TELÉFONO DE ATENCIÓN SANITARIA: 900 20 30 50

Sin clases; pero no son vacaciones

La suspensión de la actividad lectiva presencial decretada en Euskadi somete a examen la autonomía docente y la madurez digital de cientos de centros, así como la capacidad del país para la conciliación

13.03.2020 | 02:09

Bilbao – Era una noticia esperada y al fin llegó. El Gobierno vasco decretó ayer el cierre de todos los centros educativos, desde las haurreskolas a la universidad. Durante los próximos quince días, medio millón de estudiantes no podrá acudir a clase para prevenir la expansión del coronavirus. Pero, tal y como puntualizó ayer la consejera de Educación, Cristina Uriarte, el "cierre temporal de la actividad docente presencial" no son unas vacaciones. Seguirá corriendo materia, seguirá habiendo deberes, la universidad seguirá mandando al alumnado trabajos y lecturas€ Todo, eso sí, se hará de forma telemática y supondrá todo un test para la autonomía docente de cada centro y para su madurez digital. Ante la ausencia de unas directrices oficiales únicas –ni siquiera se sabe si se atrasará la selectividad o se suspenderá si la epidemia se agrava– cada colegio, instituto y facultad funcionará de manera autónoma con el fin de que el alumnado "mantenga diariamente una rutina y unos hábitos de estudios en sus domicilios" .

Así reza la carta que el Departamento de Educación envió ayer a toda la comunidad educativa para informar de la decisión adoptada para evitar la propagación del covid-19 a través de un segmento tan propenso a los contagios, como es la población escolar. Pasadas las 13.00 horas llegó la confirmación oficial, por boca de la consejera de Sanidad, Nekane Murga, de una noticia que horas antes ya incendiaba los grupos de WhatsApp de madres y padres, quienes se han convertido estos días en termómetros avezados de la actualidad informativa.

A partir de la confirmación oficial de la cuarentena escolar contra la pandemia, la maquinaria en los centros se puso en marcha para afrontar no solo la avalancha de llamadas y mensajes de miles de familias preocupadas, muchas veces por encima de sus propias incertidumbres, sino para establecer cómo será la vida lectiva a partir de ahora. Apenas unos minutos después de que las consejeras de Sanidad y Educación comparecieran ante la prensa, todos los centros enviaron a su personal y a las familias una comunicación on line con la decisión, emplazándoles a futuras comunicaciones para informarles de la nueva realidad educativa desde casa.

La mayoría de los centros trabajarán a través de las plataformas digitales habituales como Alexia, Goombook, MidesClasroom o mandarán deberes a través del correo electrónico. Pese a lo previsible de la suspensión de la actividad docente, no todos los centros tiene aún muy clara la programación de las próximas dos semanas o cómo afectará a las evaluaciones previstas. Otros centros, como la Ikastola Lauro o el Instituto Unamuno, uno de los más avanzados en materia de digitalización de la red pública, lo tienen más que claro. A partir del lunes harán vida normal con clases on line en tiempo real con el profesorado en el aula y el alumnado conectado a través de los iPad. Ayer a las 17.00 horas, la dirección del IES Unamuno envió a las familias un programa detallado del plan de teletrabajo organizado: dará las notas de la segunda evaluación por Alexia, retrasará los exámenes pendientes de Bachillerato para después de Semana Santa o mantendrán las clases de refuerzo de Hauspoa vía digital.

El instituto ha instalado en los iPad del alumnado dos aplicaciones para poder llamar y seguir las clases en directo, capando cualquier otro programa que pueda distraer la atención. Los chavales tendrán que estar conectados a las 8.15 horas desde sus casas para asistir a la asignatura de primera hora y se pondrá falta de asistencia si se detecta por Alexia que no se siguen las clases, como en la vida real. Y como en la vida real, el alumnado parará en casa en su hora de recreo. Así, a partir del lunes cada docente de muchos centros se conectarán con su grupo en la hora de la clase correspondiente, pautando el trabajo a través de las diferentes aplicaciones: Classroom, Hangouts, Moodle€

Otros centros, como varios institutos de Ezkerraldea consultados, aún no sabían cómo iban a funcionar y cómo iban a garantizar las rutinas escolares al alumnado que no tiene ordenador ni conexión de Internet en casa. "La verdad es que no nos han dicho nada desde la dirección, ni sabemos cómo vamos a funcionar. A ver mañana (por hoy) si nos aclaramos", confesaba ayer a DEIA una docente de un centro público de Barakaldo. La incertidumbre, como es lógico en una situación excepcional como la de esta crisis sanitaria, es más que comprensible. Pero por los testimonios recabados ayer parece que el profesorado vasco, al igual que está haciendo el personal de Osakidetza, se adaptará y echará el resto para que la pandemia altere lo menos posible la vida académica de medio millón de estudiantes.

