el sábado frente al Getafe

Iñigo apunta a ser la novedad en el once

Si se confirma su total recuperación en las dos últimas sesiones de la semana, el sábado frente al Getafe ocuparía el lugar de Unai Núñez

09.02.2020 | 13:02
Iñigo Martínez y Gaizka Garitano, durante un entrenamiento de este verano en Lezama.

Si se confirma su total recuperación en las dos últimas sesiones de la semana, ocuparía el lugar de Unai Núñez

Bilbao - La posibilidad de que Iñigo Martínez esté disponible de cara al encuentro de Getafe provocaría un cambio en la alineación titular. A falta de dos sesiones de entrenamiento no existe la certeza de que vaya a entrar en los planes de Gaizka Garitano porque nada se ha comunicado al respecto, pero su debut oficial el sábado sería más que probable de confirmarse que ha superado los problemas físicos que le impidieron participar en la jornada anterior. Siguiendo con la hipótesis y atendiendo a los precedentes, la incorporación de Iñigo iría en detrimento de Unai Núñez.

En el escalafón de los centrales que maneja Garitano, Iñigo es quien ocupa la primera posición. Durante la última campaña se comprobó cómo funciona la jerarquía en dicha demarcación y no hay motivos para pensar que el técnico haya modificado su criterio. Si todos están para jugar, sus preferidos son Yeray Álvarez e Iñigo Martínez, quedando Núñez para paliar las ausencias obligadas de cualquiera de sus dos compañeros. Es precisamente lo que sucedió el viernes con motivo de la visita del Barcelona a San Mamés, Iñigo no había trabajado con el grupo la semana previa y Núñez fue su relevo.

Idéntica situación se registró antes del verano en todas las oportunidades en que, por lesión o sanción, causó baja uno de los fijos en el eje de la zaga. Para ser precisos, Iñigo figuró siempre en el once de salida salvo en tres partidos. Dos de ellos correspondientes a la ronda copera con el Sevilla, donde Garitano aprovechó para refrescar la formación y dio descanso a muchos de los habituales en el campeonato liguero. El tercero coincidió con la antepenúltima cita del curso, ante el Valladolid en el José Zorrilla, pero entonces Iñigo arrastraba alguna molestia y por precaución permaneció sentado en el banquillo.

Desde su llegada de la Real Sociedad en el mercado invernal de 2018 para compensar el traspaso de Aymeric Laporte al Manchester City, Iñigo ha sido indiscutible para los tres entrenadores que le han dirigido. José Ángel Ziganda, Eduardo Berizzo y Garitano nunca han dudado de que es la pieza más preciada en la nómina de defensas, el hombre que atesora los mejores recursos y sirve de guía al resto. Le avala el notable rendimiento que ha ofrecido en la mayoría de sus actuaciones. Su contratación a la carrera una vez confirmada la marcha de Laporte constituye una de las mejores operaciones de los últimos tiempos. Tanto es así que enseguida logró que la figura de alguien tan estimado como Laporte, por su comportamiento dentro y fuera del campo, pasase al olvido.

liderazgo Zurdo, al igual que el galo, su preponderancia no ha generado el más mínimo debate, pese a que comparte posición con dos jóvenes formados en Lezama que también acostumbran a dar la talla. Iñigo aporta el cuajo que concede haber cumplido casi una década en la élite. En concreto va a iniciar su novena temporada en Primera División y en este tiempo ha estado en la agenda del Barcelona, del City y también del Athletic, alcanzó la internacionalidad absoluta con España y a fecha de hoy aparece como uno de los especialistas más reputados como marcador.

Por todo ello, a nadie le va a extrañar que su nombre se incruste en la alineación que visitará al Getafe si responde físicamente en las próximas horas. La noticia conllevaría la suplencia de Núñez, una circunstancia que podría juzgarse injusta porque contra el Barcelona este completó una labor que en condiciones normales le haría acreedor a la continuidad. Sin embargo, Garitano está forzado a elegir y lo que decanta la balanza en favor de Iñigo Martínez es su peso específico en el equipo. Es el líder de la estructura defensiva, se mueve en un peldaño superior al que ocupan sus competidores y si está apto tiene que jugar.

En todo caso, lo que se prestaría a discusión es si Yeray merece más minutos que Núñez o debe ser a la inversa. Las diferencias que se aprecian entre ellos son más difusas y, como se ha señalado, cualquiera de los dos ha mostrado en múltiples compromisos su fiabilidad, aunque se trata de gente con un recorrido relativo en el equipo y posean un margen de mejora evidente. El problema, que básicamente y de momento afecta a Núñez, estriba en que su progresión está mediatizada porque aspiran a hacer suya una única demarcación.

A la espera de conocer si Iñigo da el paso al frente, Ibai Gómez se perfila como otra novedad para el fin de semana, pues viene entrenándose al ritmo de todos. Por contra, Córdoba seguiría ajeno a la competición tras la recaída que padeció en el arranque de la semana. La convocatoria de Ibai supondría el descarte de Gaizka Larrazabal y, con Iñigo dentro, tampoco viajaría Vivian.

noticias de deia