900 20 30 50 atención sanitaria

La Casilla alberga a los sintecho en Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao habilita este polideportivo así como el de Deusto para atender a los usuarios del albergue de Altamira para cumplir las normas sanitarias de emergencia

15.03.2020 | 01:15
Usuarios de Altamira dormirán en los polideportivos habilitados en Deusto y La Casilla. Foto: O. M. B

Bilbao – El Ayuntamiento de Bilbao ha habilitado los polideportivos de La Casilla y Deusto para desviar a personas sin hogar que hasta ahora se encontraban en el albergue de Altamira. La razón, según han explicado a DEIA fuentes municipales, es cumplir las normas sanitarias de emergencia que en estos momentos no se pueden garantizar en el dispositivo de Altamira donde las camas están demasiado juntas y por tanto no guardan las medidas aconsejadas de metro y medio de separación establecidas por las autoridades.

Desde el Ayuntamiento de Bilbao se están preocupando de que los protocolos para evitar el contagio del coronavirus se apliquen en toda la ciudadanía por lo que han tomado esta determinación dado que el espacio del albergue de Altamira no permite separar las camas. La medida no obedece en ningún caso a un problema de saturación de los dispositivos que pone en marcha el Ayuntamiento para ofrecer un lugar donde pernoctar a las personas sin hogar. De hecho, fuentes del Consistorio aseguraron ayer que no existe saturación en los dispositivos municipales en estos momentos. Al mismo tiempo aprovecharon para desmentir que se trate de hospitales de Campaña, tal y como se ha difundido en algunas redes sociales. Durante el día de ayer se trasladó en algunos círculos que el Ayuntamiento estaba instalando hospitales de Campaña también en Miribilla, aspecto que los propios miembros de emergencias también rechazaron.

230 plazas El Consistorio cuenta durante todo el año con una red de 230 plazas para emergencias han rechazado personas sin techo distribuidas en los albergues de Elejabarri, Uribitarte, los centros de Lagun Artean y Hontza y Lurberri. Además de noviembre a abril, durante el periodo invernal, se refuerzan con ochenta plazas repartidas en otros dispositivos entre los que se encuentra el de Altamira y Claret.

El recurso situado en este mismo barrio se inauguró en noviembre de 2018. En diciembre de 2019 se volvió a abrir este dispositivo que ofrece 71 camas extras para atender a las personas en exclusión. Se trata de uno de los que más plazas dispone para garantizar que nadie se quede en la calle durmiendo, pero su disposición en modo literas hace que ante una situación de pandemia no sea aconsejable cubrir toda su ocupación.

La solución ha pasado por desviar parte de las personas que allí duermen a los polideportivos mencionados mientras dure la situación de crisis sanitaria en la que está inmersa el país.

noticias de deia