Curso académico

Bildarratz desmiente la versión de los sindicatos de Educación

El consejero reitera que en la mesa de Educación se alcanzaron acuerdos

08.10.2020 | 20:24
Una profesora impartiendo clase el primer día del curso.

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, considera "incomprensible" que los sindicatos del sector transmitieran "una imagen negativa y de tensión" tras la reunión mantenida el miércoles en la que, entre otras cosas, se anunció la contratación de 670 docentes de refuerzo para los centros escolares y se acordó la celebración de las cuatro mesas sectoriales.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Jokin Bildarratz ha afirmado que la reunión del miércoles en Gasteiz "terminó con acuerdo", pese a lo cual la información que ofrecieron los sindicatos a su término incidió en una valoración negativa. En opinión del consejero, en un momento en que "la sociedad ya está tan tensionada, no se debería trasladar más inseguridad a las familias por la situación en las aulas", más aún cuando se ha comunicado que se van a destinar más recursos y que habrá más contrataciones.

Jokin Bildarratz:"Es incomprensible que los sindicatos trasladasen una imagen de tensión"
"La reunión terminó con un acuerdo que se sustanció en que, en dos semanas, se reunirán y pondrán en marcha las cuatro mesas sectoriales: las de laborales, funcionarios docentes, comedor y limpieza, y profesores de religión". "Después de cuatro horas de reunión se obtuvo este acuerdo. Lo que es incomprensible es que, después, se quiera trasladar esta imagen totalmente negativa y de tensión, cuando es cierto que fue una reunión tensa, como entiendo que son todo este tipo de reuniones, pero lo positivo es que se cerró un acuerdo", ha reiterado.

Jokin Bildarratz ha invitado a las organizaciones sindicales a seguir dialogando de forma "leal y sincera para evitar que el alumnado se vea perjudicado". "Yo invitaría a los sindicatos a que sigamos por la vía del diálogo, a que distensionen el mensaje y saquemos la educación del conflicto", ha añadido. A su juicio, "la educación necesita más una sonrisa que una pancarta", en alusión a la necesidad de que los alumnos tengan "tranquilidad" y vivan su proceso educativo "con esperanza". "Es probable que (los sindicatos) no entiendan que el diálogo es una de las vías principales para solucionar los problemas. Yo sigo aportando lo mismo y no voy a profundizar en la diferencia", ha asegurado el consejero.

Sobre las tres jornadas de huelga en los comedores escolares convocadas el mismo miércoles por los sindicatos ELA, LAB, CC.OO. y UGT, Bildarratz ha dicho que no comprende "en qué se sustancia la convocatoria", puesto que ya se ha anunciado que habrá un refuerzo de 730 profesionales para esas labores y para asegurar el funcionamiento de los jantokis. Al consejero también le ha sorprendido que la huelga se anunciara minutos antes de la reunión de los sindicatos con el Departamento y, sin embargo, no se tratara en ella.


OTRAS PROTESTAS


Trabajadoras de las subcontratas de limpieza en centros dependientes del Departamento de Educación y de la UPV/EHU se concentrarán el viernes ante la sede del Gobierno vasco en Bilbao, convocadas por los sindicatos ELA, UGT, LAB, CC.OO. y ESK, para denunciar las condiciones laborales de este servicio al que, según dijeron, el Ejecutivo y las empresas "solo atribuyen esencialidad ante convocatorias de huelga". En un comunicado conjunto, los sindicatos han recordado que, en la huelga del sector de enseñanza del pasado 15 de septiembre en Euskadi, el Gobierno vasco decretó unos servicios mínimos del 100% en la limpieza, al considerarse "esencial".

Por otro lado, la plataforma Haurrak Ere Bai ha expresado su deseo de que el protocolo anti-covid "impuesto" por el Gobierno vasco para la enseñanza "sea eliminado", y ha criticado que los planes de contingencia de algunos colegios "han tomado aspecto de escenario militar en nombre del cuidado de la salud física". Este colectivo, creado en abril por medio centenar de familias de la CAV y Nafarroa, ha hecho público un comunicado en el que expone sus propuestas para que se aplique el protocolo "de manera más humana" y ofrece a los centros educativos la colaboración de los padres. Asimismo, pide que los niños puedan quitarse la mascarilla en espacios abiertos si se mantiene la distancia.