La Lotería de Navidad dispara sus ventas

A poco menos de un mes del sorteo, en noviembre marcan una compra de décimos muy elevada

28.11.2021 | 00:26
Uno de los empleados de Lotería Ormaetxea muestra un serie de esos números considerados feos pero que también caen.

"Estamos realmente sorprendidos, no esperábamos estas ventas", es la idea generalizada que han expresado los loteros consultados por DEIA a poco menos de un mes del sorteo de Lotería de Navidad que se celebrará el 22 de diciembre.

Un síntoma de que la adquisición de décimos en las administraciones está saliéndose de lo normal es la presencia de colas delante de sus puertas. "Hemos tenido que habilitar ya las barreras para tener los clientes en fila", destaca Sergio Etxeberria, gerente de Loterías Ormaetxea. Refiere que "las colas habitualmente se producían durante el puente de diciembre, porque viene gente de vacaciones, visitan la capital desde otras localidades cercanas, y luego ya se quedan hasta el sorteo, pero es que ahora estamos teniendo colas desde hace diez días. Se nos está adelantado el trabajo".

Un meneo superior que también notan en despachos más pequeños como Loterías Hiru, en el barrio de Matiena en Abadiño. David Lobato, uno de los propietarios indica como "aquí colas no, pero estamos teniendo todo el mes un goteo constante de cliente en ventanilla". Compradores que no son solo locales. "Sobre todo los sábados es un no parar, nos llega gente de Elgoibar, Gernika, Mungia... eso significa que tenemos tirón".

Para Maribel Pecharromán, gerente de Loterías Ledesma, ver esperar gente tras el cristal de su escaparate "es una gozada". La sonriente lotera apunta que una de las razones por las que las ventas se han disparado es "el adelanto de las compras navideñas ante la incertidumbre existente". Coincide su colega de Ormaetxea al asegurar que "la gente no está dejando para el último momento la compra de los décimos como se hacía antes". Las condiciones actuales no tienen nada que ver con las vividas en 2020 que lastraron todo el negocio de la suerte por Navidad.

Fueron meses de plenas restricciones por el covid, donde la movilidad estaba imposibilitada para los vecinos de muchos municipios, una gran mayoría de establecimientos hosteleros estaban clausurados y no podían vender lotería, los empleados de las empresas estaban en casa teletrabajando y los clubs deportivos y asociaciones culturales evitaron sacar los tradicionales tacos de participaciones porque no había posibilidad de venderlos en masa.

Según los datos del organismo de Loterías y Apuestas del Estado, la caída de ventas en Bizkaia en 2020, con respecto al prepandémico año 2019, fue de casi un 9,7%, quedándose en poco más de 87,41 millones de euros tras adquirirse algo más de 4.370.000 décimos que supuso un gasto medio por vizcaino de 75,84 euros.

Unos datos que contrastan con los de consignación de billetes para la presente campaña. Se han elevado a casi 108 millones de euros con 5.444.690 décimos enviados desde Madrid que suponen una media de 93,92 euros por habitante.

Desde la delegación de Loterías en Bizkaia explican que "se consigna siempre algo más, alrededor de un 10%, con respecto a las ventas alcanzadas en el sorteo de Navidad anterior". Una cifra que muchos loteros ya están cubriendo con el ritmo de ventas tan elevado que están teniendo este mes de noviembre y más cuando se estreno el tradicional spot televisivo de la lotería y, por ende, la campaña de marketing.

Más negocio 

Todos los consultados preveían, lógicamente, que iban a tener más negocio que lo gestionado en el atípico 2020, pero algunos intuyen que se pueden alcanzar las ventas de 2019. Sergio Etxebarria es uno de ellos. Explica a DEIA como "calculo que podemos vender entre un 5 y un 10% más que hace dos años porque estamos yendo a un ritmo superior ya en estas fechas". De hecho, confiesa que "hemos tenido que pedir más lotería a la central porque estábamos con el stock escaso".

Desde Abadiño, David Lobato, también está sorprendido por "cómo algunos clubs y empresas han comprado cierta cantidad de lotería y están viniendo a por más porque están vendiendo ya todo".

Concreta que "la gente está con ganas de comprar y se nota". Reflexiona que "la compra de Lotería de Navidad es simplemente un reflejo del estado de ánimo de la sociedad y ahora parece que estamos más arriba".

Sergio y Maribel coinciden desde sus respectivas administraciones en valorar "la normalidad a la que quiere volver la gente tras lo que hemos pasado en el último año y medio", especifica el gerente de Ormaetxea, mientras que Pecharromán especifica que "lo que queremos todos es normalidad, que vuelva lo de siempre, las tradiciones y la lotería es el mejor ejemplo".

