solvencia defensiva del Athletic

El libreto de Garitano

El Athletic presume de su solvencia defensiva y ya es el equipo menos goleado en las 29 jornadas dirigidas por el derioztarra. Ha encajado 23 goles, al igual que Atlético y Getafe

09.02.2020 | 15:29
Gaizka Garitano da instrucciones a Dani García y Berchiche durante el derbi ante la Real Sociedad del pasado 30 de agosto.

El Athletic presume de su solvencia defensiva y ya es el equipo menos goleado en las 29 jornadas dirigidas por el derioztarra. Ha encajado 23 goles, al igual que Atlético y Getafe

Bilbao - El arranque de este curso ha acentuado la solvencia defensiva del Athletic de Gaizka Garitano. Se conoce de sobra los argumentos del libreto del técnico rojiblanco que ha dado con la tecla para reanimar al equipo bilbaino desde la destitución de Eduardo Berizzo nueve meses atrás. El derioztarra ha dejado su marca en los 28 encuentros de liga en que ha dirigido hasta la fecha al Athletic y en las últimas horas se ha puesto el acento en el dato de ser el equipo menos goleado, junto al Sevilla -líder de la categoría-, en lo que va recorrido de LaLiga Santander, con un solo gol encajado en los 360 minutos consumados, el que encajó Unai Simón en el Coliseum Alfonso Pérez obra de Jaime Mata, delantero del Getafe. El registro es objetivo y ratifica el blindaje de este Athletic, que viene desde que ejerce Garitano. Así las cosas, el conjunto bilbaino solo ha recibido 23 goles en los 28 encuentros de ejercicio de su míster, los 24 de la pasada liga y cuatro de la actual, por lo que asoma como el equipo menos goleado en este periodo, mérito que comparte con el Getafe y el Atlético de Madrid, dos escuadras de un perfil similar al del rojiblanco.

El Athletic se muestra a pecho descubierto. Es un libro abierto. Dicen que el mejor ataque es una gran defensa y el colectivo de Gaizka Garitano asume esta máxima. Lo hizo el curso pasado, cuando sufrió una auténtica metamorfosis. No en vano, la herencia que dejó Berizzo hizo daño, ya que el equipo rojiblanco había recibido 23 tantos en las primeras catorce jornadas, una sangría que metió a los leones en los puestos de descenso. La Junta Directiva presidida entonces por Josu Urrutia, vio agotada su paciencia y decidió destituir de su cargo al de Cruz Alta tras el ridículo padecido en Orriols frente al Levante.

Garitano, que dirigía por esas fechas al Bilbao Athletic, tomo el relevo y no tardó en imponer su idea, consciente de que la recuperación del equipo pasaba por reforzar su sistema defensivo y aumentar el punto físico como remedios para que llegaran los resultados, como así fue a posteriori.

El fútbol de este Athletic evidentemente no brilla por su alta vistosidad en el matiz técnico, pero sí lo hacer en su versión táctica. Garitano cuida los mínimos detalles de un entramado que busca ser robusto, eficaz e incómodo para sus rivales, tal como lo hizo valer la campaña pasada, a la que le faltó la guinda de clasificarse para la Europa League a causa de la dolorosa derrota en el Sánchez Pizjuán en la última jornada. El Sevilla batió en dos ocasiones la meta defendida por Iago Herrerín y estropeó la media defensiva, que el Athletic de Garitano, que recibió 22 goles, solo fue superado en esta faceta por el Barcelona, con 17 tantos encajados; Atlético de Madrid y Getafe, 19 en cada caso. El conjunto rojiblanco fue capaz, además, de dejar en blanco su portería en nueve de esas 24 jornadas con el derioztarra en el banquillo.

mayor solidez El Athletic ha mantenido la inercia en estas cuatro jornadas, en las que Unai Simón solo ha tenido que recoger el balón del fondo de su red en una sola ocasión, lo que retrata la mayor solidez que ha cogido el grupo de Garitano, que se mantiene invicto e imbatido en San Mamés, después de que Barça ni Real Sociedad fueran capaces de ver puerta. Ander Capa, Yeray, Iñigo Martínez, Unai Núñez y Yuri Berchiche han ejercido en ese muro defensivo que solo ha logrado derribar el Getafe, con lo que el conjunto bilbaino mejora sus prestaciones a la hora de contener a sus rivales, virtud de la que no pueden presumir en esta liga el propio Getafe, el Atlético de Madrid y el Barcelona. Los dos primeros equipos han encajado cuatro tantos, en tanto que la cifra del cuadro de Ernesto Valverde se va hasta los siete, por lo que ha recibido una diana más, 24, que el Athletic de la era Garitano.

Las cifras retratan a este Athletic, que encaja poco y concede escasas ocasiones de gol a sus contrarios. El conjunto rojiblanco puede encadenar el domingo en San Mamés su quinta jornada consecutiva sin perder en su segundo derbi del curso, en esta ocasión frente al Alavés, equipo que se atragantó la campaña pasada a los leones, que se tuvieron que conformar con sendos empates en sus enfrentamientos al cuadro gasteiztarra, que solo ha encajado dos goles en esta liga.

vuelta a los entrenos

noticias de deia