Athletic 0-1 Cádiz

El Athletic se estrella contra nueve

No aprovechó las dos expulsiones del Cádiz, que jugó con dos menos media hora y se limitó a defender su portería en la segunda mitad, y cayó por la mínima

01.10.2020 | 21:34
Final del partido y los jugadores del Athletic tapándose la cara

Un pobre y desesperado Athletic, que tiró la primera mitad por su falta de ambición, se estrelló contra el muro de un Cádiz que jugó media hora con nueve, que se adelantó en el marcador cuando ya jugaba con diez y que apenas sufrió para mantener su ventaja en San Mamés, donde el conjunto rojiblanco ha perdido sus cuatro últimos partidos, tres de la pasada temporada y uno de la presente. Sin más alternativas ofensivas que buscar centros laterales al área, sin ritmo para romper las dos líneas defensivas de su rival, el Athletic vuelve a la casilla de salida. (Así contamos el minuto a minuto desde San Mamés).

De nada vale la buena segunda mitad disputada ante Eibar si la imagen en los dos otros dos partidos es tan pobre como la de ayer y la del día del estreno frente al Granada. Tiene mucho por mejorar este Athletic si entre sus aspiraciones está regresar a Europa.

La paciencia con Garitano se va agotando también, aunque esto no acaba más que empezar, pero es algo que viene ya de lejos, y lo peor es que la más que probable llegada de Álex Berenguer no parece que vaya a solucionar los problemas del equipo. Apuntar que de nada le bastó al técnico repetir el once y el sistema que venció el derbi de Ipurua.



AKAPO Y NEGREDO


Toda la emoción de la que adoleció la primera parte, en la que al equipo bilbaino le le faltó ambición para buscar con más ahincó la portería rival, la tuvo la segunda. Y en grandes dosis además. Hubo de todo, como en botica. Para empezar, Akapo emprendió antes de tiempo, bastante antes además, el camino a los vestuarios tras ser expulsado por doble amarilla a los tres minutos de la reanudación. Dos pisotones, a Yuri en la primera mitad y a Dani García tras la reanudación, pusieron fin a su actuación en el partido. Un despropósito, como el desempeño del Athletic.

Si la primera parte fue para olvidar, lo de la segunda superó ese calificativo. De otro modo no se entiende que el equipo que dirige Garitano fuera incapaz de marcarle un gol a un Cádiz que jugó con nueve prácticamente media hora. Y lo peor, más allá de su inoperancia en ataque, fue la sensación de impotencia que ofrecieron los leones.

Ahogados, sin ideas ante un conjunto andaluz al que le bastó con cerrar bien los huecos y hacerse fuerte en torno a su área, donde destacó el debutante Ledesma, conocido con el sobrenombre de Konan. No le hizo falta hacer honor a su mote, pues apenas se la contabilizaron un par de paradas de mérito en el partido.

Entre la expulsión de Akapo y la de Negredo, que no estuvo ni diez minutos sobre el campo, aunque tuvo tiempo suficiente como para sacar el codo a pasear y para tirarse en el área del Athletic como si de un juvenil se tratara, el Cádiz se encontró con un gol a favor que a la postre le sería suficiente para llevarse los tres puntos de Bilbao contra todo pronóstico.

GOL EN PROPIA PUERTA


Una gran acción individual de Lozano a la contra, la única manera que encontró el equipo gaditano para hacer daño a la portería defendida por Unai Simón, acabó con Unai López enviando el balón al fondo de la red. Falló en el despeje el 'pichichi' rojiblanco, pero más culpa tuvo Núñez, que ni siquiera estorbó a Lozano en su autopase. Si quiere jugar cuando se recupere Yeray, más vale que se ponga las pilas.


Tras el gol del Cádiz comenzó otro partido, o no. Realmente fue lo mismo. El Cádiz cedió aún más metros y se topó con una reacción positiva del Athletic, que tuvo tres claras ocasiones para batir a Ledesma. Williams, al palo, en su único remate; Iñigo Martínez con una vaselina que acabó en córner; y Yuri, con un disparo desde la frontal a la salida del mismo, hicieron trabajar al guardameta gaditano, que el resto del choque se dedicó a blocar los inofensivos centros del Athletic.

Garitano movió el banquillo, más valiente que nunca quizá, pero no le bastó. No salió Morcillo de vestuarios, cuyo lugar ocupó un gris Villalibre, y solo Vicente, con algo de chispa, aportó cosas tras salir de refresco, algo que no hicieron Sancet, Kodro ni Lekue. El Athletic se estrella y las excusas se agotan.


FICHA TÉCNICA


ATHLETIC: Simón; Capa (MIn. 86, Lekue), Núñez, Iñigo, Yuri; Dani García (Min. 78, Kodro), Unai López, Williams (Min. 62, Sancet), Muniain (Min. 62, Vicente), Morcillo (Min. 46; Villalibre); y Raúl García.

Cádiz: Ledesma; Akapo, Fali, Cala, Espino; Jonsson (Min. 72, José Mari), Augusto Fernández (Min. 88, Jon Ander Garrido), Isaac, Álex (Min. 61, Iván Alejo), Malbasic (Min. 61, Salvi); y Lozano (Min. 61, Negredo).

Goles: 0-1: Min. 57; Unai López, en propia puerta.

Árbitro: González Fuertes (Colegio Asturiano). Expulsó por doble amarilla a Akapo (Min. 48) y Negredo (Min. 70). Además, amonestó a Villalibre, Kodro e Iñigo Martínez, del Athletic; y a Fali, del Cádiz.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en San Mamés, sin público.