El Athletic regresa a San Mamés tras un final amargo

El Athletic se reencuentra este jueves con San Mamés, donde ha perdido sus tres últimos partidos

29.09.2020 | 01:09
Amorebieta disputa un balón con un jugador del Cádiz en la última visita de los andaluces a San Mamés, en marzo de 2006.

Europa se le escapó la pasada temporada al Athletic en San Mamés. Es quizá un resumen demasiado simplista, entre otras cosas porque una campaña está compuesta por nada más y nada menos que 38 jornadas de liga en las que cada equipo aspira a lograr un máximo de 114 puntos, pero que en cierta medida se ajusta a la realidad. No obstante, el conjunto rojiblanco, que arrancó con fuerza tras el confinamiento, hasta el punto de acariciar las posiciones europeas que parecían muy lejanas antes de que la pandemia del coronavirus alterara el normal funcionamiento del mundo tal y como se conocía hasta entonces, se fue desinflando con el paso de los días y cerró la liga con un pobre bagaje de solo tres puntos de los últimos quince en juego. Únicamente ganó uno de sus cinco últimos partidos, el que le enfrentó al Levante a domicilio, y perdió en sus tres últimos encuentros en La Catedral. A saber: Real Madrid (1-2), Sevilla (0-1) y Leganés (0-2). En esas tres citas, con mención especial a la última, se le escapó Europa al Athletic, un equipo que este jueves se reencuentra con su campo, aún vacío, dos meses y medio después con la visita del Cádiz.

Espoleados tras su sufrida victoria en el derbi del domingo frente al Eibar, los bilbainos tienen en su mano la opción de encadenar dos triunfos, algo que el curso pasado lograron únicamente en tres ocasiones. Enfrente tendrán a un equipo recién ascendido que dominó la Segunda División a base de un gran trabajo defensivo y que en su regreso a la élite ha cosechado dos derrotas y una victoria, la lograda en la segunda jornada ante el Huesca, otro equipo que también ascendió a Primera en verano. Así, sobre el papel el Athletic parte con la vitola de favorito, y no solo porque actúe como local, sino porque cuenta con una mejor plantilla que su rival, por lo que el objetivo no será otro más que lograr los tres puntos que le permitan arrancar con un buen sabor de boca en San Mamés.

Aplazado el choque de la segunda jornada de liga, que debió enfrentar al conjunto rojiblanco con el Barcelona en La Catedral debido a que los culés acabaron el curso 2019-20 varias semanas más tarde por tener que disputar la fase final de la Champions, será el equipo gaditano el invitado de excepción a la puesta en largo del Athletic en su campo. Un estreno que en las dos últimas temporadas se ha saldado con victoria para los leones. Especialmente recordada es la lograda hace poco más de un año, la del acrobático remate de Aritz Aduriz ante el Barça para batir a Ter Stegen casi sobre la bocina, aunque más agónica fue la de hace dos cursos ante el Leganés (2-1), en la que un gol de Iker Muniain de penalti en el tiempo de descuento dejó los tres puntos en Bilbao.

tres victorias a domicilio
 

En este sentido llama poderosamente la atención que las tres últimas victorias del conjunto bilbaino hayan llegado jugando lejos de Bilbao. Además del triunfo en el derbi del domingo contra el Eibar, los pupilos de Gaizka Garitano vencieron en sus visitas al Valencia y al Levante de la pasada temporada. En uno de los mejores encuentros de la campaña, los dos tantos de Raúl García le permitieron al Athletic sacar los tres puntos en su visita a Mestalla (0-2), un doblete que el centrocampista navarro repitió once días después para doblegar al equipo granota (1-2). Por lo pronto, el jueves llega el Cádiz a San Mamés para la celebración de la cuarta jornada de liga, competición que no regresará a Bilbao hasta el fin de semana del 17-18 de octubre con la visita del Levante.