La borrasca 'Barra' no dará tregua hasta el viernes y devuelve a Euskadi a la alerta naranja

El riesgo de inundaciones vuelve a estar sobre la mesa; hay varios puertos cerrados

08.12.2021 | 11:14
Los avisos amarillos y las alertas naranjas por precipitaciones se sucederán entre hoy y mañana por toda la CAV.

Llueve, llueve y vuelve a llover. La ciudadanía vasca tendrá que esperar para volver a ver los cielos despejados. Si el tiempo de los últimos días ha traído lluvia, nieve y viento, el de las próximas jornadas no será muy diferente; la borrasca Barra seguirá azotando la CAV hasta mañana. Tanto, que el Gobierno vasco ha comunicado que el Plan Especial de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones de Euskadi se encuentra en fase de alerta. La situación actual de los ríos y las previsiones de lluvias persistentes para las próximas horas han sido determinantes para adoptar esta decisión.

Dicha fase de alerta implica, entre otras acciones, el seguimiento permanente de la situación. "Esta fase responde a escenarios en los que existen previsiones de posibles emergencias no manifestadas, pero que, dadas las circunstancias, y en caso de una evolución desfavorable, es posible su desencadenamiento", valoraban los Servicios de Emergencia que ya trabajan sobre el terreno. En concreto, según avanzaban ayer miércoles, se está realizando un seguimiento intensivo de las cuencas más sensibles de los ríos y del Sistema Zadorra (embalses de Ullibarri y Urrunaga) muy especialmente por parte de la Agencia Vasca del Agua, Euskalmet y las diputaciones forales.


Y es que, Euskadi alternará los avisos amarillos y las alertas naranja por lluvias abundantes, con los de nieve por debajo de los 1.000 metros, viento y fuerte oleaje en el mar que afectará a la navegación y levantará olas de más de 5 metros, según informó ayer miércoles el Departamento de Seguridad.

La lluvia persistente ha obligado a que hoy jueves se active desde las 09.00 horas hasta 21.00 horas la alerta naranja. Según las previsiones, hasta las 15.00 horas de mañana viernes se podrían acumular más de 80 litros por metro cuadrado en 24 horas en distintos puntos de Bizkaia y Gipuzkoa. En el norte de Araba se podrían acumular más de 40, y en el sur del territorio alavés se pueden acumular más de 20 litros por metros cuadrado.

Además, el día de hoy también vendrá acompañado por la activación del aviso amarillo por nieve desde las 0.00 hasta las 9.00 horas. La cota de nieve se podría situar en torno a 800-1.000 metros de madrugada y en puntos del este de Araba en 500-700 metros, subiendo rápidamente durante la mañana hasta rondar los 1.500 metros a mediodía. Se esperan precipitaciones débiles a moderadas, más abundantes y persistentes en la vertiente cantábrica. Mañana, viernes día 10, las precipitaciones persistentes volverán a activar la alerta naranja, desde las 00.00 hasta las 15.00 horas.

Complicaciones


La circulación entre Araba y Bizkaia se resintió anoche por el temporal, que obligó al cierre de los puertos de Opakua, Orduña, Altube, Herrera y Azazeta. También hubo cortes intermitentes en la AP-68.

Sopló también con fuerza el viento del suroeste, que dejó rachas superiores a los 100 kilómetros por hora en zonas expuestas al alcanzar los 113 en Matxitxako y los 103 en Punta Galea. En áreas más protegidas se registraron rachas de 87 kilómetros en Espejo y de 84 en Saratxo, ambas estaciones en tierras alavesas. Las lluvias, por su parte, elevaron el caudal del río Zadorra y en las estaciones de Abetxuko y Abetxuko-CHE se llegó al nivel amarillo, según informó Euskalmet.

Las intensas precipitaciones propiciaron ayer miércoles también que Petronor activara el protocolo de bombeo de agua al río Barbadún, debido a las lluvias caídas durante estos últimos días y en previsión de su continuidad. La presa de Añarbe, que abastece a Donostialdea, mantuvo el desembalse.
noticias de deia