Alerta mundial por el coronavirus

Euskadi roza los 200 casos y Gasteiz anula los actos cerrados para más de mil personas

Los 49 positivos detectados ayer confirman las medidas de refuerzo adoptadas para tratar de contener el covid-19

11.03.2020 | 01:25

Gasteiz – Los 49 nuevos casos de coronavirus registrados ayer en Euskadi elevaron a 197 el número de personas afectadas por esta enfermedad en la geografía vasca, de los que 153 corresponden a Araba. Un escenario sobre el que el Gobierno vasco no se planteaba, al menos ayer, limitar la movilidad de los residentes en ese territorio. El Ejecutivo, no obstante, ya ha empezado a adoptar medidas para reforzar el teletrabajo en el sector público para contribuir a la contención de la epidemia.

El incremento de los positivos por covid-19 en Euskadi ha registrado una estabilización en las últimas 24 horas, en las que de los 46 nuevos casos registrados el lunes se pasó ayer a 49 nuevos positivos. En todo caso, la consejera de Salud, Nekane Murga, afirmó que es "muy pronto" para poder determinar si esta estabilización responde a un cambio en la evolución epidemiológica. De hecho, algunas voces expertas prevén que el pico del covid-19 llegue a comienzos de abril o mayo.

El Ejecutivo se reafirmó ayer en la suspensión de la actividad lectiva de los centros educativos de Gasteiz y Labastida. Hasta el momento, se han detectado cuatro positivos por coronavirus entre menores de edad del territorio alavés. La consejera de Salud reiteró que la decisión responde al objetivo de evitar que los niños o jóvenes puedan contraer la enfermedad y transmitírsela después a colectivos de riesgo. Tras reconocer que es "complicado" para los padres tener a sus hijos en casa, Nekane Murga remarcó que es "una medida excepcional en un momento excepcional" y "la salud pública exige en ocasiones tomar medidas que sabemos que pueden tener repercusión en el día a día".

Por ejemplo, estudiar caso por caso las actividades que reúnan a más de 5.000 personas, las restricciones de las visitas a urgencias hospitalarias o a centros sociosanitarios, o la toma de la temperatura a los niños de toda Euskadi antes de enviarles al colegio. Un plan de choque al que se ha sumado un paquete de medidas adicionales para hacer frente al covid-19. Las más drásticas afectan a las zonas de transmisión comunitaria "significativa", según detalló ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, donde se incluyen Gasteiz y Labastida. Se trata de la suspensión de todas las actividades colectivas previstas en espacios cerrados y que impliquen a más de 1.000 personas a partir de la jornada de hoy. En caso de que los recintos tengan un aforo inferior a ese millar de espectadores, los eventos que tengan programados solamente se podrán celebrar si éstos reducen su aforo habitual en un tercio, apostilló el ministro.

Respecto a la posibilidad de extremar el rigor en las medidas de contención, especialmente en el caso de Araba, la consejera Murga descartó restringir la libertad de movimientos de los ciudadanos para evitar que puedan desplazarse a otras zonas de Euskadi o a otras comunidades autónomas. "Estamos en un momento de contención, pero no se limita la movilidad. No podemos ni debemos avanzar medidas que no son de aplicación en este momento", zanjó. El Ejecutivo, no obstante, sí ha empezado a adoptar medidas para, de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio, extender el sistema de teletrabajo en tierras alavesas como forma para combatir la expansión del covid-19.

No en vano, la mayor parte de los nuevos positivos corresponden a Araba, con 31 contagios, mientras que en Bizkaia ayer se habían detectado 15 nuevos y en Gipuzkoa, tres. De las 153 personas infectadas por coronavirus en Araba, 51 están hospitalizados, mientras que en Bizkaia hay 36 contagiados (18 de ellos hospitalizadas) y en Gipuzkoa hay ocho contagiados, de los que tres permanecen en el hospital.

Otros apuntes

Ertzaintza

Notificaciones en Labastida. Ertzainas de la Brigada Móvil ataviados con trajes de protección especial están notificando presencialmente en domicilios de la localidad alavesa de Labastida los aislamientos a personas que deben guardar cuarentena a causa del coronavirus. Labastida está situada a pocos kilómetros de la localidad riojana de Haro, un importante foco del coronavirus con al menos 55 casos confirmados que se pudieron contagiar durante su asistencia a un funeral celebrado en Gasteiz.

Enkarterri

Cierre de la EOI. La Escuela Oficial de Idiomas de Zalla suspendió ayer las clases tras detectarse dos casos de coronavirus. El centro, ubicado en el núcleo de Aranguren, informó por correo electrónico de la suspensión de las clases hasta nuevo aviso a los alrededor de 500 alumnos. En el mensaje enviado se señala que "ante dos casos de coronavirus en un mismo grupo, ya avisado, Salud Pública nos insta a suspender las clases hasta nuevo aviso".

Huelga

Limpieza. El Departamento de Trabajo del Gobierno vasco dictó ayer una orden de servicios mínimos del 100% para la huelga de las trabajadoras de limpieza subcontratadas por el Departamento de Educación, dejando, por tanto, de facto sin efecto la huelga que mantenía este colectivo.

Diócesis

Más recomendaciones. La Diócesis de Bilbao publicó ayer nuevas recomendaciones con el fin de contener la expansión del coronavirus, entre ellas "posponer y, si fuera necesario, suspender, los eventos y actividades que congreguen mucho público", como campamentos, retiros, catequesis, encuentros, viajes,.... Las nuevas pautas que se proponen también incluyen que "el presidente de las celebraciones" se lave las manos –con alcohol o con un gel desinfectante– antes del momento de la consagración y a la vista de la comunidad y que procedan del mismo modo quienes vayan a dar la comunión.

Familias

Patria potestad. La Asociación Española de Abogados de Familia recomienda "sensatez" a los padres y madres divorciados con hijos menores, así como "reparto de cargas" a la hora de quedarse a cargo de los hijos tras el cierre de centros escolares. En cualquier caso, aconsejan a los progenitores que tengan en cuenta el interés del menor. La asociación advierte de que la situación actual es "excepcional" y que, "en el ejercicio de la patria potestad, pueden tomarse decisiones unilaterales si la urgencia lo requiere".