ante el "estancamiento" del conflicto

Familias de la red concertada instan al Gobierno vasco a "tomar medidas"

08.02.2020 | 02:48
Familias de la concertada de alrededor de 40 centros se manifiestan en Bilbao para exigir una solución

Familias de la concertada de alrededor de 40 centros se manifiestan en Bilbao para exigir una solución

BILBAO. Cientos de personas se han manifestado este sábado por las calles  de Bilbao tras una pancarta en la que se podía leer 'Gure  seme-alabengatik Solución Ya. Escuela concertada', en una marcha que  ha finalizado en la plaza del Teatro Arriaga con la lectura de un  manifiesto.

Con la movilización, las familias han mostrado su preocupación  ante la decisión de los sindicatos ELA, LAB, Steilas, CC.OO. y UGT de  convocar otros diez días de huelga en los centros de iniciativa  social de la enseñanza concertada vasca, repartidos entre los meses  de marzo, abril y mayo.

En declaraciones a los medios de comunicación, representantes de  las Ampas han lamentado que las partes en conflicto se echen "la  pelota" unos a otros, y han instado a la consejera de Educación,  Cristina Uriarte, a "tomar medidas" ante la situación generada.

Cuestionados por la aprobación en el Parlamento Vasco de las tres  leyes de medidas presupuestarias urgentes entre las que se incluye la  que contempla el aumento de los salarios del personal de la enseñanza  concertada, desde las Ampas han señalado que la subida no es  suficiente para los sindicatos, al reclamar estos también una rebaja  de horas, por lo que "no ha cambiado nada".

"Las patronales también tienen que tomar una determinación después  de llevar diez años sin convenio", han señalado, al tiempo que han  acusado a las tres partes en conflicto-patronal, sindicatos y  Gobierno vasco, por "no ceder y no sentarse a negociar".

Asimismo, han considerado que los servicios mínimos decretados no  garantizan la "seguridad" de los alumnos y han lamentado que ni  patronal ni sindicatos hayan solicitado todavía la presencia de un  mediador.

FINANCIACIÓN

En la movilización han tomado también parte representantes del PP  vasco, entre ellos su secretaria general, Amaya Fernández, que, en  declaraciones a los periodistas, ha denunciado que se trata de un  conflicto que no se puede reducir al ámbito "laboral", sino que  requiere la implicación del Gobierno vasco por ser "el encargado de  garantizar la financiación".

"Los niños que están en el escuela concertada tienen una  financiación de 5.000 euros por alumno y los que están en la pública  de 9.000 lo que lleva a una situación de brecha que está en el origen  del conflicto", ha argumentado, al tiempo que ha exigido al Gobierno  Vasco que se implique en una solución y se "recorte la brecha  existente".