Las lluvias dejan carreteras cortadas y balsas en Bizkaia

Se recogieron 51 litros por metro cuadrado en La Cerroja y 49 en Matxitxako

07.02.2021 | 01:06
Las balsas de agua obligaron a cortar la carretera en Erandio. Foto: Oskar M. Bernal

Bilbao – Las intensas lluvias dejaron ayer carreteras cortadas, balsas de agua y desprendimientos en Bizkaia. Ríos como el Kadagua llegaron a situarse en nivel amarillo durante la primera parte del día, tras recogerse hasta 51 litros por metro cuadrado en La Cerroja, en Karrantza, y 49 en Matxitxako. A medida que avanzaba la tarde, con las lluvias remitiendo, fueron disminuyendo también su caudal.

El departamento de Salud del Gobierno vasco mantuvo activo hasta las 18.00 horas el aviso amarillo por precipitaciones intensas, que fueron especialmente fuertes y constantes en Bizkaia. Desde la medianoche del viernes al sábado, se llegaron a acumular 51 litros por metro cuadrado en La Cerroja y 49 en Matxitxako, con cantidades máximas acumuladas 13,6 en Berriatua y 10,5 en Oleta, mayores en otros puntos de Gipuzkoa como Añarbe, con 14,6 litros por metro cuadrado, y 13,6 en Miramon. Sin embargo, y pese a finalizar el aviso, en las siguientes horas se esperaba precipitaciones débiles, ocasionalmente moderadas en la vertiente cantábrica y especialmente en el este.

Las intensas lluvias dejaron en Bizkaia un reguero de carreteras cortadas, balsas de agua y desprendimientos de tierra. En Erandio, la BI-735 tuvo que ser cortada al tráfico a la altura del barrio de Asua por la gran cantidad de agua que quedó acumulada en la calzada. También se tuvo que impedir el paso de vehículos en el barrio de Bildosola de Arteaga por el mismo motivo, la presencia de balsas de agua.

En Bermeo, un desprendimiento de tierras obligó a cerrar a la circulación la carretera BI-631 a la altura del punto kilométrico 32, y el tráfico tuvo que ser desviado por la BI-301 hacia Bakio y la BI-2101 hacia Mungia. Otro corrimiento se produjo en el barrio San Andrés de Trapagaran.

Fueron los incidentes más destacados de una jornada en la que los bomberos tuvieron que actuar en localidades principalmente de Ezkerraldea como Muskiz, Ortuella o Portugalete para actuar por arquetas que se habían quedado obstruidas o patios anegados por el agua.

También en Gipuzkoa, un desprendimiento obligó a cortar en ambos sentidos la N-634 a la altura de Zarautz, desviando el tráfico por el alto de Meagas.

Para hoy se esperan chubascos débiles que remitirán durante la mañana y volverán por la noche, mientras que la cota de nieve subirá hasta los 1.300 metros. Las temperaturas descenderán ligeramente y el viento soplará del oeste moderado en el litoral y flojo en el resto.

noticias de deia