segunda y última sesión del juicio

La Guardia Civil encontró ADN y pelo de la víctima en el maletero del Chicle

Eligió de manera premeditada por tener un maletero "estanco", desde el que no se podía "escapar"

09.02.2020 | 00:21
José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle.

Eligió de manera premeditada por tener un maletero "estanco", desde el que no se podía "escapar"

SANTIAGO DE COMPOSTELA. En la segunda y última sesión del juicio han declarado los peritos de la Unidad Central de la Guardia Civil, especialistas en ADN, que analizaron varias muestras del vehículo de Enrique Abuín y una palanqueta que, según él dijo, llevaba en la mano en el momento del forcejeo, ya que había intentado forzar un coche.

De entre todas las muestras, los agentes localizaron ADN de la víctima (con una seguridad de más del 99%) en el "paso de la puerta del maletero", así como dos pelos de ella, lo que contradice la versión del acusado, que sostuvo que el forcejeo se produjo lejos de su vehículo y que en ningún momento abrió el maletero o trató de meter a la joven dentro.

Por otra parte, en la palanca que portaba Abuín Gey (y que, según su versión, la joven pudo confundir con un cuchillo), solo se ha encontrado ADN del Chicle, a pesar de que la víctima aseguró que en un momento dado había agarrado el objeto que El Chicle le puso en la nuca y que creyó que era un cuchillo.

ELECCIÓN DEL VEHICULO

Otro de los peritos que han declarado este jueves ha explicado que, aunque desde marzo a diciembre de 2017, Enrique Abuín hizo uso de un nuevo vehículo adquirido a inicios de año (un Audi A4), el día de la agresión empleó su antiguo coche, a nombre de su mujer, un Alfa Romeo que también conducía el día de la desaparición de Diana Quer.

Sin embargo, para los investigadores que han declarado en el juicio, la elección no es casual. Sobre ambos vehículos, los agentes han apuntado que la diferencia radica en que el Alfa Romeo tiene un "maletero estanco", esto es, que no es posible pasar de él al habitáculo, mientras que el Audi no.

En este sentido, y a pesar de que el Alfa Romeo tiene una apertura más pequeña, los peritos han explicado que el Audi A4 de Abuín Gey "no tiene un compartimento estanco", por lo que, "a la mínima resistencia que se haga en el maletero, se puede pasar al habitáculo", que está separado solo "por una lona" y una bandeja "deslizante".

Según los agentes, tienen constancia de que entre marzo y diciembre, Enrique Abuín empleó su nuevo vehículo, que activó los lectores de matrícula de las vías de alta capacidad, mientras que el Alfa Romeo dejó de hacerlo hasta días antes del ataque de Boiro. Además, debido a que estaba sometido a una "discreta vigilancia", pudieron observar que quien conducía el Audi era él.

RECONOCIERON SU VOZ

Este jueves han vuelto a narrar en sede judicial que fue uno de los agentes de la Guardia Civil el que identificó la voz del Chicle en la grabación de Whatsapp, dado que lo conocía como sospechoso del caso Diana Quer y de las causas por tráfico de drogas anteriores, por las que había tenido "intervenidas sus comunicaciones bastante tiempo". "Se conocía claramente su voz", ha apuntado, tras lo que ha precisado que el agente en cuestión lo identificó "sin género de dudas".

A mayores, tanto la víctima como uno de los testigos reconocieron también "sin género de dudas" a Abuín Gey entre las fotografías que se le mostraron, algo que se suma a que tenía un vehículo de la misma marca y modelo de la que hablaba la joven y cuya matrícula coincidía con la parte de numeración que recordaba.

Las periciales psicológicas de la víctima, que también se han practicado en esta sesión, han acreditado que la joven padece secuelas de este tipo a raíz de la agresión y que debe todavía continuar con su tratamiento.

noticias de deia