El nuevo curso escolar y la brecha digital

El Departamento de Educación ha prestado 6.000 ordenadores y 1.500 tarjetas SIM durante el confinamiento a estudiantes sin medios para seguir las clases 'on line'

08.06.2020 | 01:04
El nuevo curso escolar y la brecha digital

Eliminar la brecha digital es un elemento central en la programación del próximo curso ante la posibilidad de que la pandemia imponga una nueva cuarentena o se deba implantar un sistema mixto que combine enseñanza presencial y a distancia. Aunque la apuesta sea que en septiembre el alumnado se incorpore a clase con normalidad, el Gobierno vasco debe trabajar con todos los escenarios hasta que no se halle una vacuna contra el covid-19. En estos momentos, el Departamento de Educación está culminando una gran compra de 23.000 ordenadores portátiles para el alumnado y otros 7.000 para el profesorado por un montante cercano a siete millones de euros.

"Si el año que viene se plantea una educación mixta u on line, creemos que con esta compra vamos a poder dar solución a todos los alumnos y alumnas que tienen más dificultades", afirma Polentzi Urkijo, director de Recursos Materiales e Infraestructuras del Departamento de Educación. Si la situación sanitaria hace posible la actividad presencial, todos esos equipos servirían para renovar el parque informático que los últimos años se han completado con pizarras y paneles digitales, la instalación de wifi en toda las aulas y la mejora de la conectividad, llevando un ancho de banda de 100 megas a todos los centros públicos.

Según la Estadística de la sociedad de la información y comunicación en los centros educativos no universitarios que acaba de publicar el Ministerio de Educación, la escuela vasca tiene la mejor dotación informática del Estado. El número de estudiantes por ordenador destinado a tareas de enseñanza es de 1,5, frente a los 2,9 de media estatal o los 3,9 estudiantes de la Comunidad de Madrid. Es decir, que mientras en Madrid hay un ordenador por cada cuatro estudiantes, en Euskadi la proporción es casi de uno a uno. El importantísimo esfuerzo inversor, superior a los 100 millones de euros, realizado por los sucesivos Gobiernos vascos ha triplicado el número de dispositivos digitales en la última década. De los 4,6 estudiantes por ordenador que había el curso 2008-2009 a los 1,5 del curso 2018-2019.

El confinamiento ha puesto patas arriba el día a día de muchos estudiantes que en casa no disponen de los recursos para seguir las clases a distancia, aunque en clase sí. La brecha digital en Euskadi es más grande de lo que se podía imaginar al inicio de la cuarentena, cuando Educación repartió 2.000 portátiles a estudiantes que carecían de ellos. De abril a junio se ha triplicado el número de ordenadores que ha tenido que ceder el Gobierno vasco entre estudiantes sin medios para poder seguir las clases a distancia.

"Desde que se suspendió la actividad en las escuelas hemos ido haciendo frente a la falta de medios digitales para seguir la educación on line del alumnado vulnerable. Esto es un hecho. Hemos repartido, en calidad de préstamo, 6.000 equipos portátiles, unas 500 tabletas y 1.500 tarjetas SIM, asegura Urkijo. Entre el profesorado ha habido de todo, quienes han funcionado con sus propios ordenadores y quienes lo han hecho con los del centro. "En estos dos ejercicios hemos querido terminar de dotar de un equipo por cada docente. En ese sentido estamos culminando una compra de equipos de cara al año que viene que nos va a servir para el profesorado de todo Secundaria y una parte importante de Primaria", afirma el director de Recursos Materiales e Infraestructuras.

Transito de las TIC a las TAC
Si algo ha dejado patente esta pandemia es que, aunque importantes, las tecnologías por sí mismas no van a producir cambios metodológicos. La integración adecuada de las TIC en los procesos de enseñanza constituye un reto interesante de cara al próximo curso en el que se podría volver a la educación a distancia, total o parcial, en caso de que la situación sanitaria empeore. En este sentido, el estudio del Ministerio revela que la escuela vasca aún tiene un amplio margen de mejora, ya que se coloca en la mitad de la tabla respecto a su uso, un poco mejor que la media estatal. El caso es que solo cuatro de cada diez centros educativos vascos participó en proyectos, convocatorias o experiencias con el uso de las tecnologías educativas el curso 2018-2019, frente al 64% de los centros de Castilla León o el 62% de los de la Rioja.

Cuando la consejera Cristina Uriarte accedió al cargo se marcó como objetivo transitar de las TIC a las TAC, las tecnologías del aprendizaje y el conocimiento ya que el parque informático ya era lo suficientemente sólido como para empezar a desarrollar en serio la educación digital. En opinión de Urkijo "el salto a las TAC es aún un reto que se está consiguiendo poco a poco. Y esta situación que nos ha sobrevenido nos ha ayudado a poner a prueba todo lo que habíamos trabajado".

En este sentido, señala que el Departamento no maneja ningún plan concreto. "Nosotros en todo momento estamos formando a través de los berritzegunes, tratando de impulsar el uso de las TIC, que creo que está muy avanzado entre el profesorado. Esta situación nos ha dado un empujón muy importante y hay que aprovechar esta circunstancia para, a partir de ahora, dar un empujón a la creación y difusión de nuevos medios digitales".

En opinión de este experto, "la educación digital aún está por hacer", sobre todo en el ámbito lingüístico. "Los contenidos en euskera son uno de los hándicaps que tenemos. En la actualidad disponemos de los materiales de las editoriales y sobre todo de materiales creados por los centros educativos. Entendemos que una de las cosas que tenemos que fomentar es la producción de materiales digitales en euskera", En muchos casos los materiales ya están hechos, son los que usan los profesores en su día a día, "lo que tenemos que promocionar es que los digitalicen y los compartan con los compañeros", afirma Urkijo.

A día de hoy existen referencias de otros sistemas educativos, pero "no creo que haya un solo modelo digital referente. Creemos que los que están más avanzados son los que tienen más ordenadores y no es así. La educación digital está en construcción. Tenemos los medios, pero hay que saber usarlos".

"Hay que fomentar la producción de materiales en euskera, ese es nuestro hándicap"

Polentzi Urkijo

Recursos Materiales de Educación

"La educación digital aún está por hacer y hay que aprovechar para darle un empujón"

 


noticias de deia