Garitano prescinde de Iñigo Vicente

le comunica al canterano que no cuenta con él. una cesión o seguir en el bilbao athletic, las opciones

09.02.2020 | 11:08
Iñigo Vicente, en una acción del entrenamiento de ayer en Lezama. Reportaje fotográfico: José Sampedro

Le comunica al canterano que no cuenta con él. Una cesión o seguir en el Bilbao Athletic, las opciones

bilbao - Dicen que cada maestro tiene su propio librillo. Es una máxima de común aplicación en el mundo del fútbol. El entrenador, sin más, cuenta con libertad para tomar sus decisiones independientemente de lo que opine la jerarquía más cercana. Por lo menos, eso apunta la teoría, que es muy inestable en sí misma. No en vano, se dan muchos casos en los que manda más el jefe que el mismo entrenador, o sea el director deportivo. O, incluso, es al revés. Sea como fuere, el Athletic vende el consenso, que resulta muy sencillo de proyectar. Rafa Alkorta, el director deportivo, ha afirmado de forma reiterativa que las determinaciones importantes las toma en común acuerdo con Gaizka Garitano, el entrenador. Lo cierto es que la primera medida de cierto calibre ya está tomada. Iñigo Vicente, uno de los jugadores diferentes que ha dado Lezama en los últimos tiempos, no tiene hueco en el primer equipo. Así se lo hizo saber el martes el mismo Garitano, pese a que Alkorta, el jefe, haya subrayado en diferentes comparecencias que Iñigo Vicente (Derio, 6 de enero de 1998) "es el futbolista con más talento" en la factoría rojiblanca.

La noticia ha supuesto todo un jarro de agua fría para Iñigo Vicente, que doce meses atrás también vivió una experiencia similar. Entonces, el derioztarra no pasó el primer corte de la pretemporada para Eduardo Berizzo, que prefirió que se curtiera en el Bilbao Athletic. Regresó al filial para reencontrarse con el mismo Gaizka Garitano, que le tuvo como uno de sus fijos durante su curso y medio al frente de los cachorros, y contrajo méritos como para ser una de las grandes referencias junto a Asier Villalibre, con el que formó una sociedad letal. El extremo marcó diferencias, con una tarjeta de diez dianas y tantas asistencias de gol, además de asomarse como uno de los futbolistas que dejaron huella en los cuatro grupos de la Segunda División B. Incluso, la herramienta Wyscout -plataforma que analiza equipos, partidos y jugadores con el objetivo de descubrir nuevos talentos- le eligió como el mejor centrocampista ofensivo de toda la categoría de bronce, hasta el que punto de que fueron varios los clubes de Segunda División los que preguntaron por su situación en el pasado mercado de invierno.

Garitano no ha dado más margen. Ya lo avanzó días atrás. "Tengo pensado los futbolistas con los que no cuento", subrayó. Se trataba de una cuestión de horas la comunicación a los afectados. Iñigo Vicente conoció su descarte a la conclusión del entrenamiento del martes. Hoy, en cambio, podría viajar a Soria y gozar de minutos en el amistoso que el Athletic afrontará Los Pajaritos frente al Numancia. El técnico desea que salga cedido, con prioridad a un equipo de Segunda División, porque considera que debe ganar en músculo competitivo y que no iba a tener este curso a sus órdenes. O sea, no encaja en el plan que tiene en mente, ya que, a su juicio, compañeros como Iñigo Córdoba o Ibai Gómez están por delante del derioztarra, que ha participado en los tres amistosos disputados hasta la fecha por los rojiblancos (Arenas, Paderborn y Borussia Mönchengladbach), con un recorrido de 136 minutos y un tanto, el que ejecutó al cuadro rojinegro.

bilbao athletic, opción Las sensaciones que ha ofrecido Iñigo Vicente en estos tres partidos han sido buenas, aunque no han servido para hacer cambiar de opinión a Garitano, que conoce de sobra al fino futbolista, que, a sus 21 años de edad, quiere dar un salto cualitativo. La dirección deportiva del Athletic maneja una cesión, aunque se debe madurar la decisión. La prioridad en la cúpula de Lezama se dirige a buscarle un equipo en la categoría de plata que le asegure minutos, pero no es una cuestión sencilla. Con todo, Iñigo Vicente, que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2023 con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros, se quiere reivindicar y podría incluso quedarse en la casa.

La opción de repetir en el Bilbao Athletic no está cerrada, sobre todo porque es un futbolista que encanta desde su época de cadetes a Joseba Etxeberria, que vería con buenos ojos contar con un jugador que aportaría al colectivo un salto de calidad, al mismo tiempo que le permitiría estar en contacto con el primer equipo en caso de que las circunstancias favorecieran su debut como león en partido oficial. Además de Iñigo Vicente, Andoni López, Cristian Ganea y Peru Nolaskoain no entran en los planes de Garitano y ayer no participaron en los partidillos que el técnico dispuso en la sesión matinal.

Pasatiempos Deia