Miembro de Gogoan por una memoria digna

Xabier Mugarza: "Es una buena noticia; aunque llega tarde, mejor eso que nunca"

Reclama que la decisión del EPPK sea el preludio de la desaparición de "pintadas, carteles y demás parafernalia"

06.12.2021 | 00:16
Xabier Mugarza. Foto: DEIA

 "Ante todo es una buena noticia", destaca Xabier Mugarza, miembro de Gogoan por una memoria digna. "Con todos los matices que se hagan, pero es un paso adelante. Algo que estaba exigiendo una parte de la sociedad, y que aunque llega tarde, mejor tarde que nunca". Cree que "hay que agradecer muchísimo" a los colectivos de víctimas, porque "en parte esta decisión sobre el final de los ongietorris es debida a la presión que han metido estas asociaciones, que han hecho de avanzadilla de la sociedad". Una labor, asegura, que "cualquier sociedad digna tendría que haberla hecho en su conjunto".

Mugarza entiende que este asunto "va más allá del dolor" que pueda provocar a las víctimas. "A algunas los ongietorris les causará muchísimo sufrimiento, a otras ya les dará todo igual", pero estos "no son de recibo porque una sociedad digna no puede aceptarlos, como actos que glorifican una determinada trayectoria criminal". Acusación que basa en una comparativa: "Solo han tenido ongietorris un determinado grupo de presos. Cualquiera que se haya ido a la Vía Nanclares o se haya apartado de ETA no los ha tenido". Si bien Mugarza matiza que puede "haber gente que haya ido a un ongietorri sin ninguna intención de hacer daño a las víctimas o de glorificar ese recorrido".

Para este miembro de Gogoan se ha dado un "avance", pero "tras este paso deberían seguir otros". "Por pura lógica –opina–, y si realmente es sincero el trasfondo de la decisión, deberían empezar a desaparecer las pintadas, carteles y demás parafernalia en todos los pueblos, porque no se puede admitir la presencia de los victimarios en las calles".

Por consiguiente, Xabier Mugarza entiende que asociaciones como Gogoan tienen que "seguir explicitando que hay temas morales y éticos que están por encima de otras cosas". De momento, quiere pensar que se ha dado un paso desde la "empatía" y no desde el "puro tacticismo", pero le genera dudas el lenguaje empleado y una actitud que considera carente de autocrítica. A partir de ahora, señala, hay que romper el silencio de ciertos colectivos, y respecto a "la izquierda abertzale o a la gente que ha apoyado los ongietorris, hacerles ver el desastre que han generado".

noticias de deia