Solo 4 de cada 100 empleados teletrabajaba en Euskadi el año pasado

Un tercio de ellos, disponía de un dispositivo portátil para uso profesional con conexión remota, por lo que podían teletrabajar.

20.04.2020 | 11:33
Un hombre trabajando desde su casa.

Solo 4 de cada 100 empleados vascos trabajaba a distancia el año pasado, aunque un tercio de ellos, disponía de un dispositivo portátil para uso profesional con conexión remota, por lo que podían teletrabajar.

El Instituto Vasco de Estadística, Eustat, ha publicado este lunes una encuesta sobre el uso en las empresas vascas de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC), que en la actual crisis sanitaria por el coronavirus ayudan a adaptarse mejor a la nueva situación laboral.

El año pasado el 73,1 % de los trabajadores vascos usaban estas tecnologías y un 32,7 % tenía un dispositivo portátil que les permitía desempeñar sus funciones fuera de la ubicación física de la empresa.

Gipuzkoa era el territorio con más empleados con posibilidad de teletrabajar, con un 34,7 %; seguido de Bizkaia con un 32,5 %, y de Álava con un 29,2 %. Por sectores, en la construcción un 37,4 % disponía de conexión remota, frente a al 34,3 % en los servicios y al 25,6 % en la industria.

Sin embargo, pese a disponer de los medios técnicos necesarios, el año pasado solo el 3,9 % de los empleados vascos trabajaba fuera de la empresa al menos un tercio de su jornada laboral de manera regular.

Este porcentaje se elevaba hasta el 4,5 % en Gipuzkoa, el 3,8 % en Bizkaia y el 3,2 % en Álava; mientras que por sectores de nuevo la construcción era el ámbito con más teletrabajo (6,3 %), seguido de los servicios (4,2 %) e industria (2,2 %).

El teléfono móvil era el equipamiento TIC con mayor implantación, ya que estaba presente en el 93,4 % de los establecimientos vascos, el 91,6 % tenían acceso a internet y el 54,6 % disponía de página web.

El tipo de conexión a internet es importante de cara al teletrabajo, según destaca el Eustat. El año pasado los trabajadores vascos se conectaban principalmente de dos maneras: mediante el teléfono móvil (88,6 % de los casos) y con conexiones fijas por fibra óptica (71 %).

En cuanto a la seguridad digital a la hora de trabajar desde los hogares, el cifrado de datos, una medida de "vital importancia", se usa apenas en el 31,6 % de los casos y la utilización de redes VPN para garantizar la confidencialidad de la información en el 21,8 %.