Las bibliotecas de Bizkaia empiezan a pasar página

19.06.2020 | 01:14
La sala de estudio de Bidebarrieta ha vuelto esta semana a la actividad.

Desde el pasado lunes la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta permite el acceso a la sala de estudio de su centro bajo estrictas medidas de seguridad

Días después de la vuelta progresiva a la actividad de las bibliotecas municipales el pasado 1 de junio, la normalidad comienza a regresar a estos centros. Entre ellos destaca la biblioteca de Bidebarrieta, que desde este lunes ha retomado su servicio físico, eso sí, con grandes restricciones de seguridad. El propio personal de la biblioteca tendrá durante este periodo de vuelta a la normalidad una gran importancia a la hora de preservar la seguridad de quienes acudan, ya que será a través de sus indicaciones y señalización bajo las cuales los demás deberán actuar dentro de los espacios acondicionados.

Ahora bien, el avance a la fase 3 de desescalada ha traído que el proceso de vuelta a la normalidad se acelere. La Biblioteca Municipal de Bidebarrieta abrió sus puertas para acoger a personas que deseen leer o estudiar en las salas preparadas para ello. Tal y como ha informado el Ayuntamiento, "las usuarias y usuarios recibirán a su entrada un ticket con el número del puesto de estudio asignado". El uso de la mascarilla durante la estancia en el edificio será obligatorio, y los grupos de personas que puedan estar en el mismo momento en estas salas serán relevados por turnos, con el objetivo de facilitar el acceso a un mayor número de personas. "Por fin puedo estudiar en un sitio más tranquilo, en casa me era imposible concentrarme", comenta Iker, que afronta estos días la preparación para la selectividad.

Cuando cada turno finalice, la sala "se cerrará para la limpieza y desinfección de todos los puestos que hayan sido ocupados, limpieza que se repetirá a primera hora del día siguiente antes de su apertura al público". Los objetos remanentes en la estancia después de que se cierre serán retirados para que la plaza quede libre en el próximo turno. Con estas nuevas medidas, la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta trata de prepararse para lo que será la nueva normalidad.

En lista de espera Por su parte, la Universidad de Deusto, según asegura su responsable de prensa, Miriam Portell, "aún no ha tomado medidas sobre la vuelta física de los estudiantes a la Biblioteca". Este no es un caso aislado, ya que otras entidades también han decidido no comenzar su servicio a pleno rendimiento hasta que la situación sea completamente segura.

La propia Portell afirma que existen dudas sobre cuándo comenzarán a ofrecer el servicio físico, aunque se cree que volverán "con el comienzo del curso".

Algo similar ocurre con la Mediateka de Azkuna Zentroa. Fuentes del centro bilbaino informan que aún no es posible acceder al servicio de la sala de estudios, ni a los documentos in situ o la biblioteca, aunque siguen "todas las normas marcadas por las autoridades sanitarias". En la Mediateka han creado un protocolo propio para las entregas de los materiales previamente reservados. "Los libros se entregan en una bolsa de plástico y tras las devoluciones se ponen en cuarentena durante 15 días para su esterilización".

Por otro lado, desde Azkuna Zentroa informan de que posiblemente a partir del próximo lunes se ampliarán los servicios de la Mediateka. Finalmente, la directora de la Biblioteca Universitaria de la UPV/EHU, Esperanza Iñurrieta, afirma que "el decreto en el que se establecían las normas para la gestión y aplicación de la fase 3 del proceso de transición, permite la apertura de las salas de consulta y estudio en un 60% de su aforo, pero son salas sin fondos". Sin embargo, para el desencanto de cientos de estudiantes con recuperaciones, las salas de estudio de las bibliotecas universitarias son salas con fondos de acceso libre, por lo que continuarán cerradas hasta nueva orden.