no hubo heridos

Empotra su coche en las Urgencias de Basurto

El hombre de 30 años fue detenido por conducción temeraria y daños en bienes públicos

Además, agredió a un chófer de ambulancias

09.02.2020 | 01:15
El hombre empotró su vehículo en el interior del centro hospitalario. Fotos: DEIA
Empotra su coche contra el mostrador de Urgencias de Basurto tras decirle que su familiar debía esperar

El hombre de 30 años fue detenido por conducción temeraria y daños en bienes públicos

Bilbao - El hospital de Basurto vivió en la madrugada de ayer una jornada de tensión. Un hombre empotró su coche en el interior de las Urgencias del centro hospitalario, afortunadamente, sin causar ningún herido. La Policía Municipal detuvo al conductor del vehículo por conducción temeraria y daños en bienes públicos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 02.00 horas de la madrugada de ayer. Un hombre de 30 años acudió al hospital de Basurto para acompañar a un familiar de avanzada edad que se encontraba indispuesto a las Urgencias del hospital bilbaino. El personal médico, tras recoger los datos del paciente, le comunicó que debían permanecer en la sala de espera para posteriormente ser atendido.

Según informaron ayer fuentes del Ayuntamiento de Bilbao, segundos más tarde, el hombre detenido empotró su coche, un Seat Córdoba, contra las puertas de Urgencias. Fruto de ese brutal choque, el vehículo se introdujo en el interior del centro hospitalario y llegó a la altura del mostrador de recepción, sin causar ningún herido. En ese instante, el caos, el miedo y los gritos se hicieron protagonistas del centro hospitalario por la incertidumbre que había generado el suceso.

El conductor se bajó del vehículo y sin mediar ni una sola palabra agredió a un conductor de ambulancias que se encontraba en el interior del servicio de Urgencias.

Tras el caos generado, a los pocos minutos de que ocurriese el suceso, varios agentes de la Policía Municipal se personaron en el lugar de los hechos y se encontraron con que la persona que empotró su vehículo contra el mostrador de recepción del centro hospitalario "estaba muy exaltada y agresiva", según informaron fuentes municipales. El hombre se negó a realizar la prueba de alcoholemia y, finalmente, los agentes de la Policía Municipal detuvieron al hombre de 30 años acusado de conducción temeraria y daños en bienes públicos.

Por su parte, el sindicato sanitario ESK mostró, a través de la red social Twitter, su total rechazo ante los hechos ocurridos y aseguró que la plantilla se siente insegura. "Tras el incidente en el que un vehículo ha irrumpido en el servicio de Urgencias de Basurto, ESK quiere mostrar su preocupación ante la gravedad de los hechos y mostrar su solidaridad con la plantilla que ha expresado reiteradamente sentirse insegura. #seguridadLaboral".