Iñigo Urkullu presiona a Pedro Sánchez para prorrogar el estado de alarma

Alega que no es una pandemia localizada sino global, así como la indefinición de Sánchez

30.04.2021 | 01:15
Pedro Sánchez, durante un acto ayer jueves en Madrid.

La del covid-19 no es una pandemia localizada en determinadas zonas geográficas, sino global. Este factor, unido a la incertidumbre y la falta de alternativas planteadas por el presidente español, Pedro Sánchez, para el escenario posterior al fin del estado de alarma, previsto para el próximo 9 de mayo, han llevado al lehendakari Iñigo Urkullu a seguir firme en su postura de reclamar que se prorrogue dicho estado de alarma en todo el Estado. Así, calificó de "muy cuestionable" la propuesta planteada la víspera por la vicelehendakari y líder del PSE, Idoia Mendia, de mantener esa situación excepcional solo en algunas comunidades autónomas, y mantuvo su presión a Moncloa pese a que ayer jueves fueron varios los ministros que insistieron en que el estado de alarma se irá para no volver.

En declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Parlamento Vasco, el lehendakari planteó la posibilidad de que dicha prórroga tenga una duración de dos meses, es decir, para mayo y junio, hasta situar la tasa acumulada de contagios por debajo de los 200 casos por cada 100.000 habitantes, en una primera fase, y por debajo de 60, con posterioridad. La petición de Urkullu la respaldaron también Castilla y León y Castilla-La Mancha. Urkullu se lo trasladó a Sánchez por carta la semana pasada, pero ayer jueves lamentó que ni siquiera ha obtenido un acuse de recibo. Explicó que no tiene constancia de que el Tribunal Supremo vaya a supervisar las decisiones de los tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas respecto a las medidas que adopte cada territorio, e insistió en buscar "herramientas jurídicas" que permitan "seguir combatiendo con éxito la pandemia".

Tras defender el miércoles la posibilidad de que el estado de alarma se aplique por comunidades autónomas, la secretaria general del PSE y vicelehendakari segunda, Idoia Mendia, negó que exista "ninguna fricción" entre el PNV y el PSE en torno a la conveniencia o no de mantener el estado de alarma más allá del 9 de mayo. A continuación advirtió, eso sí, de que este instrumento jurídico, cuya prórroga reclama Urkullu, "no es la panacea" para evitar los contagios de covid-19. "Todos compartimos la misma preocupación y tenemos el mismo objetivo. Queremos lo mejor para Euskadi, que se reduzcan los contagios y que se reactive la economía y el empleo", dijo respecto al sentir en el seno del Gobierno vasco.

Pese a las reclamaciones de Urkullu, desde el Gobierno español no dieron ayer jueves más pistas aparte de insistir en su determinación de dar carpetazo a la alarma. Así lo hizo la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que aseguró que "en el 99% de las ocasiones los tribunales han ayudado a los ejecutivos" al aplicar una medida para frenar el covid. No fue así en Euskadi, donde el TSJPV anuló el cierre de la hostelería decretado por el Gobierno vasco para las localidades con alta incidencia de coronavirus. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó por su parte que las estrategias que hay actualmente vigentes para controlar la transmisión del virus van a seguir en vigor más allá del 9 de mayo.

Críticas de Casado
 

Muy crítico con el Gobierno español se mostró el presidente del PP, Pablo Casado, acusó a Pedro Sánchez de "abandonar" a las comunidades autónomas al no querer aprobar un plan jurídico alternativo al estado de alarma. "¿Por qué no lo ha hecho Pedro Sánchez? Por una sola razón, porque lo he propuesto yo", afirmó durante un acto en Cantoblanco (Madrid). Pidió al presidente español "sensatez y responsabilidad" y aseguró que, "si ellos quieren, mañana mismo pactamos con los votos del PP un marco jurídico alternativo para contener el virus para que las autonomías tengan herramientas sin acudir a la excepcionalidad constitucional".

De nuevo en clave vasca, el portavoz del Ejecutivo de Gasteiz, Bingen Zupiria, calificó la situación de "preocupante" porque "no sabemos qué sucederá el 10 de mayo". En declaraciones a Euskadi Irratia, añadió que el objetivo del gabinete de Iñigo Urkullu es "tener unas garantías jurídicas para, si hay que tomar decisiones o mantener las actuales medidas, hacerlo con seguridad jurídica". "No sé cómo gestionaremos jurídicamente los próximos meses, lo que está claro es que tendremos que cumplir unas normas básicas", zanjó. Preocupa, entre otras cuestiones, el fin del toque de queda.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, coincidió con Urkullu y dijo que, "vistos los números", sería "más prudente ir alargando" el estado de alarma, aunque sea "en plazos más cortos". Lamentó por ello que Moncloa "está más preocupada por los turoperadores y por el movimiento turístico que por el control de la pandemia".

Gestión de la pandemia

Bildu y PP cargan contra Lakua

"Diferencias partidistas". La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, apeló al Gobierno vasco a aprovechar el margen que ofrece la legislación vasca para combatir la pandemia y que no esté "permanentemente rogando" al Gobierno español para que prorrogue el estado de alarma. Criticó además el "triste espectáculo" que están ofreciendo, a su juicio, Urkullu y Mendia con sus "diferencias partidistas" sobre el estado de alarma.

"Desgobierno". El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, denunció que las "divisiones y contradicciones" entre el PNV y el PSE respecto al estado de alarma evidencia el "desgobierno" del Ejecutivo vasco de coalición integrado por ambas formaciones.

"La prórroga del estado de alarma no es la panacea para evitar los contagios de covid-19"

Idoia Mendia

Vicelehendakari segunda

"Hasta que podamos controlar la pandemia vamos a seguir usando todas las herramientas"

Carolina Darias

Ministra de Sanidad

"Si ellos quieren, mañana pactamos un marco jurídico alternativo para contener el virus"

Pablo Casado

Presidente del PP

 

noticias de deia