lesión muscular

El vía crucis de Lekue

El deustuarra, víctima ayer de una lesión muscular, solo jugó cuatro partidos de liga el pasado curso tras pasar dos veces por el quirófano

09.02.2020 | 08:41
Iñigo Lekue, con el peto blanco cubriendo su rostro, se duele sobre el césped.Foto: Borja Guerrero

El deustuarra, víctima ayer de una lesión muscular, solo jugó cuatro partidos de liga el pasado curso

Bilbao - El infortunio, en forma de lesión, ha vuelto a llamar a la puerta de Iñigo Lekue (Bilbao, 4-V-1993), quien continúa con su particular vía crucis tras caer lastimado en el entrenamiento matinal celebrado ayer en las instalaciones de Lezama. El deustuarra, que no pudo finalizar la sesión al sufrir en el partidillo final un fuerte pinchazo que le obligó a abandonar el terreno de juego bajo la compañía del doctor Paco Angulo, padece una lesión muscular en el recto femoral de su pierna derecha. A la espera de las pruebas complementarias a las que se someterá durante la jornada de hoy para conocer el tiempo que deberá permanecer en el dique seco, es seguro que Lekue se verá apartado en las próximas fechas de la dinámica de trabajo del resto del grupo.

El arranque de la pretemporada, así las cosas, no ha podido tener un peor impacto para el vizcaino, quien confiaba en aprovechar el verano para recuperar ritmo y confianza tras pasar por el quirófano hasta en dos ocasiones a lo largo de la pasada campaña. En total fueron solo cuatro partidos oficiales, correspondientes al campeonato de liga, los que tuvo la oportunidad de disputar Lekue en un ejercicio que se le torció de salida, debido a la fractura del maleolo peroneo derecho que sufrió el 23 de agosto, solo tres días después del estreno liguero del Athletic ante el Leganés en San Mamés.

El rojiblanco, que tuvo que ser intervenido con vistas a permanecer cerca de tres meses de baja, volvió a ejercitarse con el resto del grupo en la apertura de noviembre, pero un mes después, el 26 de diciembre, tuvo que pasar por el quirófano de nuevo para tratarse de una discopatía lumbar L5-S1, de la cual se repuso con tanta paciencia como constancia en el día a día para estrenarse en una convocatoria el 15 de marzo.

Fue en la visita liguera del Atlético a San Mamés, no en vano, cuando Lekue disfrutó de sus primeros minutos del curso al saltar al césped en el minuto 91 en sustitución de Ibai Gómez. Además de disponer de media hora frente al Rayo Vallecano en La Catedral un mes después, el deustuarra completó los noventa minutos de manera consecutiva ante Real Madrid y Leganés, rival contra el que se midió por última vez el vizcaino, inédito desde aquel 24 de abril en el que posó como titular en Butarque y marcado de nuevo en la actualidad por otra lesión que dinamita sus expectativas a corto plazo.

Renovado en enero del año pasado hasta el 30 de junio de 2023 con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros que podrían ascender hasta los 50 en caso de cumplir determinadas condiciones, Lekue vuelve a lamentar su mala suerte en la puesta de largo de una nueva temporada que arranca de la peor manera posible para sus intereses.

Interés por vicente y larrazabal Por otra parte, los cachorros Iñigo Vicente y Gaizka Larrazabal, a las órdenes de Garitano, estarían según el Ideal de Almería en la agenda del cuadro almeriense, que ya reclutó el pasado año al joven lateral izquierdo rojiblanco Andoni López.

noticias de deia