Euskadi debe mejorar en cambio climático y residuos

La cuota de energías renovables se incrementan, pero las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) "se han estabilizado"

01.06.2021 | 12:08
La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en su compareencia tras el Consejo de Gobierno.

El estado del medio ambiente en Euskadi progresa "de forma favorable" y se detecta una buena evolución en los datos de agua, aire, ruido, recursos materiales, suelo, economía, ciudadanía, y medio ambiente local mientras que se necesita mejorar la tendencia en biodiversidad, en residuos y en cambio climático.

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha dado a conocer en consejo de Gobierno el informe "Estado del Medio Ambiente en Euskadi 2020".

El estudio analiza 11 vectores agua, aire, cambio climático, ruido, biodiversidad, recursos materiales, residuos, suelo, economía y medio ambiente, ciudadanía y medio ambiente, y medio ambiente local. En general, se aprecia una "progresión positiva" y una "buena evolución", aunque en tres de ellos se necesita mejorar la tendencia, en concreto, en biodiversidad, en residuos y en cambio climático.

AGUA 


El informe constata que el estado de las aguas subterráneas, de baño y de consumo en Euskadi es bueno. Además, el de las aguas superficiales mejora, ya que el porcentaje de las que tienen un estado global bueno pasa del 34% de 2012 al 52% de 2019. El estado global es bueno en el 92% de las masas de Euskadi.

El 85% de las zonas de baño vascas obtuvieron la calidad de agua excelente en 2018, con una tasa semejante a la media de la UE. Las zonas de baño con calidad suficiente o insuficiente se han reducido del 47% de 2000 al 2%. La población vasca con agua de calidad buena se cifra en un 98%.

Para 2030 se fija como reto, entre otros, la reducción de las presiones que la sociedad ejerce sobre el agua, además de aumentar la superficie de las llanuras de inundación y los humedales naturales, y fomentar métodos alternativos de protección contra inundaciones.

AIRE


En relación al aire, Euskadi muestra un descenso de emisiones contaminantes y un aumento de la calidad del aire. En concreto, respecto a las emisiones de contaminantes atmosféricos, las partículas inferiores de 2,5 micras experimentan un descenso continuado desde el máximo de 2006, lo que hace que se sitúen en niveles equiparables a 1990. La concentración media anual de partículas PM10 en Euskadi muestra un descenso del 59% durante el periodo 2003-2019 y se sitúa por debajo del objetivo fijado por la Directiva Europea sobre calidad del aire.

La concentración de ozono se mantiene por debajo de los niveles de la UE28 y del Estado, aunque se ha incrementado durante el periodo 2011-2019.

En concreto, el 91% de los días presentaron una calidad buena o muy buena del aire, el 6,3% calidad mejorable, y el 2,3% restante entre mala y muy mala (8 días al año).

CAMBIO CLIMÁTICO


En relación al cambio climático, si bien la cuota de energías renovables se ha incrementado, aunque "no de una forma significativa" las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se han estabilizado y el transporte vasco sigue con unas altas emisiones.

El transporte fue en 2019 el único sector vasco con un incremento de emisiones de GEI respecto a 2005 (+12,5%). Como dato positivo, Tapia ha señalado que, según se recoge en el Inventario de GEI de 2019, el transporte ha iniciado un cambio de tendencia los dos últimos años con una bajada de sus emisiones, por primera vez en una década (-1,3% el ejercicio anterior y -0,6% en 2019).

Desde el año 2005 la economía vasca ha crecido un 20% mientras que las emisiones se han reducido en un 27%, por lo que, según ha destado, se demuestra que "es posible crecer y reducir las emisiones de GEI".

Para 2030, existen "retos de calado" como revertir la tendencia en el transporte, reducir el consumo de energía mediante mejoras de la eficiencia, continuar con el despliegue de las fuentes de energía renovable, adaptar el parque inmobiliario al cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45% (base 2005).

