Las ventas digitales de cuadernillos Rubio crecen un 270% por la cuarentena

Padres y profesores quieren ayudar con el repaso y el refuerzo en casa durante el confinamiento

26.03.2020 | 17:16
Los cuadernos Rubio han sido una ayuda para miles de escolares de varias generaciones
Las ventas digitales de cuadernillos Rubio se han incrementado un  270% durante marzo en comparación al mismo mes del año pasado, algo  "insólito" y que la compañía valenciana cree que se debe a que padres  y profesores quieren ayudar con el repaso y el refuerzo en casa  durante el confinamiento por el coronavirus. La subida contrasta con otras circunstancias adversas a las que  los clientes se enfrentan en esta crisis, ya que "muchos no cuentan  con plataformas online y lo van a pasar mal", lo que para Rubio podrá  suponer un estancamiento a la larga en la demanda.
 
Esta situación se produce justo en un año "especialmente bueno"  para la editorial, que acumulaba un incremento en ventas de casi el  35%. De hecho, la pandemia ya ha impactado negativamente en otros  ámbitos como en su 'flagship store', cerrada temporalmente. "Aún es pronto para tener una fotografía completa de cómo nos  afectará esta situación", expone en un comunicado el director  general, Enrique Rubio, con la voluntad de "atender a las familias,  ayudar a los distribuidores y cuidar de la gente". 
 
Para los consumidores de los cuadernos, principalmente maestros y  familias con niños pequeños, Rubio abrió gratuitamente el contenido  de su 'app' y reforzó sus recursos para que los pedidos lleguen a  todos los hogares. También quiere evaluar medidas para facilitar los  pagos de los clientes. Hace unos días liberó todo el contenido disponible en su  aplicación 'iCuadernos', compatible con iOS y Android, y reforzó su  estructura para dar cobertura a los pedidos en su tienda online, con  el objetivo de lograr que "todos los niños puedan aprender de manera  divertida desde sus casas". Desde que se inició la cuarentena  "se ha disparado" la demanda de productos, con roturas de stock en grandes  plataformas de distribución online. 
 
A nivel interno, la firma puso en marcha un plan de actuación para  proteger a sus trabajadores y contener la propagación del virus, con  teletrabajo, equipos estancos para trabajar en las imprentas y  gestión logística de pedidos, guardando las recomendaciones indicadas  por las autoridades sanitarias. Los que sí se vieron afectados directamente por esta situación son  sus tres empleadas de la tienda física Rubio, incluidos en un ERTE.  La editorial promete compensarlos económicamente cuando se retome el  funcionamiento del establecimiento para garantizar que podrán  mantener su poder adquisitivo.