Pediatra de Atención Primaria

Pedro Gorrotxategi: "No, no se van a contagiar todos en la escuela"

07.09.2020 | 01:14
Pedro Gorrotxategi.

¿Le llevo al colegio o al pediatra? Gorrotxategi admite que la llegada del curso escolar "nos va a exigir poner mucho de nuestra parte" a todos

¿Se van a infectar todos los niños en la escuela?

—Pues no. No se van a contagiar todos. Las medidas que se van a tomar igual son difíciles de llevar a la práctica, pero son buenas. No es lo mismo un colegio que tiene salones de actos, que puede distribuir a los alumnos, que otro en el que están los niños en unos barracones, sin distancias de seguridad, como he llegado a ver por ahí. En Euskadi no tanto. El problema es que hay esas desigualdades en la educación también y las carencias esas salen cuando se tensiona el sistema. No sé, yo no he oído tampoco que se vaya a contratar a más profesores...

Dijo la exconsejera de Educación que se preveía la contratación de un millar de personas de refuerzo, pero aún no se ha hecho.

—Ya saben el número de alumnos que va a haber en Educación Primaria e Infantil..., creo que tendría que haber ya contrataciones; si en vez de grupos de 20 alumnos, consiguen de 15 o 10, pues mucho mejor. Siempre va a ser más fácil hacer el seguimiento de los casos.

Hay que dar por hecho que se cerrará algún colegio, ¿no?

—Si un niño da positivo ese niño tiene que estar en su casa, sus padres también tienen que estar confinados; si otros niños en la gela son contactos directos, aunque sean negativos, tienen que estar en cuarentena también. Va a ser muy difícil; yo creo que tenemos que poner todos de nuestra parte. Tenemos que asumir que este invierno va a ser diferente. Habrá trabajadores que un día puedan ir a trabajar y otros que no.

¿Nos volverán locos la gripe y los catarros este otoño?

—Están la gripe, que afecta a los niños entre 4 y 12 años, normalmente; y la bronquiolitis, que afecta a los menores de 2 años; los dos dan fiebre. En los pequeñitos, la bronquiolitis da fiebre y dificultad respiratoria y en los mayores la gripe da malestar, fiebre y tos; entonces, los dos cuadros son similares a los del coronavirus y clínicamente no se pueden diferenciar sin pruebas. ¿Qué sucedía antes? Que un niño que tenía gripe no causaba el aislamiento de los padres, pero al haber el confinamiento, lo cambia todo. Porque además el covid es una enfermedad que se presenta mucho más grave, con una mortalidad más alta.

¿Y están los pediatras de los centros de Atención Primaria preparados para ello?

—Una cosa que pedimos en Atención Primaria es que tuviéramos medios para diagnosticar la gripe, porque si ahora mismo, por ejemplo, un niño de 12 años está con fiebre, le haces una PCR y te quedas tranquilo y no tienes que hacer un seguimiento.

¿Hay test rápidos para la gripe?

—Hay test rápidos, pero solo en hospital. Sí que tiene mucho interés en un pequeñito: si te viene un lactante con fiebre de 39 le haces el test de la gripe y si da negativo, buscamos más cosas, infecciones de orina, meningitis..., porque en menores de 3 meses, solemos hacer más pruebas y, si ya tienes un diagnóstico realmente te evitas ser más agresivo. Esa era la idea, conseguir ser menos agresivo. Sería muy interesante que nos dotaran de más herramientas para mejorar la atención a los niños.

¿Están funcionando con normalidad los servicios de Pediatría? ¿Podemos ir con tranquilidad?

Atendemos por consulta telefónica y, en función de lo que nos dicen, actuamos. Si es un contacto de coronavirus se le hace PCR sin verle y luego para el resto hay como dos áreas diferenciadas, los que no tienen nada que ver con el coronavirus, como una torcedura de pie. Eso funciona igual, le hacemos radiografía y todo lo que necesita, pero nosotros tomamos la precaución como si fuese coronavirus, porque no sabes si lo puede tener y es asintomático. Hay circuitos diferenciados y entran por puertas diferentes. Creo que se están haciendo las cosas bastante bien.

¿Se están haciendo revisiones y vacunaciones?

—Hasta los 15 meses se han hecho todas, y en el centro nuestro a los que son más mayores y es más demorable, hemos tratado de hacer las más posibles en verano, que estábamos mejor. Si ahora la epidemia va a más y nos llega a desbordar, la de los pequeñitos, hasta los 15 meses, trataremos de mantenerla y las primeras vacunaciones para que los niños tengan las defensas adecuadas; eso se mantendrá.

Le pongo un supuesto: domingo por la noche, mi hijo tiene un poco de tos, pero el lunes se levanta bien. ¿Le puedo llevar al cole? ¿Dónde está la medida?

—Es muy difícil medir eso. Si tose un poco o si tiene mocos no hay ningún problema. Puede ser un catarro: los niños pequeñitos tienen entre ocho y diez catarros al año. La tos esta es una tos seca, que al niño le cansa, le cuesta algo.

¿Tos persistente?

—Persistente, claro. Pero aparte de descartar el coronavirus lo primero, si da negativo, hay que ver si es tos ferina. Porque el coronavirus no lo es todo; es lo nuevo. Pero todo lo que había antes sigue igual. Lo único igual, es que en países que ya están en invierno, parece que con tanta medida de aislamiento y distanciamiento, está habiendo menos enfermedades invernales, porque nos estamos protegiendo más y limitando la transmisión que antes hacíamos con total normalidad. Y estamos viendo que se está reduciendo la gripe.

¿Le ha pedido alguien un justificante para no llevar a su hijo a la escuela?

—Sí que hay algún caso, como insinuando, como que tiene un asma leve e igual no le llevo... Hay una legislación sobre eso. Nosotros no podemos decir que un niño no vaya a la escuela. El padre me dice: hazme un certificado; y yo pongo: asma leve intermitente, y con eso luego que haga lo que quiera, pero yo no puedo decir que por ese asma no puede ir al colegio.

"Igual son difíciles de llevar a la práctica, pero las medidas que se van a tomar para el regreso a las aulas son buenas?