sindrome del hombre lobo

Un juzgado de Torrelavega abre diligencias por la hipertricosis en bebés

Tomaron medicamento con omeprazol que en realidad  llevaba minoxidil

09.02.2020 | 13:52
Un bebé recién nacido.

Tomaron medicamento con omeprazol que en realidad  llevaba minoxidil

SANTANDER. Un juzgado de Torrelavega ha abierto diligencias por la  hipertricosis en bebés tras las ya iniciadas por la Fiscalía de  Cantabria por la denuncia de los padres de los cuatro primeros bebés  a los que se administró el medicamento con omeprazol que en realidad  llevaba minoxidil -compuesto que se usa en tratamientos contra la  alopecia-, aunque actualmente ya son diez los bebés afectados en la  región.

Fuentes de la Fiscalía General del Estado han informado de la apertura de estas diligencias para investigar el caso de  los bebés cántabros afectados por ingerir el omeoprazol con  crecepelo.

El inicio de este procedimiento se produce después de que las  familias de esos primeros cuatro bebés, todos ellos tratados en el  centro de salud de Los Corrales de Buelna, presentarán una denuncia  penal contra un laboratorio, empresas importadoras y distribuidoras  de medicamentos y dos farmacias por fabricar, distribuir y vender el  producto crecepelo.

Tras esa denuncia, a principios de agosto, la Fiscalía de  Cantabria abrió diligencias en torno al caso de esos cuatro primeros  bebés afectados y cuyos padres denunciaron, y ahora el caso ha pasado  a manos de un juzgado de Torrelavega, que "ha abierto procedimiento  por estos hechos", según la Fiscalía General del Estado.

Esos primeros cuatro niños fueron diagnosticados de reflujo  gastroesofágico en el centro de salud de Los Corrales de Buelna,  donde les prescribieron una fórmula magistral elaborada con  omeprazol, que ingirieron durante varios días. Ese preparado que se  suministró a los menores fue elaborado en una farmacia de Los  Corrales de Buelna y también en otra de Santander.

Los padres se alertaron por la aparición de vello en los menores,  sobre todo en la zona facial, y desde el centro de salud se dio  comunicación al Servicio de Farmacovigilancia de Cantabria.

La reacción adversa se notificó a la Agencia Española del  Medicamento y Productos Sanitarios el pasado 12 de junio, que ordenó  la retirada del producto del mercado, aunque en agosto ha seguido  ordenando la retirada de más lotes del omeoprazol contaminado y  fabricado por una farmacéutica india.