RUIDO


A pesar de que en Euskadi la población expuesta a ruido ambiental es inferior a la tasa europea, el ruido en las tres capitales de la CAV sigue siendo alto. La población expuesta a niveles de ruido ambiental excesivo asciende al 17% durante todo el día y al 19% durante la noche. Casi el 60% sufre niveles de ruido superiores a los 55db.

Por otra parte, Euskadi, por lo general, muestra un estado de conservación de hábitats y de especies de interés comunitario mejorable, aunque su evolución en el último periodo analizado 2013-2018 es "ligeramente favorable".

RECURSOS MATERIALES


Por otro lado, Tapia ha indicado que la reducción del consumo doméstico de materiales en Euskadi (un 21% entre 2000 y 2017) invita a creer que es posible "un nuevo modelo de producción y consumo más sostenible y eficiente" en el aprovechamiento de los recursos.

Desde 2005, en Euskadi, la extracción doméstica se ha reducido a la mitad, desde las 10,2 toneladas per cápita de 2005 hasta las 5,5 de 2017.

RESIDUOS


En Euskadi se han estabilizado tanto la generación de residuos como la tasa de reciclaje. Según el informe, el desacoplamiento relativo entre la generación de residuos y el PIB en Euskadi, "síntoma de una mayor 'ecoeficiencia' de la actividad económica", se traduce en un descenso de los residuos generados por unidad de PIB y se cifra en 64 kg de residuos por mil euros de PIB. La tasa de generación de residuos alimentarios per cápita es un 13% superior a la registrada en 2014.

En Euskadi el reciclaje de todos los residuos derivados tanto de la producción como del consumo, excluidos los principales residuos mineros, alcanza el 52%, tasa algo inferior al 57% del conjunto de la UE.

Para 2030, la perspectiva se basa en aumentar un 30% la tasa de uso de material circular respecto a 2016; y reducir en un 30% la tasa de generación de residuos por unidad de PIB respecto a 2016.

La superficie total de emplazamientos potencialmente contaminados investigados se ha reducido un 64% respecto a 2010. Se han recuperado un total de 1.031 emplazamientos desde 2000.

ECONOMÍA Y MEDIO AMBIENTE


Por otro lado, Tapia ha señalado que Euskadi presenta un "notable desacoplamiento" entre el PIB y los principales indicadores ambientales, ya que, si para el periodo 2000-2018 el PIB aumentó un 38%, variables como la emisión de partículas o los residuos urbanos en vertedero se han reducido un 31% y un 53%.

Para 2030, se apuesta por modelos económicos sostenibles que "sigan teniendo en cuenta la variable medioambiental, por establecer la sostenibilidad como una palanca de desarrollo económico, y por impulsar el crecimiento económico con reformas fiscales".

El estudio constata que la ciudadanía vasca percibe la protección del medio ambiente como muy importante" y cada vez tiene mayor acceso a educación ambiental de calidad.

En relación al medio ambiente local, el informe destaca que la Red Vasca de Municipios Sostenibles-Udalsarea 2030 se compone de 190 municipios (el 76% del total) y la contribución de estos municipios a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas alcanza un valor promedio de 7,2 sobre 10.

PROGRAMA MARCO AMBIENTAL


Tapia ha destacado que el informe forma parte del proceso de elaboración del próximo Programa Marco Ambiental 2030 de Euskadi, que establecerá las prioridades del Gobierno Vasco en materia de medio ambiente y que tendrá como eje vertebrador el Pacto Verde Europeo, cuyo espíritu se ha trasladado al contexto vasco bajo el nombre de Basque Green Deal.

Junto a ello, se encuentra en trámite el anteproyecto de Ley de Transición Energética y Cambio Climático, para completar "un marco normativo y de planificación que sitúa a Euskadi en la vanguardia de la ambición climática, junto a las regiones y países más avanzados del mundo en esta materia".

noticias de deia