llevaba décadas como voluntario

Fallece un operario de la plaza de toros de Benavente por la cogida de un astado

El fallecido se encargó de la apertura de la puerta de salida al ruedo del astado

09.02.2020 | 06:15

El fallecido se encargó de la apertura de la puerta de salida al ruedo del astado

ZAMORA. El suceso se ha producido sobre las 18.40 horas, cuando iba a salir al ruedo el primero de los toros participantes en el concurso y este operario que trabajaba como voluntario se encargó de la apertura de la puerta de salida al ruedo del astado, han informado fuentes municipales.

El toro se ha dado la vuelta repentinamente y ha pillado al fallecido en el pasillo entre los toriles y la salida al albero, donde le ha empitonado y le ha causado heridas mortales.

Los servicios sanitarios atendieron de forma inmediata al hombre, aunque no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El suceso ha hecho que se suspendiera el espectáculo de cortes que iba a dar comienzo y al que habían asistido cerca de dos mil personas. 

Del mismo modo, se han suspendido otras actividades festivas previstas en la jornada dominical en señal de duelo.

El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, ha lamentado lo ocurrido y ha anunciado que la Corporación municipal adoptará alguna medida para mostrar sus condolencias por un suceso que ha conmocionado a todos los benaventanos.

El fallecido llevaba décadas como voluntario encargado de las labores de la puesta a punto de la plaza de toros y los trabajos de apertura de puertas y toriles cuando se celebraban espectáculos taurinos.

Luciano Huerga lamentó en declaraciones la fatalidad que hizo que el toro, tras salir por la puerta de toriles se dio media vuelta y aunque él intentó cerrarla como hace habitualmente no le dio tiempo y le pilló en el pasillo.

De la víctima, Huerga recordó que llevaba toda la vida como voluntario encargado de cuidar la plaza a lo largo del año.

"Vivía aquí, la plaza era su vida", indicó el alcalde de Benavente, quien detalló que Santiago, además de aficionado a los toros, era peñista y vivía plenamente las fiestas del toro enmaromado.

Las lesiones sufridas por el encargado del toril fueron "incompatibles con la vida" y aunque rápidamente fue atendido por los servicios médicos de la plaza no pudo ser reanimado, a pesar de que había un quirófano con motivo del festejo taurino.

El suceso se ha producido durante las fiestas del toro enmaromado de Benavente, que el próximo miércoles vivirán su día grande con la popular carrera de un toro atado a una maroma que recorre las calles de esta ciudad.