La UE ingresará a España 30.000 millones en subsidios en 2021

El 70% de las transferencias del fondo de recuperación se abonará en cinco pagos antes de 2022

10.08.2020 | 00:21
Las ministras de Hacienda y Economía, María Jesús Montero y Nadia Calviño.

El Gobierno empieza a hacer los números sobre los fondos que recibirá de Europa para mitigar la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus. La cifra que logró España asciende a unos 70.000 millones en subsidios hasta 2023. Pero ahora hay que encajar qué cantidad entrará en los Presupuestos de 2021, donde podrían incluirse hasta un máximo de 30.000 millones, según cifras todavía provisionales recogidas por el periódico El País.

El Ejecutivo quiere destinar buena parte a políticas para recolocar parados, transición ecológica, rehabilitación de zonas urbanas deprimidas, digitalización de la Administración o infraestructuras como el Corredor Mediterráneo.

El 70% de las transferencias del fondo de recuperación europeo llegará en cinco pagos antes de finales de 2022, según agregó el citado diario. El primer ingreso no reembolsable será de un 10% de los fondos, y se realizará en cuanto Bruselas haya aprobado el plan de inversiones y reformas que el Ministerio de Economía pretende enviar a mediados de octubre.

Los siguientes desembolsos se harán a razón de dos por año en 2021 y 2022. Es decir, cuatro pagos –uno por semestre– que podrían llegar a rondar un 15% de los fondos cada uno. Así se distribuirá el grueso de los 59.000 millones en subsidios del Fondo de Recuperación, según explican fuentes gubernamentales sobre las negociaciones en Bruselas.

Además, se añadirán otros 12.000 millones en dos años del programa React EU, una especie de fondos estructurales que gestiona la Comisión por proyectos y de los que se ponen por adelantado hasta un 50%.

Aunque todavía se trata de unas estimaciones en estado embrionario porque el reglamento todavía no se ha cerrado, implica que el Gobierno español podría disponer de hasta 30.000 millones para gastar en los Presupuestos de 2021.

La cifra es el equivalente a lo que se pagó por prestaciones de paro en el peor año de la anterior crisis económica. Y supondría duplicar las inversiones: el año pasado el conjunto de las Administraciones dedicó 25.372 millones de euros a inversiones. La central destinó 6.885 millones de euros.

No obstante, esa cantidad de 30.000 millones se trata, en realidad, de un máximo. Para alcanzarla, dependerá de cómo se termine de perfilar el reglamento de los fondos. Por ejemplo, todavía no se ha concretado si el 10% de prefinanciación será sobre el total o sobre el 70% prometido hasta 2022. También será crucial la capacidad del país para poner en marcha los proyectos y cumplir con los plazos. El dinero solo irá llegando conforme se compruebe que las inversiones avanzan.

Si no lo hacen, podría suceder que se retengan las transferencias para algunos proyectos. Por todo ello, a estas alturas es muy difícil dar unos números definitivos. Cualquier cálculo es provisional. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya avanzó la semana pasada que en cualquier caso el techo de gasto de los Presupuestos subiría en una cifra superior a los 20.000 millones gracias a la ayuda europea.