Marlaska se enroca y rechaza una "investigación paralela" sobre Mikel Zabalza

El PNV le pide que inste a la Fiscalía a reabrir el caso, y que el Consejo de Ministros desclasifique la información secreta

17.03.2021 | 11:43
El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, charla con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El Gobierno español no tomará la iniciativa para arrojar luz sobre la muerte de Mikel Zabalza en 1985 aunque la verdad oficial esté siendo cada vez más cuestionada.

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha pedido este miércoles en el pleno al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que inste a la Fiscalía a reabrir el caso por la publicación de los audios del coronel Perote y el capitán Gómez Nieto, unas grabaciones donde se admite que el joven conductor de autobuses murió a causa de las torturas padecidas en el cuartel de la Guardia Civil en Intxaurrondo, y le ha solicitado también que haga lo que está en su mano: pedir al Consejo de Ministros la desclasificación de los documentos secretos sobre este caso.

El ministro no hará ninguna de las dos cosas. En primer lugar, sobre la reapertura del caso judicial, ha dejado la iniciativa a la acusación particular, asegurando que le corresponderá a ella pedir nuevas actuaciones. En segundo lugar, sobre la desclasificación de los documentos, ha dicho que tendrá que ser la autoridad judicial quien se dirija al Gobierno español para solicitar esas pistas si quiere abrir el caso aunque, de todos modos, Marlaska ha llegado a dudar en público de que estos textos existan, y se refiere a ellos como "hipotética" documentación.


CIERRE "EN FALSO" DE LA INVESTIGACIÓN

El PNV le ha dirigido una interpelación urgente que va a desembocar en una moción que exija actuar a la Fiscalía. Esteban se ha mostrado atónito por que el ministro pueda dar por buena la investigación judicial en el pasado, porque "se cerró en falso". En respuesta a Marlaska, que ha esgrimido que los audios no son nuevos y ya fueron valorados por el juez, el jeltzale le ha recordado que simplemente fueron descartados como prueba porque se dio por buena la palabra de Gómez Nieto, quien negó que esa voz fuese la suya.

Esteban ha recordado que el Parlamento navarro exige por unanimidad que el caso se esclarezca, y que ni siquiera tiene que ver con ETA, porque los detenidos tampoco llegaron a ser acusados, quedaron en libertad sin fianza, y volvieron a sus casas, salvo Zabalza, cuya desaparición fue explicada con un supuesto ahogamiento en el río Bidasoa en un intento de huida cuando iba a mostrar un zulo de la organización armada. Esta versión ha pesado como una losa sobre el ánimo de la familia, que soporta el doble escarnio de la muerte de Zabalza y de esta versión oficial. Esteban ha pedido "verdad y reparación" efectivas para una familia que ha perdido a un ser querido. Ha recordado que fue detenido junto a otras cinco personas, que no eran de ETA ("y ni siquiera simpatizante en el caso de Zabalza", como dijo Esteban que la madre apuntó en alguna ocasión). El jeltzale ha argumentado los cabos sueltos de este caso, que "ni el forense pudo asegurar el ahogamiento como causa de la muerte, por agua en el río", y que incluso Marlaska puede preguntar dentro de su gobierno por este caso, en alusión velada a que la ministra Robles conocía los manejos en Intxaurrondo y realizó una decidida purga.

FSE EN EUSKADI

"Entiendo el miedo y la presión de las fuerzas policiales en Euskadi, el aislamiento y la marginación a la que estaban sometidos. No seré yo quien justifique a ETA, que fue mesiánica y terrorista, pero no puede justificar vulneraciones de derechos o la defensa a ultranza de las personas que cometieron estos hechos desde posiciones acríticas. Eso no es democracia plena. La lucha contra ETA no justifica todo, y en este caso ninguno fue ni siquiera acusado", ha precisado Esteban, quien ha llegado a leer extractos literales de las grabaciones donde se admite el uso de la bolsa. Esteban ha afeado que " Gómez Nieto está en Honduras y ha sido ascendido". Tras afear a la fiscal Delgado que "se hiciera la sueca" en una pregunta anterior del PNV, ha pedido que el Gobierno "inste a la Fiscalía a reabrir el caso", y ha pedido también a Marlaska personalmente "que inste al Gobierno a desclasificar la documentación referente al caso, porque hay documentación clasificada". "Con la actual Ley de Secretos Oficiales no se puede si no es por un acto del Gobierno", ha aclarado.

Marlaska ha cerrado filas en todo momento con la investigación judicial de la época, que fue, a su juicio, "minuciosa", y que ya tuvo ocasión de analizar esos audios pero no vio pruebas suficientes. Eso sí, el ministro ha llegado a admitir en su intervención que se le estaba haciendo complicado dar la réplica en un asunto tan sensible que marcó tanto a Euskadi. Aun así, ha vuelto a decir que "será el poder judicial el que deberá determinar la pertinencia de la reapertura, que puede ser también solicitada por las acusaciones particulares", ha dicho, para añadir que se resolvería dando traslado al fiscal. La posición del Gobierno, en todo caso, sería simple y llanamente de colaboración cuando otros desencadenen los acontecimientos.

El ministro ha defendido que en 1988 ya "había jueces en Euskadi que estaban promocionando una justicia en derechos humanos", y que la lectura del auto "demuestra que la actuación fue impecable" con jueces como Giménez, aludió a la "pluralidad" de diligencias y a autopsias a petición de la familia, y una instrucción de más de 20 años con la imputación de tres agentes de la Guardia Civil y posteriormente otros cinco. Sin embargo, ha concluido que en el auto de archivo se dice que no se halló "absolutamente nada que pueda fundar un juicio mínimamente fundado", es decir, no se estimaba que concurriesen causas para abrir juicio oral. Ha dicho que se desestimó el valor probatorio de las grabaciones.

Por todo ello, Marlaska dice que serán los tribunales los que acuerden la reapertura, con actuaciones de las acusaciones y los fiscales. Sobre la desclasificación de secretos, dice que se hará "si la autoridad judicial lo entiende". "Si la autoridad judicial lo entiende, podrá acordar la desclasificación de los hipotéticos documentos, que no sé si existen en los términos que usted ha indicado. Lo que no podemos hacer es investigaciones paralelas ante un hecho como el que ha indicado", ha dicho, para rechazar investigaciones "prospectivas y previas".

Esteban ha respondido que "no vale decir que deben actuar las acusaciones particulares", sino que el Gobierno español debe moverse. Ha recalcado que "la llave la tiene el Gobierno español" pidiendo a la fiscal que actúe, y al Consejo de Ministros que se desclasifiquen los papeles. "Para arrojar luz sobre este caso, se necesita la diligencia del Gobierno. Aunque me diga que no, se lo seguiré pidiendo", ha zanjado. En su réplica final, Marlaska no se ha movido y ha rechazado "instrucciones paralelas" cuando la competencia es del juez y los fiscales y el Gobierno solo puede colaborar porque lo contrario, a su juicio, contraviene la ley.