Los hosteleros vascos abogan por extender a otros ámbitos el pasaporte covid

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco decide este lunes si autoriza la obligatoriedad del certificado en restaurantes y determinadas actividades ligadas al ocio nocturno

21.11.2021 | 11:17
Los hosteleros vascos abogan por extender a otros ámbitos el pasaporte covid.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco decide este lunes si autoriza la obligatoriedad del pasaporte covid en restaurantes y determinadas actividades de ocio nocturno, incluidos conciertos, una medida que los hosteleros abogan por extender a otros ámbitos como eventos deportivos y txokos.

Este certificado fue creado por la Unión Europea para facilitar la movilidad de las personas dentro de los estados miembros durante la pandemia, pero su uso se ha ampliado y ahora hay países y comunidades autónomas como Galicia, Catalunya y Baleares que lo piden fundamentalmente para acceder a locales de ocio nocturno.

En el caso de Euskadi se plantea su obligatoriedad para entrar en restaurantes con capacidad para más de 50 comensales y también en discotecas, salas de baile, salas de fiesta con espectáculo, bares musicales y karaokes. En pubs y bares especiales (de horario nocturno) se exigirá a partir de las 22.00 horas.

El Gobierno vasco, que cuenta ya con el aval de la Fiscalía, quiere que el certificado sea obligatorio cuando la tasa de incidencia de acumulada en 14 días supere los 150 casos por 100.000 habitantes en el conjunto de la comunidad autónoma, y confía en que sirva para atajar una nueva ola de transmisión de covid e incentivar "aún más si cabe" la vacunación.

El certificado, que puede obtenerse en la web del Departamento de Salud y en las oficinas de Zuzenean con cita previa, acredita tres situaciones: que la persona está vacunada, que se ha recuperado de la enfermedad (la validez en este caso es de 6 meses) o que ha dado negativo en un test de antígenos en las 48 horas anteriores o en una PCR en las 72 horas precedentes.

UNA MEDIDA BIENVENIDA SI CONTIENE LA PANDEMIA

Los hosteleros no se oponen de manera frontal a la posible implantación de esta medida, que dejaría en manos de los responsables de estos locales el deber de pedir a sus clientes que muestren el certificado, bien en formato papel o en soporte digital.

El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Héctor Sánchez, reconoce que esto supondría "un trabajo adicional" pero si el pase covid contribuye a detener la tendencia ascendente de la pandemia, "bienvenido sea".

En el ocio nocturno el control del pasaporte podrían asumirlo los porteros de discoteca que ya vigilan el acceso a estos locales. En el caso de los restaurantes, añade Sánchez, su servicio permite "cierta pausa" lo que haría posible el control de acceso con "más calma".

Aunque los hosteleros de Bizkaia "no ven mal" el pasaporte, consideran conveniente extenderlo al ámbito cultural y deportivo, así como a txokos y comedores de empresa. Sánchez argumenta en este sentido que saber que hay que estar vacunado para por ejemplo ver al Athletic incentivaría la vacunación, que es otro de los objetivos de la medida.

En la misma línea, el secretario general de Hostelería Gipuzkoa, Kino Martínez, expresa su sorpresa por que el pasaporte no vaya a ser obligatorio para acceder a museos, eventos culturales y congresos, entre otros eventos, y lamenta que su concepción actual es "muy parcial y vuelve a estigmatizar al sector".

Martínez, partidario de seguir el ejemplo de Alemania, donde el certificado es necesario para usar el trasporte público o ir a trabajar, promete la colaboración del sector como en anteriores ocasiones durante la pandemia a pesar de que "de nuevo" asumirán "tareas que no les corresponden".

POSIBLES PARADOJAS EN DETERMINADOS LOCALES

En Araba no son tan favorables al certificado, que obligaría a un "esfuerzo" de organización que puede incluso traducirse en "tener a una persona solo para esto" en la puerta de entrada al local, con el posible gasto adicional que ello supondría, ha apuntado el vicepresidente de Hostelería de la patronal alavesa SEA, Juan Carlos Antolín.

"La teoría es fácil pero llevarlo a la práctica es más complicado", ha resumido Antolín, que se ha referido también a paradojas que puedan darse como que una persona pueda acceder a la barra pero no al comedor de un mismo establecimiento si este tiene capacidad para 50 comensales.

Cuestiona además que "la responsabilidad de pedir el pasaporte covid a los clientes a lo mejor no corresponde" a los responsables de los locales de un sector en el que "parece que recae toda la culpa".

Antolín coincide en todo caso con sus compañeros de Bizkaia en que si el pasaporte covid "ayuda a que no haya más restricciones y que no nos cierren de nuevo, bienvenido sea".

CRECEN LAS COMUNIDADES FAVORABLES AL PASAPORTE

En los últimos días ha aumentado la presión de las comunidades autónomas en favor de la implantación del pasaporte covid y ya son doce las que lo reclaman o que incluso piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez que lo despliegue en todo el Estado.

Además de Euskadi y Nafarroa, Aragón, Canarias, Murcia, Castilla y León, así como la Comunidad Valenciana son partidarias de desplegar este certificado sanitario, que ya está vigente en Baleares, Catalunya y Galicia ligado sobre todo a actividades de ocio nocturno, aunque en Galicia también se pide en los albergues de peregrinos y desde el viernes es necesario para acceder a hospitales.

A pesar de esta postura favorable al pasaporte covid, el pasado jueves el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, consideró que pedirlo para acceder a los locales de hostelería no tiene sentido con casi el 90 % de la población diana vacunada con pauta completa.

noticias de deia