Año y medio de constantes cambios de tráfico ante el IMQ en Bilbao

Arrancan las obras para desmantelar la rotonda y generar un solar donde levantar 230 viviendas

27.06.2020 | 00:34
Las obras comenzaron con la demolición del antiguo skate park, abajo, zona donde se acopiará el material que generarán las obras de la nueva trama urbana

Bilbao – El desmantelamiento del antiguo parque para skaters es el trabajo con el que comenzaron las obras de urbanización en los aledaños de la clínica que el IMQ tiene junto a la ría, que supondrán la desaparición de la actual rotonda a la que se desemboca desde el puente Euskalduna.

La Junta de Concertación de Zorro-tzaurre es la encargada de un proyecto ubicado entre el paseo ribereño, las calles Morgan, General Eraso, Ballets Olaeta y el mencionado viaducto, donde se creará una nueva trama urbana de forma rectangular que bordeará un gran solar en el que se construirán, a medio plazo, varios bloques con 230 viviendas.

El arranque de los trabajos permitirá efectuar los trabajos más duros a lo largo de este verano, época en la que hay menos circulación en la villa, por lo cual las molestias para los conductores serán menos importantes. El elemento más complejo de los trabajos es el mantenimiento del tráfico rodado y peatonal por la zona, lo que supondrá cambios constantes en los actuales recorridos de unos y otros.

"Las fases de tráfico van a ser muy relevantes, por lo cual vamos a informar constantemente de los cambios de los flujos para los vehículos y también de los viandantes", explicó a DEIA Juan Carlos Sinde, director de la Junta de Concertación de Zorro-tzaurre. Las reuniones con las diferentes áreas municipales afectadas han sido complicadas para minimizar al máximo las afecciones. Todavía están por cerrar las diferentes fases e itinerarios que se concretarán a lo largo del año y medio de trabajos, pero seguro que serán numerosas con lo que ello conlleva de complicación. Incluso se construirá todo un vial nuevo que después, una vez concluida su función provisional, será desmantelado.

En cuanto a los peatones, que han empezado a descubrir el recorrido de ribera que une Botica Vieja con el nuevo paseo de dos kilómetros que se prolonga por San Ignacio hasta casi el barrio de Elorrieta, tendrán que acostumbrarse a un nuevo camino como consecuencia de las obras. "A la altura de donde están las canchas de baloncesto, nada más pasar por debajo del puente Euskalduna en dirección San Ignacio, va a ser necesario romper el itinerario peatonal", describe Sinde. Para ello habrá que cortar antes el paso, habilitándose un recorrido alternativo que obligará a ir hasta la paralela calle Morgan, después cruzar para pasar por delante de la fachada del IMQ que mira a la rotonda y, finalmente, retomar el nuevo paseo en dirección a San Ignacio.

Los trabajos ya iniciados se desarrollarán a lo largo de 18 meses con un coste de 3,2 millones de euros, ligeramente más bajo del que la Junta de Concertación preveía en la licitación del proyecto. Cuando, para diciembre de 2021, concluyan los trabajos, la distribución de la circulación rodada de la actual glorieta será sustituida por un gran perímetro rectangular, de 170 metros de longitud por setenta de ancho. Un elemento clave de los nuevos itinerarios será el futuro vial de cuatro carriles, dos en cada sentido, que unirá la desembocadura del puente Euskalduna con el centro sanitario. El tramo de la calle Morgan, que correrá en paralelo al nuevo solar, también tendrá doble sentido de circulación y no solo uno como en la actualidad.

De precio libre Por lo que se refiere a las futuras viviendas, el solar es propiedad de Visesa, la sociedad pública que no puede promover pisos a precio libre, por lo que tendrá que vender el terreno para que una constructora privada pueda construirlos. Las 230 viviendas previstas se levantarán en tres bloques diferentes con forma de H, el más alto de trece alturas. El conjunto de la operación urbanística dará continuidad definitiva al itinerario peatonal por la orilla, habilitará un bidegorri, que conectará con el que llega de Botika Vieja, y creará espacios verdes diversos donde se plantarán en diferentes hileras casi 150 árboles nuevos de diferentes portes.

Cambios de circulación

Para los que lleguen desde el Puente Euskalduna

Tomarán el vial único de cuatro carriles que se genere hasta llegar a la clínica del IMQ. En este punto girarán a la derecha para, tras un corto trecho torcer a la izquierda, si se dirige a los túneles de Ibarrekolanda, o a la derecha, si se conduce a Botika Vieja por la calle Morgan que se convertirá en vía de doble sentido.

Para los que accedan desde la zona de Ibarrekolanda

A los que vayan al Ensanche no les cambia nada ya que la calle Ballets Olaeta les lleva directos al puente Euskalduna. Los que quieran ir a Botica Vieja tendrán que girar a la izquierda nada más pasar el edificio del IMQ y al finalizar ese pequeño tramo, tomar a la derecha para ir por la ribera de la ría.

Para los conductores que circulen desde Botika Vieja

Los que llegan de Botika Vieja y vayan al puente Euskalduna darán más vuelta. En concreto, deberán seguir por la calle Morgan hasta bordear el IMQ, girar a la izquierda y acceder por Ballets Olaeta para enfilar el viaducto al otro lado de la ría.

"Las fases de tráfico van a ser relevantes por lo que vamos a informar de los constantes cambios"

Juan Carlos Sinde

Director del proyecto Zorrotzaurre

noticias de deia