Pte. de la patronal vizcaina del comercio (Cecobi)

Pedro Campo: "El comercio se siente desprotegido y ninguneado"

15.05.2020 | 00:20
Pedro Campo

El presidente de Cecobi exige al Gobierno español que consensúe la norma sobre las rebajas y que deje de provocar "inseguridad e incertidumbre" en el sector

Para Pedro Campo las decisiones confusas y contradictorias que los diferentes ministerios del Gobierno español están tomando para el comercio suponen un "mazazo". Sin pelos en la lengua, el presidente de Cecobi critica duramente la gestión del Gobierno Sánchez, denuncia que no hayan contado con el sector para tomar decisiones y asegura que estas restricciones no van a provocar más que el cierre en cadena de pequeños negocios. "Lo que está pasando es de risa", lanza.

¿Un comerciante pueda aplicar ahora rebajas en sus productos?

—¿Acaso tú lo sabes? Porque yo, ahora mismo, no te puedo responder a esa pregunta.

¿Qué está ocurriendo?

—Esa pregunta me la hago yo. Este es uno de los ejemplos de la desgobernanza a la que el Gobierno español está sometiendo a la ciudadanía en esta época de pandemia que nos está tocando vivir. Desde el Ministerio de Sanidad dicen que no se pueden aplicar las rebajas y, en cambio, desde el Ministerio de Comercio, Turismo y Consumo dicen que sí. Mientras tantos, los afectados no saben qué hacer.

¿El comerciante a quién tiene que hacer caso?

—No tenemos ni idea. Está claro que lo que sucede es que hay una invasión de competencias y lo que están haciendo con este sector es una vergüenza y no tiene ningún sentido.

La consejera de Turismo, Comercio y Consumo, Sonia Pérez, salió diciendo el miércoles que sí se pueden aplicar las rebajas.

—Pues que se lo pregunte al Ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ese mismo día por la noche volvió a insistir que las rebajas no se pueden aplicar en tienda física.

Pero, en cambio, sí se pueden aplicar las rebajas 'on line'. ¿Esto ayudaría al sector?

—¿Ayudar? Lo que haría es seguir destruyéndolo aún más. La medida anunciada por Illa provocaría una alarmante disfunción de precios entre los canales de venta on line y off line.

¿Supondría una desventaja competitiva?

—Sin lugar a duda. El comercio es uno de los sectores que vive en estos momentos una situación crítica; con esta medida el pequeño comercio una vez más se sitúa en una clara situación de desventaja frente a las grandes plataformas multinacionales, que siguen operando sin ninguna restricción.

Entonces, resulta que el comerciante puede abrir pero no aplicar rebajas en tienda.

—Según Illa, así es. En las páginas web sí.¿Y si se da el caso que esas tiendas no cuentan con venta on line?

¿Es posible fijar un precio en tienda y otro a través de la página web?

—¿Te crees que alguien del Gobierno ha pensado en esos detalles? Lo que han hecho más allá de pensar en el sector es dejar abrir y luego decirles que no pueden vender con rebajas. ¿Saben cuánto ha caído el consumo?

¿Cuánto ha caído el consumo?

—Mucho. La gente no va a comprar al comercio como antes de la pandemia.

Esta medida se aplica para evitar aglomeraciones, ¿no?

—Sí, sí, eso dicen. ¿Durante la pandemia no han existido aglomeraciones en las puertas de los comercios de alimentación? ¿Ha pasado algo?

Guardando las distancias...

—Eso es. Primero, el comercio ha abierto después de cincuenta días con unas normas sanitarias que se están aplicando con unas restricciones y con un aforo limitado de un tercio que considero son excesivas. Pero, sin embargo, se están acatando. Pero por si fuera poco, ahora sale el Gobierno incluyendo la norma de no aplicar rebajas en las tiendas. Dicen que las rebajas incitan a las aglomeraciones pero ¿de dónde sacan semejante afirmación?

¿De todos modos, cómo es posible vetar unas rebajas que como tal ya no existen desde su liberalización?

—El señor Illa tiene un desconocimiento total de lo que son las rebajas en estos momentos. ¡Ojalá tuviésemos aglomeraciones en las puertas de los comercios... si eso ha desaparecido desde que el Gobierno del PP liberalizó los periodos oficiales de rebajas en 2012.

Le noto enfadado.

—¿Pero cómo no voy a estar enfadado con lo que está pasando? Todo esto es de risa, como el argumento de una película de Alfredo Landa. Tengo el teléfono que me echa humo de comerciantes que me llaman para preguntar qué tienen que hacer y no sé qué tengo que responderles.

Han pedido rectificación.

—¡Qué menos! Por lo menos debe salir el presidente, Pedro Sánchez, a aclarar esta falta de coordinación por parte de sus dos ministros, el de Sanidad y la de Comercio. Eso en primer lugar y, en segundo, lo que hemos solicitado es que si Sanidad insiste en su desafortunada ocurrencia que se suspendan las rebajas y promociones en todos los formatos, no solo en tienda física sino también en las plataformas on line. Así, por lo menos para jugar con las mismas ventajas en cuento a precios.

Han solicitado retrasar las rebajas.

—Sí, desde Cecobi defendemos posponer la fecha de inicio de las rebajas, volver al formato tradicional y si Illa continúa con su desafortunada idea que las rebajas se veten en todos los formatos.

¿Qué es lo que más le está molestando?

—Que nadie nos haya llamado para preguntarnos lo que pensamos. Que las decisiones se hayan tomado sin consultar al sector, sin preocuparse por cómo se está llevando esta situación. Con la que está cayendo, con todos los negocios sin apenas ventas, nos sentimos totalmente desprotegidos y ninguneados por el Gobierno que va tomando decisiones sin pensar en las consecuencias.

¿Han solicitado reunirse con el Gobierno?

—Llevamos pidiendo una reunión para formar una mesa en la que se traten cuestiones relacionadas con el sector comercial desde que se decretó el estado de alarma. No hemos tenido respuesta del Ministerio de Comercio. La interlocución es nula. No hacen ni caso.

¿Mientras que se aclare esta situación al comerciante que haga rebajas le podrían multar?

—Entendemos que no, según las explicaciones de la consejera Pérez, siempre y cuando las rebajas no provoquen aglomeraciones.

Se necesitan medidas para activar el sector, ¿no?

—Sin lugar a dudas. Además, la falta de medidas encaminadas a reactivar el comercio y las restricciones intervencionistas anunciadas por Sanidad van a provocar el cierre de cientos de miles de pequeñas y medianas empresas, y llevará al paro a un millón de trabajadores.

"Los comerciantes me llaman para preguntarme qué deben hacer y no sé qué responderles"

"¿Aglomeraciones en rebajas? ¡Ojalá! Illa tiene un desconocimiento total de lo que son las rebajas"

"Desde el principio hemos pedido una reunión con el Ministerio de Comercio, pero no nos han hecho caso"


noticias de deia