La Fiscalía pide 25 años de cárcel para el "carnicero tatuador"

El hombre acusado de matar a una joven de 18 años en su vivienda de Valdemoro, está acusado de asesinato y profanación del cadáver

05.05.2022 | 09:11

La Fiscalía pide 25 años y cinco meses de cárcel para el "carnicero tatuador" de Valdemoro, el hombre acusado de matar en 2019 a una joven de 18 años en su vivienda del citado municipio madrileño, en la que tenía decoración satánica y en la que supuestamente cortó el cuerpo de la chica simulando una lámina de su cuarto.

En el escrito del fiscal, se acusa a Leonardo V.J del asesinato y de la profanación del cadáver de Emilce C.L. por los que pide que se le condene, respectivamente, a 25 años y cinco meses de prisión y a indemnizar con 102.852 euros a cada uno de los progenitores de la joven y con 46.284 a su hermana.

Por el contrario el fiscal solicita el archivo de la causa para Celia B.M.A., expareja del procesado, porque "no existe prueba ni indicio de que la misma participase directa o indirectamente" ni en la muerte ni tampoco posteriormente en la transformación del cadáver.

Los hechos 

Esta mujer alertó a la Guardia Civil de que había ayudado a Leonardo a deshacerse de un cadáver, lo que permitió detener al hombre, que lleva en la cárcel desde aquel momento. Ella fue investigada por posible encubrimiento, obligándola el juez a entregar el pasaporte y a firmar cada quince días en el juzgado.

Fuentes de la investigación precisaron en aquel momento que Leonardo tiene problemas mentales de los que supuestamente no estaba siendo tratado, y en su casa había numerosos objetos de temática satánica y de terror, como calaveras y caretas de Hannibal Lecter, carteles relacionados con el nazismo y armas como cuchillos y pistolas.

"El carnicero tatuador" 

Se hacía llamar en redes sociales "el carnicero tatuador" y vivía desde hace cuatro años en una casa de la calle Francia de Valdemoro que ocupó tras saber que había sido embargada por un banco.

La Fiscalía considera probado que el acusado, nacido en Colombia y que entonces tenía 27 años, quedó el 15 de octubre de 2019 en su casa con la víctima, a la que conocía de haberle hecho tatuajes y suministrarle medicamentos sin receta.

noticias de deia