con más de 3.000 plantas

Desmanteladas tres factorías de producción intensiva de marihuana en Muxika, Gatika y Galdakao

El consumo eléctrico defraudado de los tres centros de producción de droga superaría al de una población de 200 viviendas

09.02.2020 | 05:10
Algunas de las plantas de marihuana halladas en la operación

El consumo eléctrico defraudado superaría al de una población de 200 viviendas

BILBAO. Las investigaciones comenzaron el pasado mes de enero cuando los  agentes tuvieron conocimiento de que en las citadas localidades se  estaba cultivando y traficando con sustancias estupefacientes. Por  ello, pusieron en marcha sendos dispositivos operativos de vigilancia  y seguimiento sobre los posibles artífices de estos hechos, así como  un análisis documental de los sospechosos y los posibles lugares  donde se encontrarían las plantaciones.

En Muxika, el centro de producción se situaba en la tercera planta  de un caserío en el que residían dos jóvenes. Las naves-laboratorio  donde se hallaron las plantaciones de marihuana (cannabis sativa)  habían sido diseñadas y ocultadas de tal forma que pasaban totalmente  desapercibidas debido a las medidas de seguridad que albergaban y al  encontrarse en lugares poco transitados.

En concreto, el cobertizo de Gatika se escondía en una explotación  ganadera de vacas, perdices y gallinas, estaba rodeado por 11 perros  de raza peligrosa a modo de guardas y su frondoso cierre dificultaba  la visión desde cualquier lado.

Los agentes de la Guardia Civil localizaron en el interior del  recinto, divido en pasadizos, diferentes habitáculos con las  plantaciones y un contenedor con numeroso material necesario para su  mantenimiento. Todas estas condiciones dificultaron la extracción de  las plantas y el desarme del material, ya que había zonas con alturas  inferiores a 1,5 metros.

Otro de los laboratorios encontrados, de mayores dimensiones, se  hallaba en el interior de una nave, aparentemente, de uso industrial.  Para acceder al cultivo de marihuana los agentes tuvieron que  atravesar cuatro estancias, todas ellas bloqueadas por puertas  blindadas.

Estas medidas de seguridad son cada vez más habituales debido a  que las propias organizaciones criminales dedicadas al tráfico de  estupefacientes, y en concreto, a la marihuana, se adentran en las  plantaciones ajenas utilizando la fuerza, ya sea mediante butrones  (agujeros) en las paredes o el derribo de sus puertas.

En este lugar también se intervino maquinaria que estaba siendo  utilizada para procesar grandes cantidades de marihuana, como  peladoras de cogollos, que facilitan y agilizan en gran manera la  extracción de la droga de la planta.

Entre las tres factorías se recogieron unas 3.000 plantas de  marihuana en su mayoría con sumidades floridas (plantas con cogollos)  a punto para su recolecta. Las plantas, completamente desarrolladas,  proporcionaban entre 100 y 200 gramos de droga y superaban, en  ocasiones, el metro y medio de altura.

Según ha indicado el Ministerio del Interior, para desarrollar  estos cultivos tempranos y masivos, que permiten hasta cuatro  cosechas anuales, es necesario proveerlos de potentes fuentes de luz  y calor continuas. Para que el negocio sea "rentable", a menudo se  recurre a enganches ilegales realizados por especialistas que  utilizan sofisticados sistemas con el objetivo de evitar que el robo  de electricidad sea descubierto.

Técnicos de la empresa eléctrica que ha colaborado con la  investigación han destapado tres importantes defraudaciones de fluido  eléctrico, cuyo consumo equivaldría al de una población de unas 200  viviendas.

Tras las investigaciones realizadas, los agentes de la Guardia  Civil han detenido a cinco personas, a las que se les imputa delitos  contra la salud pública por tráfico de drogas y defraudación de  fluido eléctrico.

Las investigaciones fueron dirigidas por el Juzgado de primera  Instancia e Instrucción número 2 de Gernika, el Juzgado de primera  Instancia e Instrucción número 5 de Getxo y el Juzgado de Instrucción  número 9 de Bilbao, y coordinadas por la Unidad Orgánica de Policía  Judicial de Bizkaia.