¿Esta será igual que antes del coronavirus? No, seguro que no. ¿Cómo será? La respuesta se sabrá día a día. La única certeza es que hoy es el día 1 de la vida académica en Euskadi con covid-19. ¿Mañana? Ya se verá porque aún quedan muchas incógnitas en el aire, importantes sí, pero que nada tienen que ver con un problema de salud pública de esta dimensión. ¿Se mantendrá el calendario de evaluaciones? ¿Qué pasará con la selectividad? ¿Se devolverán los recibos del comedor y del transporte escolar? ¿Se ampliará la cuarentena si la epidemia avanza? ¿Cómo harán las familias para conciliar la cuarentena con su vida laboral si usar a los abuelos no es una opción? ¿O cómo se garantizará la educación al alumnado con necesidades especiales, que en Euskadi se cuentan por miles?

Son más las preguntas que las respuestas recibidas de las autoridades competentes del Gobierno vasco, que ayer se volvieron a limitar a informar del cierre temporal de la actividad docente, lanzar un mensaje de tranquilidad y recordar las recomendaciones de Sanidad para evitar la propagación del virus.

60.000 estudiantes

Las tres universidades, a medio GAS

Formación virtual. La Universidad del País Vasco, la Universidad de Deusto y Mondragon Unibertsitatea, al igual que el resto del sistema educativo, suspenderá los próximos quince días su actividad docente presencial. Unos 60.000 estudiantes no podrán acudir a clase, como en otras zonas del Estado y países europeos. Aún así se seguirá impartiendo materia de forma virtual en base al sistema que haya determinado o fije cada una de las facultades a través de los sistemas telemáticos que ya usan o de otros habilitados ex profeso por la crisis. No obstante, el resto de la actividad –como la del personal investigador y del profesorado– se mantendrá como hasta ahora.

Otros apuntes

Funerales

INtimidad. Los funerales de personas fallecidas con el coronavirus se celebran en la más estricta intimidad familiar por indicación de las autoridades sanitarias. Por otra parte, la Diócesis de Bilbao ha pospuesto las catequesis, aunque mantiene las celebraciones de misa habituales. No obstante, el Obispado aconsejó que las personas enfermas, de edad avanzada o con "riesgo potencial" se abstengan "en lo posible" de acudir a las eucaristías. Asimismo, recomienda que "se utilicen los templos grandes, mejor que las capillas pequeñas".

Diócesis

Youtube y Arantzazu. La Diócesis alavesa suspendió desde ayer hasta el próximo 3 de abril el culto en todas las iglesias. Desde mañana, los canales de difusión diocesanos en YouTube y Facebook, retransmitirán en directo durante todos estos días una misa desde la capilla del Obispado, en una hora que anunciarán. Otra medida tomada es la de retrasar la celebración de festividades religiosas públicas, bodas y funerales. La Diócesis de Donostia, por su parte, canceló la tradicional subida a Arantzazu, prevista para el 4 de abril, y la peregrinación diocesana de la Hospitalidad de Lourdes, en mayo.

Pensionistas

Interrupción. Las asociaciones de pensionistas de la CAV y Nafarroa suspenden hasta el 20 de abril las concentraciones de protesta que protagonizan todos los lunes desde hace más de dos años como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Mascotas

Libres. La Organización Mundial de la Salud asegura que "no hay pruebas" de que los animales de compañía como perros o gatos puedan estar infectados con el coronavirus, por lo que no pueden propagarlo.

'Streaming'

Información. El miércoles, la comparecencia de la consejera de Salud, Nekane Murga, ya se hizo en el atrio de Lehendakaritza, un espacio amplio para evitar la concentración de periodistas en un recinto pequeño. Ayer, el Gobierno vasco anunció su intención de ir sustituyendo las ruedas de prensa presenciales por el 'streaming' como medida de contención ante el coronavirus. Las organizaciones de Jóvenes por el Clima de una docena de países europeos acordaron que sus manifestaciones de los viernes se seguirán realizando, pero a partir de ahora serán 'on line'.