Las condiciones excepcionales de la pasada campaña obligaron a los loteros a innovar y potenciar fórmulas de venta que han venido para quedarse. "Este año seguimos enviando lotería a domicilio y con el uso del décimo electrónico, que el año pasado al no poder venir la gente de fuera de Bilbao a la administración, fueron muy bien recibidos", indica la lotera de Ledesma. Las nuevas tecnologías son un canal de venta que está totalmente afianzado en Ormaetxea. "Internet es un punto de encuentro para la gente que vive fuera de Bilbao y quiere comprar lotería nuestra, elige el numero y se lo mandamos", indica el gerente que eleva ya su facturación total de Navidad a través de las redes "en un 15% del total, y es mucho".

Tanto desde la delegación de Loterías en Bizkaia como el resto de loteros consultados quieren que las ventas prosigan al ritmo actual durante el resto de mes que queda hasta que los niños de San Ildefonso canten los números gordos.

La que más baja a ras de tierra es Maribel Pecharromán al declarar que "aunque como es lógico yo quiero vender todo, en diciembre creo que estaremos muchos más tranquilos que otros años atrás. Hay que ser realista".

Para evitar colas después

Y también se compra el niño

En la hostelería. Este año también se está dando otro fenómeno que antes era residual como es la venta también ahora de los décimos para el sorteo de El Niño, el del 6 de enero de 2022. El hecho de que tan solo haya dos semanas para la venta de estas participaciones anima sobre todo a hosteleros que venden mucho a invitar a sus clientes habituales a que compren para los dos sorteos a las vez, oferta que muchos están aceptando.

Habitual si se acaba Navidad. Aunque vender suerte para los dos sorteos consecutivos no es lo habitual, sí lo es que se exponga en las baldas de bares y restaurantes los décimos de El Niño cuando se termina los de Navidad. Una circunstancia que, vistas las características de ventas adelantadas que se están registrando para la cita con la suerte del 22 de diciembre, se va a presentar mucho antes que años precedentes. La gente está con ganas de suerte y de que le toque.

Las cifras

108,89 m.

Cantidad consignada. El organismo de Loterías y Apuestas ha enviado a los despachos de Bizkaia un total de 5.444.600 décimos de lotería por un valor que casi alcanza los 109 millones de euros si se llegan a vender la totalidad de ellos.

172 series

De cada número. Este sorteo se han sacado 172 series o billetes de diez décimos por cada uno de los 100.000 números que entrarán en bombo grande. Supone una emisión de 3.440.000.000 euros en juego de los que 2.408.000.000 se repartirán en premios.

–9,69 %

Pérdidas en 2020. Con respecto a la campaña de 2019, en 2020 Bizkaia registró unas pérdidas de venta de lotería de Navidad de casi un 10%, al quedarse en casi 87,5 millones de euros de ventas.

60% ventas

Durante Navidad. El sorteo del 22 de diciembre es el que más tirón tiene, tanto que supone que de cada diez euros que las administraciones venden todo el año, seis de ellos proceden de la venta de estos décimos tan especiales y de compartir.

Un 4%

De comisión. Las administraciones de lotería ganan 80 céntimos por cada uno de los décimos de Navidad que venden por cualquiera de los canales que usan, tanto en ventanilla como por Internet, mientras que los sorteos del resto del año es de un 6%.

En 21

Ya no quedan números. Los décimos acabados en 21 prácticamente han sido vendidos en su totalidad al ser comprados por personas que han querido jugar a números de fechas personales señaladas como bodas o bautizos que volvieron a celebarse a lo largo de este año 2021.

03447

El último Gordo. Con este número de los llamados como feos, Bizkaia fue agraciada con el último primer premio de Navidad que se vendió en dos administraciones una en Bilbao y otra en Gernika.

los loteros opinan

Bilbao – "Este año hay ganas", resume con una sonrisa en sus labios Maribel Pecharromán, gerente de Loterías Ledesma, el último despacho de Bilbao que vendió el Gordo de Navidad en 2018 con el número 03447. Maribel confirma esa corriente de optimismo presente delante de las administraciones al indicar que "llevamos todo el mes de noviembre con colas delante de la puerta". Un hecho inaudito años atrás y con el que, parece, que los bilbainos y visitantes quieren resarcirse de la caída de las ventas del lotería del año pasado. Maribel recuerda cómo "estábamos abiertos en esta calle Ledesma nosotros y dos comercios más, era terrible".

Bilbao – Sergio Etxeberria, gerente de Loterías Ormaetxea, se muestra exultante desde comienzos de mes. Tras las pérdidas registradas en la pasada campaña navideña por mor del covid, en la presente augura que va a ser todo lo contrario. "A este ritmo vamos a superar las ventas, no ya de 2020, que de esas estábamos seguros, sino de las de 2019", explica con seguridad. Ser la administración que más vende en Euskadi, tiene a disposición de sus clientes 10.000 números diferentes, le da un plus. Por eso está notando este año que "todos los canales de venta, empresas, hostelería, ventanilla e incluso internet se están comportando y ojalá sigan las ventas así hasta el día del sorteo".

noticias de deia