tras un robo en forua

Detenidos dos de los supuestos integrantes de una banda dedicada al robo de viviendas

09.02.2020 | 16:29
Coche patrulla de la Ertzaintza.

El arresto se produjo tras una persecución en la que huyeron otros  dos integrantes

BILBAO. La Ertzaintza ha detenido este viernes en Gernika y en el alto de  Autzagane a dos varones de 23 y 25 años de edad, supuestos  integrantes de una banda dedicada al robo de viviendas, por su  supuesta implicación en un robo registrado unas horas antes en un  domicilio ubicado en el término de Forua.

Los arrestos se practicaron tras una persecución en coche en la  que huyeron otros dos individuos, también integrantes de la banda que  habrían participado en el robo.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, sobre las  21.20 de la pasada noche, la Ertzaintza fue alertada de un robo  cometido en una vivienda unifamiliar en Forua. Las patrullas  desplazadas al lugar comprobaron que una ventana presentaba signos de  haber sido forzada y el interior del inmueble estaba revuelto.

A partir de ese momento se iniciaron las investigaciones para  esclarecer el robo. Alrededor de las doce de la noche, un vehículo,  investigado por robos similares, fue localizado mientras circulaba  por el casco urbano de Gernika con cuatro individuos en su interior.

Tras efectuar un recorrido por diversas calles, el coche se  dirigió hacia la salida de esta localidad en dirección Amorebieta. En  ese momento, los agentes que realizaban el seguimiento activaron los  dispositivos luminosos y sonoros de su vehículo, e hicieron señales  para que se detuviesen.

El conductor reaccionó acelerando bruscamente sin atender las  órdenes policiales. Aproximadamente un kilómetro y medio más  adelante, ya en la carretera BI-635, otra patrulla que participaba en  el dispositivo y que había sido alertada de la fuga intentó  interceptarlo.

CARRIL CONTRARIO
Al llegar a su altura, el vehículo de los sospechosos pasó al  carril contrario y estuvo a punto de colisionar frontalmente contra  otro coche, si bien prosiguió la huida a gran velocidad. Los  efectivos de la Ertzaintza continuaron la persecución y llegaron  detrás de ellos al inicio del puerto de Autzagane, donde se desviaron 

por la antigua carretera.
En esa vía, dos o tres de los ocupantes se bajaron del coche y se  internaron a la carrera en el monte. La Ertzaintza interceptó a uno   cuando trataba de ocultarse en unas zarzas. El vehículo, que continuó  la ruta, fue localizado unos dos kilómetros más adelante sin ningún  ocupante. En el interior, los agentes hallaron sendas barras de uña  de color anaranjado. El sospechoso fue trasladado a dependencias  policiales para su identificación y posterior arresto.

Hacia las tres y media de la madrugada de este viernes y, como  consecuencia de las indagaciones llevadas a cabo para la búsqueda de  los implicados, fue interceptado un taxi que se dirigía por la  carretera BI-635 en dirección Amorebieta y que acababa de recoger a  un varón en la zona del alto de Autzagane.

El individuo, que presentaba diversos arañazos por el cuerpo,  manos y cara, no pudo ofrecer una explicación coherente sobre su  estado y presencia en el lugar, por lo que fue traslado comisaría en  calidad de detenido.

A ambos arrestados se les imputa su presunta participación en el  robo en la vivienda de Forua. Se da la circunstancia de que la  ventana forzada en la casa presenta indicios y restos de haber sido  violentada con las barras de uña halladas en el coche.

La Ertzaintza continúa con la investigación policial para  esclarecer los hechos y tratar de localizar al resto de implicados,  presumiblemente miembros de un grupo dedicado al robo en domicilios.

noticias de deia