno de los ocho encuentros anteriores.

Bajo la amenaza de que su sequía tuviera continuidad para desesperación de un futbolista que vive del gol y que ya había errado otro lanzamiento desde los once metros el pasado 20 de enero en liga ante el Granada, la cita continental del jueves sirvió para desquitarse a un voluntarioso, pero poco efectivo Alcácer, quien presenta aun así una tarjeta de cinco goles en liga mientras cabalga a ritmo de récord en la Europa League al sumar otros cinco tantos en 95 minutos de juego. Su racha goleadora en la competición continental resulta más que llamativa, pues colecciona un tanto cada 19 minutos, un porcentaje muy superior al que presenta el jugador luso del Benfica, Pizzi, quien firma siete dianas en 327 minutos, lo que equivale a un gol cada 46,7 minutos.

El de Torrent, que no asomaba en el segundo torneo europeo a nivel de clubes desde octubre, cuando participó en el encuentro de la primera fase ante un Qarabag al que ajustició al anotar dos dianas en el tramo final del choque tras sustituir a su compañero Kubo en el minuto 74, también se estrenó con un doblete en la presente edición de la Europa League al marcar por partida doble contra el Sivasspor turco después de ingresar en el terreno de juego en el minuto 70 en detrimento del colombiano Carlos Bacca, decantando el partido en favor de un Villarreal que se impuso por 5-3.

Con el tanto de este jueves frente al Salzburgo, Alcácer, que estuvo dos meses fuera de combate al sufrir sendas lesiones musculares entre noviembre y enero que rompieron por completo su ritmo goleador, puso el punto final a una racha de 102 días sin ver portería, toda vez que su último tanto se remontaba al 8 de noviembre ante el Getafe en el Coliseum en liga. Desde su reaparición en el citado encuentro liguero ante el Granada en el Estadio de la Cerámica, el exjugador de Valencia, Getafe, Barcelona y Borussia Dortmund se había mostrado sumamente impreciso en el remate y sin apenas trascendencia en el juego del Villarreal de Unai Emery, quien tenía entre ceja y ceja recuperar la mejor versión de un jugador que se estrenó con el conjunto castellonense con gol y asistencia en febrero de 2020.

Un año después, tras figurar en los planes de Luis Enrique de cara a una Eurocopa que finalmente no pudo celebrarse y después de rubricar tres meses espectaculares entre septiembre y noviembre del pasado año con cinco goles y dos asistencias en nueve partidos de liga y otros cuatro tantos en dos encuentros correspondientes a la Europa League, el de Torrent confía en haber roto una especie de maleficio a fin de volver a sonreír con una regularidad por la que suspira el Villarreal.

EN BLANCO EN SAN Mamés 

Con el Athletic como inminente objetivo en el plano individual, Alcácer posará de inicio en La Catedral con el reto de sumar una nueva diana a su cuenta particular. El conjunto rojiblanco, además, figura como un viejo conocido para el valenciano, que convertirá mañana al Athletic en el rival al que más veces se ha medido como profesional. Hasta la fecha son doce encuentros los que acumula ante los leones, los mismos que frente a Granada y Atlético, con un balance de tres victorias, cuatro empates, cinco derrotas y tres goles marcados. Su última diana ante los bilbainos tuvo lugar el 18 de marzo de 2018 en el Camp Nou cuando lucía todavía la camiseta del Barça, que se impuso 2-0 a los rojiblancos, a los que Alcácer nunca ha batido a domicilio.

En sus doce partidos frente al Athletic presenta un balance de tres victorias, cuatro empates, cinco derrotas y tres goles