Aunque algunos indicadores de la pandemia reflejan el avance del virus en término de contagios e incidencia del virus, los fallecidos a causa de esta patología se han reducido a la mitad en la última semana.

Concretamente, ocho personas han muerto por coronavirus entre el 29 de agosto y el 4 de septiembre, según se desprende del último boletín epidemiológico de Osakidetza.

Son siete muertes menos respecto a la semana anterior, cuando el departamento vasco de Salud notificó un total de 15 decesos.

No se registraba un número tan bajo de muertes desde la semana del 15 al 21 de noviembre del año pasado, cuando se contabilizaron 5 fallecimientos.

Ocupación hospitalaria

En cuanto a la situación en los hospitales, cabe destacar que también desciende el número de pacientes ingresados tanto las plantas hospitalarias como en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Los hospitales vascos atienden a 102 pacientes covid y de ellos, la gran mayoría - 97 personas- permanecen ingresadas en planta. De este modo, se reducen a cinco los pacientes en una cama de críticos frente a los nueve contabilizados la semana anterior.

Repunte de contagios

No obstante, la nota discordante del informe guarda relación con el repunte de contagios semanales reportados. En esta ocasión, se elevan a 838 los casos detectados por el departamento vasco de Salud en la última semana; es decir, se han detectado 127 contagios más.

De ellos, 507 corresponden al colectivo de población de 60 o más años, 53 más que hace una semana, aunque la tasa de incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes de este colectivo baja ligeramente y se sitúa en 146,72 (-0,87 puntos).

Incidencia del virus

Este mal dato que repercute de manera directa en la incidencia del virus por cada 100.000 habitantes. De hecho si se toma como referencia este parámetro con una perspectiva de14 días, los casos repuntan hasta 70,63 frente a los 69,03 de la semana precedente.

Lo mismo sucede con la tasa de incidencia acumulada en 7 días, que avanza hasta los 38,21 casos, 5,79 puntos más.

Reproducción

Otro de los pocos datos que refleja una evolución negativa es el número reproductivo básico, que indica a cuántas personas puede llegar a infectar un enfermo de covid.

Cabe destacar que este indicador lleva cinco días por encima del valor '1', rompiendo la tendencia que desde mediados de julio situaba a este parámetro por debajo de esa cifra.

Entre el 31 de agosto y el 4 de septiembre el número reproductivo básico ha estado entre 1,04 y 1,12.