Euskadi iniciará los test rápidos con enfermos leves de residencias

Ayer llegó un lote de 43.600 pruebas, que se harán a residentes que lleven cinco días con síntomas

07.04.2020 | 00:10
Una mujer de avanzada edad camina por la calle del brazo de un hombre.

Los test rápidos llegados ayer a Euskadi, una partida de 43.600, intentarán precisar los diagnósticos de coronavirus en uno de los lugares más sensibles al covid-19, las residencias de personas mayores. Según ha podido saber DEIA, el Departamento de Salud pretende realizar la prueba a todos los mayores que lleven cinco días con síntomas, tiempo en el que se producen los anticuerpos. A los que den negativo o tengan síntomas más recientes, se les hará la PCR –siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa– tradicional, para en uno o dos días tener a todos los residentes con síntomas identificados y saber si están o no infectados. El objetivo es que pasen el test todos aquellos enfermos leves para conocer con certeza si se trata de covid-19. El Departamento de Salud quiere registrarlo con fecha de inicio de síntomas para dibujar el mapa de la epidemia en Euskadi y conocer mejor cómo ha sido su evolución.

Estos test –de los que inicialmente el Ministerio había prometido 50.000– detectan anticuerpos (presencia de inmunidad, por lo tanto, personas que han tenido contacto previo con el virus). Son pruebas que se realizan extrayendo una pequeña muestra de sangre y el resultado se conoce en menos de media hora.

En una segunda fase se persigue realizar los test rápidos a contactos estrechos de infectados, a personas que trabajan en lugares de riesgo como UCI y los servicios de Urgencias que aparentemente no se han infectado, con el fin de conocer si ha habido contagios asintomáticos y que puedan estar más tranquilos en su actividad.

Mikel Sánchez, director de Planificación Sanitaria del Gobierno vasco, insistió ayer en que la prueba "ideal" para Osakidetza son las PCR ya que son más fiables y proporcionan un resultado con absoluta certeza. Sin embargo, aseguró que estos test rápidos les van a permitir ser "más ágiles" a la hora de saber si el paciente es positivo. Sánchez reconoció asimismo que "la sensibilidad es menor", de manera que a todo paciente con clínica compatible con el virus y que se le haga un test rápido que dé negativo, se le hará también una PCR. "Queremos garantizar que el resultado siempre es el mejor", confirmó.

Y es que los nuevos test son específicos, si dicen que el paciente tiene inmunidad no se equivocan, ha estado en contacto y está o ha pasado la infección aunque no haya tenido o tenga síntomas. Sin embargo, son poco sensibles y puede que no detecten anticuerpos y den un falso negativo, digan que no ha tenido infección y sí la hayan tenido. La razón puede obedecer a que es pronto y el sujeto no ha generado anticuerpos, o a que está tardando en hacer inmunidad o son pocos los anticuerpos en ese momento. Hay que señalar que desde el inicio de la pandemia, Euskadi ha llevado a cabo 22.637 pruebas de detección. De las 738 realizadas el domingo, siete de cada diez dieron negativo, el mismo porcentaje que el día anterior. No obstante, el número de pruebas realizadas hasta las 20.00 horas del domingo, fue la mitad que el día anterior, 738 frente a 1.437.

cambio de tendencia Mientras se incrementa el número de pruebas para estrechar el cerco al virus, Euskadi confirmó ayer que ya hay 8.810 casos positivos de coronavirus. Aunque el hecho de que disminuyera el número de contagiados respecto a días anteriores, constata que la enfermedad ha entrado en una fase de "estabilización o meseta", según subrayó Sánchez, quien advirtió de que "no hay que bajar la guardia a pesar del cambio de tendencia".

Además informó de que 33 personas han fallecido en las últimas horas con covid-19 en Euskadi, por lo que el número total de muertos desde el inicio de la pandemia alcanza los 548, mientras que los nuevos contagios se redujeron a 182, la cifra más baja desde el 18 de marzo y 259 menos que el domingo.

Por territorios, de los nuevos positivos, Bizkaia se lleva la peor parte, con 114 y un total de 4.603; 36 se registraron en Araba (2.675) y 32 en Gipuzkoa (1.532). Sánchez destacó que 124 personas recibieron el alta hospitalaria, por lo que a fecha de ayer eran 3.558 ciudadanos los que habían salido de los hospitales recuperados, mientras que continúan ingresadas 1.756 personas. Destacó que la situación en los hospitales mejora y que actualmente hay 75 camas libres en las UCI.

Sánchez informó de que los centros de atención primaria se mantendrán abiertos en Semana Santa, a pesar de ser festivos. Además, durante el fin de semana se reforzarán los centros de referencia para la sintomatología respiratoria.

los datos

33 muertos

cifra estable. El número de nuevas muertes –las últimas cifras diarias contabilizan 33–, continúa estable. Es el mismo número que el 4 de abril y cinco menos que el domingo. De las 548 víctimas registradas hasta el momento, 266 corresponden a Bizkaia; 201 a Araba y un total de 81 a Gipuzkoa.

De 0 a 19 años

sin víctimas. No se han producido muertes por coronavirus en la población comprendida entre los 0 y los 19 años. En la actualidad la tasa de letalidad en Euskadi se sitúa en el 6,2% y por grupos de edad la más alta se encuentra en la franja de entre 80 y 89 años, donde asciende al 19, 4%. Le siguen las personas de más de 90 años con una tasa del 19, 1%.

4.498 bajas

diagnósticos covid. Según los datos de ayer, en Euskadi, desde el inicio de la pandemia, Osakidetza ha tramitado 4.498 bajas médicas de pacientes diagnosticados de coronavirus y el número de positivos asciende a 8.810 casos.