Detenida en Albacete por una estafa en Barakaldo

La presunta autora es una mujer de 39 años que actuaba como 'mula' al recibir transferencias fraudulentas

29.03.2021 | 15:37

La Policía Nacional ha detenido en Albacete a una mujer de 39 años como presunta autora de un delito de estafa ya que actuaba como 'mula' al recibir transferencias fraudulentas, tras una denuncia interpuesta en Barakaldo.

En una nota de prensa, la Policía Nacional ha indicado que la mujer luego detenida se presentó en la comisaría para denunciar que ella era una víctima, ya que había detectado en su cuenta un cargo de 995 euros que ella no había autorizado.
Las primeras gestiones de investigación revelaron que los datos aportados en un principio no eran exactos y que su denuncia podría estar enfocada a confundir a la Policía.

Con posterioridad los agentes detectaron una serie de indicios, omitidos por la mujer en su primera denuncia, que la señalaban como probable autora de una estafa, ya que había recibido en su cuenta tres ingresos –dos de 1.000 euros y uno de 995 euros– que no podía justificar.
Estas transferencias eran en realidad fraudulentas y procedían de la cuenta de una persona que había denunciado los hechos en Barakaldo.

Al parecer, la víctima había consentido en ceder sus datos y su cuenta bancaria para actuar como 'mula' y recibía, a cambio de una comisión, transferencias de dinero que a su vez remitía a terceras personas que supuestamente podrían formar parte de una organización criminal.
La mujer decidió más tarde interponer una segunda denuncia tratando de justificar la procedencia de las transferencias fraudulentas.

Los investigadores pudieron comprobar que el cargo fraudulento de 995 euros que dio origen a la investigación había sido realizado por la propia víctima, tratándose de una transacción a una tarjeta bancaria ubicada en un país del Este de Europa, donde supuestamente radica la organización que la captó como 'mula'.

Los otros 2.000 euros que recibió no los transfirió a la organización, sino que hizo uso de ellos obteniendo 600 euros en efectivo en un cajero y transfiriendo 1.900 euros a familiares suyos a través una plataforma de envío de dinero a través del teléfono móvil.

Una vez aclarada la procedencia y el destino de los 2.995 euros que obtuvo fraudulentamente, se procedió a la detención de la mujer como presunta autora de un delito de estafa y se le ocuparon 2.000 euros en efectivo que tenía en su poder.

La Policía Nacional, que continúa investigando para determinar la identidad de las personas que integran la organización criminal que están tras estos hechos, ha dado cuenta de los hechos a la autoridad judicial para que determine la responsabilidad penal que corresponde a la detenida.