Romina Amieva | Candidata a Miss World Spain

"En un certamen no hay que ser perfecta, todas tenemos nuestras imperfecciones que nos hacen especiales"

28.05.2020 | 00:11
Romina Amieva, Candidata de Bizkaia a Miss World Spain

La gala del certamen Miss World se celebrará el 25 de julio en Oropesa del Mar, después de que tuviera que ser retrasado debido a la pandemia del covid-19

El concurso Miss World Spain se celebrará del 19 al 26 de julio en Marina D'Or, en Oropesa del Mar, entre fuertes medidas de seguridad debido al covid-19: uso obligatorio de mascarillas, medidas de higiene, vigilancia en las plantas de los dormitorios de las candidatas y límite de aforo son algunas de ellas. A sus 20 años, Romina Amieva será la candidata por Bizkaia. La joven, que estudia para auxiliar de vuelo y trabaja como modelo profesional, nació en Euskadi y vivió en Bermeo hasta que, siendo muy niña, su familia se trasladó a vivir a Asturias. Desde entonces reside en la villa marinera de Ribadesella.

¿Por qué se presenta por Bizkaia?

—Yo he vivido en Asturias prácticamente toda mi vida, ya que nos mudamos cuando yo era muy pequeña porque mi madre tenía familia allí. Pero cuando me presenté al concurso, ya había una chica por Asturias. Pero el organizador de Miss World, al que parece que le gusté, me preguntó si tenía otra procedencia o familia en algún otro sitio y entonces le comenté que tenía raíces en el País Vasco. Me mandó hablar con el delegado de aquí, que se aseguró de que fuera verdad, le gusté y me mandaron para representar a Bizkaia. Mi abuelo materno era marinero y Bermeo y Ribadesella tienen mucho en común, al final, ambas son villas marineras. He tenido mucha suerte.

¿Cómo empezó todo? ¿Cuál fue su primer concurso?

Empecé modelando con 16 años, en una fashion que hacen en Ribadesella. A raíz de ahí me vio una agencia. Mi primer concurso fue Dama y Caballero en Asturias, donde quedé Tercera Dama Asturias y Dama Popular. Después me presenté a Linda España y ahí saqué la banda de Linda Popular España. Mi meta siempre era Miss World, Miss International o Miss Universo, porque en realidad son los certámenes más reconocidos. Fui dando pequeños pasos para que se me conociera para este certamen.

¿Qué es lo que le gusta de los certámenes de belleza?

—Me gusta que es una belleza con propósito, ya no solo se basan en la belleza, sino que también seamos unas chicas completas, con buena actitud, solidarias y que tengamos estudios, que seamos cultas. Tenemos que preparar una ONG y nos dan la oportunidad de ayudar.

¿Cómo se encuentra ante la cita? ¿Nerviosa, ilusionada?

—En realidad estoy muy nerviosa, porque hay chicas muy válidas, me gustaría ganar, pero tampoco voy con esa meta. Voy a dar todo de mí, pero mi meta es darme a conocer, dar a conocer la ONG con la que estoy trabajando, mis valores y que vean que en un certamen tampoco hay que ser excesivamente perfecta, porque todas tenemos nuestras pequeñas imperfecciones que nos hacen especiales. Yo no me considero ni la chica más hermosa ni preciosa del mundo y ahí estoy. Me gustaría animar a otras chicas, decirles que también se puede.

¿Con qué ONG trabaja?

Trabajo con una ONG de Asturias que se llama Huellas del Sella, que trabaja con los animales y está creando un refugio. Soy animalista y me gustan mucho los animales.

Si en el certamen le pidieran que se describiera, ¿cómo lo haría? ¿Cuáles cree que son sus puntos fuertes para ganar?

—Mi punto fuerte sería que soy muy alegre, muy bondadosa y cercana, enseguida te hablo y te cojo cariño, pero también es una parte de mi punto débil, porque me fío mucho de las personas y entonces muchas veces me llevo algunas malas experiencias.

noticias de deia