Jonan Fernández defiende que las medidas han minimizado los efectos de la pandemia en Euskadi

Las hospitalizaciones en el Estado han alcanzado las 704 por 100.000 habitantes mientras que en Euskadi no superan las 601

05.05.2021 | 15:31
El coordinador de la comisión técnica del LABI, Jonan Fernández

El coordinador de la comisión técnica del LABI, Jonan Fernández, ha defendido este miércoles que las medidas adoptadas en Euskadi para tratar de minimizar los efectos de la pandemia están siendo efectivas. A modo de ejemplo, citó que en el Estado la media de hospitalizaciones por 100.000 habitantes alcanza las 704, cuando en la CAV no supera las 601. "Las medidas están siendo útiles; hemos evitado un nuevo confinamiento y el colapso asistencial. La ciudadanía tiene que saber que cumplir todas las restricciones da resultados", ha destacado el responsable.

En una comparecencia solicitada por EH Bildu para que explicara el funcionamiento y el método de trabajo de la comisión, Fernández ha explicado que, desde que se conformó el 24 de septiembre de 2020, esta se ha reunido en 40 ocasiones y ha emitido 23 dictámenes, remitidos al lehendakari y en los que se han basado los diferentes decretos que han establecido las medidas para frenar la pandemia en cada momento. El coordinador ha apuntado que, aunque existe la posibilidad de que alguno de sus miembros aportara una nota particular, todos ellos se han emitido con acuerdo pleno.

Al igual que ya hiciera el lehendakari Iñigo Urkullu, el coordinador ha abogado por mantener las restricciones más allá del domingo 9 de mayo, cuando decaiga el estado de alarma, por "ser valiosas y haberse demostrado eficaces. Apostamos por mantenerlas para no retroceder", ha hecho hincapié.

Ante las críticas de los grupos de la oposición, Fernández ha negado que los planteamientos de la comisión técnica "estén promovidos por intereses ocultos", sino que se basan en criterios científicos y técnicos. "Sus componentes son seres humanos expertos que buscan aportar lo mejor de sí. Estamos tomando decisiones que tratan de encontrar el equilibrio entre el bien mayor de la salud y el menor coste social, pero cada decisión que se toma genera perjuicios. Son decisiones duras que tienen un impacto en todos los ámbitos", ha respondido.

Tras admitir que, por esta razón, las medidas que se adoptan son "controvertidas" –además de tener que ser viables desde el punto de vista jurídico y de la gestión social–, también se ha felicitado por que "la mayoría de la sociedad entiende y comparte" su adopción y que esta "ofrece resultados".

MENOS HOSPITALIZACIONES


Fernández ha señalado que gracias a ellas se ha logrado que cada ola de la pandemia sea inferior a la anterior, con picos máximos en la tasa de incidencia que llegaron a 844 casos el 12 de noviembre, 668 el 2 de febrero y 546 el 26 de abril. Frente a ellos, ha enumerado doce comunidades autónomas cuyos picos fueron sustancialmente más elevados, y que alcanzaron, por ejemplo, los 1.459 casos por 100.000 habitantes el 27 de enero en la Comunidad Valenciana o los 1.467 en Extremadura el 21 de ese mismo mes.

Fernández se ha mostrado convencido de que, gracias a la adopción de estas medidas, Euskadi ha frenado los efectos del virus en la sociedad: si en el Estado los ingresos en UCI acumulan una media de 63 por 100.000 habitantes y 704 hospitalizaciones, en la CAV esas cifras no superan los 51 y 601, respectivamente. También ha apuntado que, desde que comenzó la pandemia, Osakidetza ha realizado 44.741 test por 100.000 habitantes para detectar positivos frente a los 37.162 como media en el Estado.

noticias de deia